La decadencia de la filosofía como ciencia

Hace un par de décadas la filosofía ha experimentado una decadencia en la academia, ya las universidades cada vez menos la filosofía forman parte de los Pensum de estudios, pues se le presta menos seriedad en los temas actuales de debate con rigor académico.

En el Salvador, incluso solo en la universidad de El Salvador existe la carrera de licenciatura en filosofía, existen diversos factores de esta decadencia, primero la falta de espacios laborales y la poca demanda, segundo la filosofía goza de una mala reputación, pues siempre se cuestiona que de la filosofía nadie come.

La filosofía se toma como algo absurdo y aburrido, y es selecto el interés de temas que lleven a pensar el aporte que nos brinda la filosofía como disciplina de estudio, incluso la producción de libros de filosofía se ha visto mermada por ese poco interés humano de estudiarla, y hacerla propia.

El filósofo de hoy en día parece una persona absurda e incomprendida, pues la falta de claridad nos ha llevado a desprestigiar y despreciar a una ciencia esencial en la búsqueda de nuestros orígenes humanos, y cada vez tenemos esa sensación de decadencia y desencanto aquel que estudia la vida y su realidad, pues no la vemos con el amor a la sabiduría como la concebía Platón, más bien la concebimos como una carga existencial y antagónica de nuestras propias concepciones de nuestra realidad.

Por ello que en este espacio podríamos revivir la pasión por la filosofía y reencontrarnos con nuestra esencia y transformar nuestra sociedad y volver a nuestra mística e interior.

Artículo de:

Litzardo Rivas (autor invitado):

Abogado, escritor y poeta. Cojutepeque, El Salvador, C.A.

Imagen | Pixabay

por autores invitados

¿Te gustaría escribir para nosotros? Puedes hacerlo enviando textos de forma esporádica o unirte a nuestro equipo permanente de autores. Para más información, envíanos un mail: contacto[at]filosofiaenlared.com

error: Content is protected !!