En medio de mi soledad, con tantas ideas y pensamientos que nublan mi mente, un cigarrillo en la mano, papel y lápiz en la otra, pensando en que no me queda más tiempo, “tiempo” ¿Por qué es lo que más preocupa?, ¿Por qué siento que me controla y sabiendo esto no me lo quito de encima?, si fuera una persona como la figura del padre tiempo o algo así ¿Qué le diría?

¿Por qué no escribirle una carta al tiempo? Solo para desahogarme y apaciguar mi mente.

Querido amigo tiempo, ¿Quién te crees? Te escribo con el fin de que pongas atención al mal que has generado.

De antemano solo quiero que entiendas que no eres más que aquel concepto abstracto producido por el hombre, se piensa que eres lineal y que mides por años, días, horas, minutos o milésimas, otros afirman que tú eres aquel que le da sentido a la vida, pues es necesario tener una medida exacta de cuanto has vivido para así mejorar y progresar.

Pero si me preguntaran ¿Quién eres tú, amigo tiempo? Solo diría que eres una mera ilusión, pues si algo es claro es que en realidad el tiempo no existe.

¿Alguna vez han mirado al cielo y han caído en cuenta de que las estrellas que vemos murieron hace cientos de años? Su luz, aquella que en ocasiones levantamos la mirada y en ella vemos esperanza, sueños, metas e ilusiones, en realidad es un residuo de una maravilla que dejó de existir hace mucho tiempo, pero desde nuestra perspectiva está ahí, en el presente, la vemos y ella a nosotros.

Me opongo a creer que nuestra existencia (aquello que nos hace valiosos en este mundo sin sentido) sea delimitada y justificado por el tiempo, pues sería un acto absurdo justificar que existimos gracias al él, cuando en realidad es el tiempo quien existe gracias a nosotros.

Protesto en contra de ti amigo tiempo, pues me canse de medir y que me midan de acuerdo con tu criterio, me canse de que manejes mi vida y la limites a unos cuantos años, me opongo a ti, a ti que dicen que todo lo curas, a ti que con tu paso nos haces mejores, a ti que has quitado tanto y a la vez dado tanto.

Desde hoy me opongo al tiempo, me opongo a que midan mi vida, y sobre todo me opongo al ideal de que el tiempo es el sentido de la vida.

No quiero ser parte del montón que piensa que su vida se mide por tiempo, o por acciones, aquellos que buscan en la vida un sentido, a aquellos que sin tiempo no son nada, a aquellos que miden aquel sentimiento que mueve montañas y transforma realidades como lo es el amor, porque tendemos a creer que entre más tiempo más amor, y están en un completo error.

Es falso suponer que el tiempo todo lo cura, pues han pasado bastantes años y sigo teniendo las mismas heridas, sigo extrañando amistades, amores, miradas, sonrisas y te amos, y aquí sigo, viviendo tranquilo, sin depender de que el tiempo sane mis heridas, pues todo el acontecimiento de mi vida no me los dio el tiempo, y son mis heridas las que me formaron para progresar más no el tiempo.

Todas las personas a las que he conocido, algunas a las que he perdido y me gustaría algún día recuperar, y otras que agradezco, sigan a mi lado por más errores que haya cometido, no pasaron por mi vida gracias al tiempo, sino a mis acciones, buenas o malas ellos juzgarán, pero el tiempo no me brindó nada.

Creer que el tiempo maneja y le da sentido a nuestras vidas es absurdo, pues no hay nada más hermoso que vivir en una vida sin sentido, pues esa misma búsqueda del sentido es el sentido mismo de la vida, no hay nada como vivir en lo inesperado, para aquellos que viven así mi más profundo respeto.

Entonces, amigo tiempo, renuncio a tu prisión, y te invito a vivir únicamente en mi reloj, para que me evites llegar tarde a reuniones importantes, pero por favor no manejes ni midas mi vida, no cures mis heridas, no te permito que me hagas olvidar amores y desamores, que para bien o para mal a quien amé o amo siempre tendrán un lugar en mi vida.

Déjame vivir tranquilo y sin prisa por verte pasar.

Artículo de:

Sebastián Yepes (autor invitado):

Colombiano. Licenciado en filosofía e historia, especialista en pedagogía y docencia universitaria. Su trabajo está enfocado a procesos de investigación en filosofía latinoamericana y en procesos de pedagógicos para la enseñanza de la filosofía.

Síguelo en: twitter, facebook e instagram

Imagen | Unsplash

#existir, #filosofar, #reflexión, #tiempo

por autores invitados

¿Te gustaría escribir para nosotros? Puedes hacerlo enviando textos de forma esporádica o unirte a nuestro equipo permanente de autores. Para más información, envíanos un mail: contacto[at]filosofiaenlared.com

error: Content is protected !!