¿Alguna vez has escuchado la frase: “El único objetivo en la vida es alcanzar la felicidad”?

No sé ustedes, pero a mí me parece una aspiración no solo limitante, sino imposible. Cuando hablamos de felicidad, hablamos de plenitud, de un estado completo, no momentáneo.

Tanto hemos escuchado de ella que incluso he llegado a pensar: ¿y qué hay de la tristeza, el enojo, el asombro? ¿Acaso esas emociones valen menos o debieran de evitarse a toda costa?

La vida se construye con base en momentos, y la felicidad sobrepasa el momento, por lo que se vuelve algo imposible de alcanzar, pues los humanos somos seres que estamos en transformación continua.

El enfocarnos únicamente en esto, hace que perdamos la capacidad de lidiar con las otras emociones. Para tener inteligencia emocional, lo cual es muy importante, se necesita atravesar por todos los sentimientos, si no ¿cómo seríamos capaces de lidiar con nosotros mismos?

Esto, además de ayudarnos a autoconocernos, también nos da fortaleza y herramientas para analizar la toma de decisiones en diferentes situaciones de nuestra vida, sin embargo sabemos que cuando dejamos que las emociones nos controlen, no podemos razonar con claridad, y por ello es importante saber manejarlas.

No digo que ser feliz esté mal o sea incorrecto, simplemente quiero exponer la diferencia entre la felicidad y el ser feliz. Así como hay momentos tristes, sorprendentes o decepcionantes, también existen los momentos alegres, y esos por supuesto que hay disfrutarlos y abrazarlos, al igual que con los anteriores.

Cuando te sientas triste, abraza ese momento y siente tu tristeza, llora, berrea, apóyate en alguien; cuando te sientas sorprendido, grita, comparte, admira, etc.

Tanto las emociones, los sentimientos y estados de ánimo son dignos de ser compartidos. Así que, no te encierres en la idea de que el único propósito de tu vida es “alcanzar la felicidad” y evitar todo lo demás, pues para apreciar verdaderamente esos momentos felices, tendríamos que haber experimentado la gran variedad de sentimientos que nos ofrece el simple hecho de existir.

¡Vive cada emoción, cada sentimiento y estado de ánimo con pasión, conócelas y conócete!

Artículo de:

Cynthia Santana (autora invitada):

Lic. en Filosofía (Universidad de Guadalajara), host del podcast Laberinto del Pensamiento, creadora de contenido, audiolibros y correctora de textos.

Síguela en: instagram, facebook, youtube o twitter

Imagen | Pixabay

#análisis, #ánimo, #autoconocimiento, #emoción, #emocional, #ensayo, #escrito, #estado, #felicidad, #feliz, #filosofía, #inteligencia, #momentos, #pensamientos, #reflexión, #reflexiones, #sentimiento, #tristeza, #vida

por autores invitados

¿Te gustaría escribir para nosotros? Puedes hacerlo enviando textos de forma esporádica o unirte a nuestro equipo permanente de autores. Para más información, envíanos un mail: contacto[at]filosofiaenlared.com

error: Content is protected !!