Síntesis de la Sistematización de la Filosofía Educativa. Parte II

La relación entre la Filosofía
educativa y las Ciencias de la Educación

Continuando con el texto anterior, cabe señalar que, desde una perspectiva clásica siempre ha existido una relación entre la Pedagogía y Filosofía, de hecho, se considera a esta última como una disciplina esencial en la elaboración del saber pedagógico la cual se expresa por medio de la acción pedagógica (Perelló, J. 2007, p. 132), sin embargo, hoy en día la situación ha cambiado ¿la razón? La gran influencia de la mentalidad científico-positivista en nuestra sociedad (Díaz 2013, p. 270); esto ha provocado una separación de la Pedagogía con respecto a la Filosofía para desvincularla del carácter normativo, especulativo y su relación con la acción educativa que se le concede, por lo tanto, se trata de convertirla en una reflexión sobre la educación positivista -de hechos- que trata sobre una metodología que permita responder a los cambios que reclama la sociedad actual. Esta situación ha derivado en las siguientes consecuencias (Vázquez 2012 p. 14- 19): 

a) La Pedagogía:  Al separarse esta disciplina de la Filosofía, no significa que desaparezca, sino más bien pasa a convertirse en un saber aplicado, en la aplicación de una teoría científica proveniente de la psicología o de la sociología, tal como lo afirman algunos autores positivistas como Durkheim (Hoyos 2012, p. 157).

“Siempre ha existido una relación entre la Pedagogía (Ciencia de la Educación) y Filosofía. De hecho, el aspecto filosófico es un aspecto fundamental para elaborar y alcanzar el saber pedagógico que se expresa en la acción pedagógica”.

Perelló

b) Las Ciencias de la Educación:  autores positivistas franceses como E. Durkheim y M. Soëtard afirman el reemplazo del término Pedagogía por Ciencias de la Educación en virtud de la connotación normativa de la primera, además de su referencia etimológica a la educación del niño. Además, este nuevo termino ayudará a comprender de manera más precisa su objeto propio, es decir, el estudio del funcionamiento del fenómeno educativo y de las instituciones a que da lugar en los diversos contextos socio-culturales; con una metodología científica no simplemente descriptiva, sino que también causal. Los siguientes autores Beillerot, Oancea y Bridges expresan que esta nueva terminología “Ciencias de la Educación” tiene tres sentidos: la primera, designa una disciplina universitaria cuya creación remonta a 1967; segundo, también significa los aportes de todas las ciencias a los fenómenos educativos y tercero, el empleo expresa un cierto proceso de conocimiento, el de la ciencia en tanto que ésta constituye una actitud de racionalidad (Vázquez 2012, p. 16). Por lo tanto, las Ciencias de la Educación pasa al enfoque positivo hermenéutico y luego al crítico, en este último punto tendrá cabida la Teoría y/o Filosofía de la Educación.

c) La Filosofía de la Educación como Teoría de la Educación.Entre estas disciplinas no se puede hablar de una distinción objetiva, ya que no hay diversidad del objeto formal. La diferencia radicaría entonces en la terminología que expresa un enfoque epistemológico diferente, es decir, cuando se habla de teoría, se asume de modo explícito o implícito la imposibilidad de un conocimiento filosófico universal y cierto, porque su punto de partida no siempre es de principios evidentes. Sin embargo, la teoría se diferencia de la filosofía, ya que sus principios son, por un lado, hipotéticos -en este caso explica, o interpreta una serie de hechos conexos por medio de un modelo-, por otro, son el resultado de demostraciones positivo-experimentales. Por ende, en este último sentido la teoría de la educación depende de ciencias positivas (Vázquez 2012, p. 49).

Referencias

  • Díaz, A. (2013): Consideraciones sobre la filosofía de la educación ISSN 2216-0159. Praxis y Saber4(7), 267–279. Extraído de http://www.redalyc.org/pdf/4772/477248391014.pdf, consultado el 23 de Junio de 2015.
  • Hoyos, G. (2012): Filosofía de la educación. Madrid – España: Editorial Trotta, S. A.
  • Perelló, P. J. (2007): La Filosofía de la Educación como Saber Pedagógico. Shopia, Colección de Filosofía de La Educación ISSN-E 1390-86261, 129–137. Extraído de https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=5973012, consultado el 20 de Julio de 2015.
  • Vázquez, S. (2012): La Filosofía de la Educación, estado de la cuestión y líneas esenciales (2a ed.). Buenos Aires, Argentina: CIAFIC Ediciones.

(Extracto del texto L. Rodrigo Camacho (2017). Síntesis de la Sistematización de la Filosofía educativa. En Revista de Filosofía, Universidad de la Santísima Concepción – Chile 16(1), p. 45-60. ISSN 0717-7801).

Imagen | Pixabay

#antropología filosófica, #educación, #filosofía de la educación, #pedagogía, #Teoría de la Educación

por Rodrigo Camacho

Licenciado en Filosofía y Mg. En Educación Superior. Área de investigación: Filosofía de la Educación y Didáctica de la Filosofía. 10 años de Docencia en diversas instituciones de Educación Superior.

error: Content is protected !!