Schleiermacher y el inicio del círculo de la comprensión

1331059642 397064 1331060062 noticia grande1331059642 397064 1331060062 noticia grande1331059642 397064 1331060062 noticia grande

Empezaremos este apartado citando el libro verdad y método, de Gadamer, en el cual explicaremos cómo se inicia el círculo de la comprensión, para esto es necesario tener en cuenta que, la movilidad de la comprensión oscila entre el todo y la parte, y viceversa, es decir «Como la palabra pertenece al conjunto de la frase, así cada texto al conjunto de la obra de un escritor, y ésta al conjunto del género literario o de la literatura correspondiente» (Gadamer, 1998, p. 63). El texto hay que entenderlo como parte de la vida anímica del autor1 y en esa totalidad se puede llegar a la comprensión del texto. Si en cambio disgregamos de manera separada el todo, entonces corremos el riesgo del fracaso de la comprensión del texto. Por eso es necesario observar el todo y la parte, pero luego volver al todo, para una mejor comprensión.

Si queremos comprender a un autor, no nos transportamos a su estado anímico, sino que nos trasladamos a su pensamiento y sólo llegando hasta el podemos comprender al autor, ya que el ánimo de las personas son subjetivas, son relativas, son cambiantes, no son fijas. En cambio, el pensamiento del autor queda impregnado en el texto que escribe y es allí donde se produce la comprensión del mismo.

Schleiermacher hace una distinción expresa entre la praxis relajada de la hermenéutica, según la cual la comprensión se produce por sí misma, y esa praxis más estricta que parte de la idea de que lo que se produce por sí mismo es el malentendido.

(Gadamer, 1999, p. 238)

En este caso, cabe precisar que el malentendido se produce por sí mismo, en cambio la comprensión se tiene que querer para que de esta manera se evite el malentendido, por eso Schleiermacher, en verdad y método (1999), vol. I, afirma que «la hermenéutica es el arte de evitar el malentendido» (p. 238), por eso la hermenéutica se erige como un método para hacer comprensible la interpretación de las reglas gramaticales o el texto mismo. Ante esto, la comprensión estará referida a conocer lo conocido, sólo como un acto momentáneo del mismo sujeto. «Sólo Schleiermacher desliga la hermenéutica como teoría universal de la comprensión y la interpretación, de todos los momentos dogmáticos y ocasionales que aparecen en ella sólo secundariamente, en un giro bíblico especial» (Gadamer, 1998, p. 100).

Como teólogo, Schleiermacher realiza una apología de la teología, categorizándola como ciencia, sin embargo detrás de todo esto había una predisposición filosófica; por ello, «La hermenéutica pasó a ser el fundamento de todas las ciencia históricas y no sólo de la teología» (Gadamer, 1998, p. 101). Aunque Schleiermacher no piensa aún en las ciencias históricas como fundamentación filosófica; ya que aún está navegando en el idealismo kantiano.  


[1] Cf. Gadamer. Verdad y método, vol. II. p. 63

Imagen | https://elpais.com/cultura/imagenes/2012/03/06/actualidad/1331059642_397064_1331060062_noticia_grande.jpg

#Gadamer, #Schleiermacher

por Vladimir Sosa Sanchez

Licenciado y profesor de Filosofía, Ciencias Sociales y Religión. Estudió Maestría en Filosofía. Miembro del grupo de investigación, Filosofía y Liberación - UNMSM (Perú). Miembro de Filosofía en la red (México). Miembro del colegio profesional de la COMEFI (México) y del Instituto Peruano de Investigaciones Filosóficas.

error: Content is protected !!