fbpx

Sobre la necesidad de la Ética y los límites de la moralidad

et 1et 1et 1

Mientras que la moral se refiere al comportamiento humano y a su valoración en cuanto bueno o malo1 (dependiendo de la cultura en la que estemos inmersos), la Ética es una rama de la filosofía que reflexiona sobre la moral. Si ponemos como ejemplo una cultura patriarcal, como la nuestra, veremos que en ella se ejercen diferentes abusos de poder sobre las mujeres, que en muchas ocasiones (o casi siempre) pasan a ser invisibilizados, no cuestionándose la gravedad que estos hechos desprenden, por no ser considerados “tan malos”.

Acostumbrados a los patrones culturales que condicionan nuestra moralidad, necesitamos un arduo trabajo para desprendernos de ellos, pero no podemos olvidar que “nuestra responsabilidad es mucho mayor de lo que podríamos suponer, porque compromete a toda la humanidad2.

“Bien se puede decir que ninguna otra superstición es tan dañina para el desarrollo, tan paralizante y agotadora para la mente y el corazón de la gente como la superstición de la moralidad3”.

Nos encontramos con situaciones en las que tanto dentro, como fuera del sistema educativo, no se concede a la Ética la importancia que precisa, cuando ésta es una forma de liberación y una posible vía para el desarrollo humano.

“Esto explica el interés de los ricos explotadores hacia la religión y la moralidad. Los ricos las predican a la vez que las financian como una inversión de alta rentabilidad. Mediante la religión han paralizado la mente de la gente, al igual que la moralidad ha esclavizado al espíritu. Dicho de otro modo, religión y moralidad, son un látigo que mantiene sumisas a las personas, más eficaz que la porra o el fusil4”.

 Pongamos otro ejemplo importante, vivimos en una sociedad especista, en la que se utiliza a los animales no humanos como recursos. Una práctica habitual es utilizarlos como alimentación. Cierto es que no necesitamos consumir productos de origen animal para llevar una alimentación sana y equilibrada, pero mientras valoramos y no esta premisa, los animales son hacinados y maltratados por la industria. Nuestra moralidad nos dirá que no hay nada malo en ello, pues los animales ¿no sufren? En cambio, son muchas, y cada vez más, las voces que tras una reflexión acerca de nuestro trato al resto de animales, proponen la abolición de la esclavitud animal.

Nuestra relación con los animales es un espejo que nos muestra en qué nos hemos convertido con el paso de los tiempos. En el espejo no solo aparecen los horrores cometidos por nuestra especie al explotar a otros seres sensibles, sino el rostro macilento de una humanidad que está perdiendo su alma5”.

Ni los animales no humanos, ni las mujeres, ni los diferentes colectivos, deberíamos quedar excluidos por una falta de ética o pensamiento crítico. Las diferenciaciones a las que estamos expuestos solo se entienden bajo los intereses de un poder, refugiados en una cultura y, por ende, en una moralidad que nos limita e impide el desarrollo de nuestras potencialidades.

 Las ideas de lo “bueno” y lo “malo”, la “aceptable” o lo “inaceptable” nos son impuestas con el proceso de enculturación. El problema real, no será ya que tengamos una cultura, sino que no seamos capaces de cuestionarla, de superar el etnocentrismo, de ir más allá de la moralidad basada en los intereses de un poder, y que se encuentra jerarquizada para el beneficio del mismo. Si no somos capaces de cuestionar, nos convertimos en marionetas que, directa o indirectamente, colaboran con la opresión en un mundo deshumanizado.

Bibliografía

[1] Gómez, Carlos; Muguerza, Javier. LA AVENTURA DE LA MORALIDAD (PARADIGMAS, FRONTERAS Y PROBLEMAS DE LA ÉTICA) Alianza Editorial. Madrid. 2007. Página 21.

[2] Gómez, Carlos. Doce textos fundamentales de la Ética del siglo XX. Alianza Editorial. Madrid. 2011. Página 140.

[3] Goldman, Emma. FEMINISMO Y ANARQUISMO. Enclave de Libros. Madrid. 2017. Página 223.

[4] Op. Cit. Página 224.

[5] Pelluchon, Corine. Manifiesto animalista. Politizar la causa animal. Penguin Random House Grupo Editorial. Barcelona. 2018. Página 13.

Artículo de:

Andrea Fano Muníz (autora invitada):
Nacida en Asturias (España). Estudió Filosofía en la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) Actualmente cursa un Grado Superior de Formación Profesional en Integración Social.

Síguela en: twitter

Imagen| Pixabay

[cite]

#cultura, #especismo, #ética, #moral, #patriarcado

por autores invitados

¿Te gustaría escribir para nosotros? Puedes hacerlo enviando textos de forma esporádica o unirte a nuestro equipo permanente de autores. Para más información, envíanos un mail: contacto[at]filosofiaenlared.com

error: Content is protected !!