fbpx

Antes de empezar a leer creo que es necesario aclarar que todas estas ideas me salieron en un momento pasional, por lo que esta reflexión no debe de tomarse en un sentido crítico, simplemente soy yo hablando desde mi lado conflictivo pero que nunca se calla, de modo que tuve que manifestarlo por escrito para poder entender en dónde radicaba mi problema con el poema que menciono a continuación.

Sé que nadie pidió mi opinión respecto a nada y que probablemente sea mi ego quien quiere tomar la palabra, porque ya saben, una como filósofa tiene la obligación de decir la verdad, y no de escribirla o pensarla, no, sino de decirla.

Y es que, si bien yo no comencé esta travesía queriendo ser filósofa, a través de muchos filósofos, he encontrado ideas cruciales que están marcando mi vida y que no puedo no dejar de pensarlas.

Hoy venía al trabajo, como todas las mañanas, y en la radio escuché un poema de un poeta mexicano llamado Amado Nervo a quien yo leía en mi etapa de preparatoria y a quien me quise acoger varios años después, ya en contacto con la filosofía, y que todavía no causaba ningún ruido en mi interior su prosa, todavía no entraba en conflicto conmigo.

Todo tenía que suceder hoy, a las ocho de la mañana, donde mi cerebro apenas está calentando motores para poder empezar bien el día, y en ese momento, el poema de Nervo irrumpió como un discurso de aceptación de uno mismo, de la predicación de lo bueno sobre lo terrible y del sentirse pequeño como un orgullo, una llamada de optimismo para todos aquellos que se sienten oprimidos.

El poema va así:

Si eres pequeño, alégrate, porque tu pequeñez sirve de contraste a otros en el universo; porque esa pequeñez constituye la razón esencial de su grandeza; porque para ser ellos grandes han necesitado que tú seas pequeño, como la montaña para culminar necesita alzarse entre colinas, lomas y cerros.

Si eres grande, alégrate, porque lo inefable se manifestó en ti de manera más excelente; porque eres un éxito del Artista eterno. Si eres sano, alégrate, porque en ti las fuerzas de la naturaleza han llegado a la ponderación y a la armonía.

Si eres enfermo, alégrate, porque luchan en tu organismo fuerzas contrarias que acaso buscan una resultante de belleza; porque en ti se ensaya ese divino alquimista que se llama el dolor.

Si eres rico, alégrate, por toda la fuerza que el destino ha puesto en tus manos, para que la derrames…

Si eres pobre, alégrate, porque tus alas serán más ligeras; porque la vida te sujetará menos, porque el Padre realizará en ti más directamente que en el rico el amable prodigio periódico del pan cotidiano…

Alégrate si amas, porque eres más semejante a Dios que los otros. Alégrate si eres amado, porque hay en esto una predestinación maravillosa.

Alégrate si eres pequeño; alégrate si eres grande; alégrate si tienes salud; alégrate si la has perdido; alégrate si eres rico; si eres pobre, alégrate; alégrate si te aman; si amas, alégrate: ¡alégrate siempre, siempre, siempre!

Amado Nervo, Alégrate

Desde la primera oración, tan solo escuchar el “alégrate de ser pequeño”, pensé que Nietzsche se estaría retorciendo en su tumba con aquella idea, que va en contra de todo lo que manifiesta en el Anticristo.

Me he vuelto aquello que pensé en nunca convertirme, una crítica con respecto a la literatura o a la poesía, pero es que me resulta imposible no escuchar o leer ese poema sin sentir lo que sentía Nietzsche con respecto al cristianismo, contra una doctrina que te exalta a seguir sufriendo, a seguir padeciendo con tal de que te arrodilles ante un Dios, ante una idea que el mismo cristianismo ha despojado de toda su grandeza, para acercarla a los pobres y débiles de espíritu.

Nietzsche desprecia al hombre moderno, siente náusea tan solo de mirarlo, postrándose ante una idea divina mientras su ego es quien lo mueve.

De ahí que Paz nos llame años después mediocres, envidiosos y hasta malinchistas con respecto a nuestra propia cultura, ¿no hemos hecho del cristianismo, al menos aquí en México, una religión del pobre para que siga siendo pobre? ¿Debemos de tenerle misericordia al de al lado y darle de comer siempre pero no enseñarlo a trabajar?

¿No es lo que AMLO está haciendo con su siempre bien conocido discurso de “los pobres son primero”? ¿Dónde quedamos nosotros, la clase media, en medio de toda aquella religiosidad insensata y aristocracia soberbia? El hecho de que todavía arraiguemos con fervor esas ideas, el que todavía se exalte el poder del grande sobre el pequeño y el buscarle una justificación religiosa, y no me refiero a Nervo en su poema, me refiero al mismo conductor del programa de radio, quien, sin saberlo, nos está incitando a sentirnos orgullosos desde nuestra zona débil, enferma y frágil.

Y no es que lo haya hecho con esa intención, peor aún, sino que consideró ese poema “motivador” para todos nosotros. ¿Por qué encontraría yo ese poema motivador si lo que me está dando a entender es que si soy pequeña es porque debo de darle a alguien más el poder de ser grande? Cumpliendo así el destino que un Dios me dio al momento de la creación y a quien debo agradecerle siempre, le debo estar eternamente agradecida por sus sacrificios, por haber hecho carne a su hijo y por sacrificarlo por nosotros, porque eso es lo que realmente debemos hacer: agradecer por una vida que no pedimos y someternos por lo que es llamado bueno, misericordioso, bienaventurado.

Así es como quedó para mí destruida esa idea de Nervo como un gran poeta, al menos por un momento y así es como Nietzsche ha arruinado mi vida en términos evangelistas y cristianos.

Artículo de:

Brenda Mortara (autora invitada):
Originaria de la Ciudad de México. En trámites para obtener el título de Lic. en Filosofía. Co-creadora del podcast colaborativo Kairós, donde habla de filosofía.

Síguela en : instagram

Imagen | Unsplash

#filosofía, #Nietzsche, #reflexiones

por autores invitados

¿Te gustaría escribir para nosotros? Puedes hacerlo enviando textos de forma esporádica o unirte a nuestro equipo permanente de autores. Para más información, envíanos un mail: contacto[at]filosofiaenlared.com

error: Content is protected !!