La idea de democracia nació en la antigua Grecia, donde los ciudadanos griegos debatían sobre política, quienes usaban sus mejores argumentos en torno a las posturas de los políticos. Estas discusiones se realizaban en el Areópago, situado en Atenas. A través de la historia, esas prácticas comunes entre los ciudadanos griegos se fueron perdiendo en el tiempo para pasar al lugar que conocemos como el parlamento, congreso o cámara de representantes, según sea el país.

Claro está que, cuando se sacó la discusión que se realizaba en la plaza, pasando a un lugar concreto como lo antes mencionado, se dejó de lado los largos debates entre los ciudadanos, el cual hacia honor a la palabra democracia, que proviene de dos vocablos griegos: dêmos: “Pueblo” y krateîn: “Gobernar”. Pero la raíz etimológica se ha ido perdiendo con el tiempo, en la que el gobierno del pueblo se ha ido trasladando poco a poco, a los partidos políticos, convirtiéndose en el gobierno de los partidos políticos por encima el pueblo.

Ya en las épocas actuales, la idea de democracia que los atenienses concebían ha quedado desplazada en el tiempo, de modo que la primigenia democracia se ha convertido en antidemocrática, ya que excluye al pueblo de los principales debates políticos que rigen al país, dejando que los partidos imperen por encima del descontento popular frente a los desaciertos del gobierno.

Frente a ello, es importante re-pensar una idea de gobierno en la que se tome en cuenta la posición de la ciudadanía, donde haya consensos claros para el bien común y sobre todo que el pueblo partícipe no solo en el voto popular (que solo buscan los políticos a cambio de una canasta, promesas o nuevas formas de demagogia), sino su plena participación dentro del parlamento, de ese areópago del siglo XXI.

Imagen | Pixabay

#Democracia, #Gobierno, #Pueblo

por Vladimir Sosa Sanchez

Licenciado y profesor de Filosofía, Ciencias Sociales y Religión. Estudió Maestría en Filosofía. Miembro del grupo de investigación, Filosofía y Liberación - UNMSM (Perú). Miembro de Filosofía en la red (México). Miembro del colegio profesional de la COMEFI (México) y del Instituto Peruano de Investigaciones Filosóficas.

error: Content is protected !!