fbpx

El método “todo vale” y la categoría educación liberadora: contraste, para una sociedad libre. Parte 1 de 2

El siguiente texto fue galardonado en los Premios Filosofía en la Red como el artículo más leído del mes de abril del 2021.

La presente monografía plantea la hipótesis de que, en la obra Contra El Método: Esquema De Una Teoría Anarquista Del Conocimiento (1974) del autor Paul Feyerabend, hay suficiente material para construir una argumentación sustentable que demuestre la relevancia de la pedagogía como herramienta de liberación. Como el título lo asigna, lo que se busca obtener es una propuesta para la creación de una sociedad libre, idea que le pertenece a Feyerabend a partir de la obra ya mencionada y que también es algo que desarrolla en otras de sus publicaciones, sin embargo, el autor no toca específicamente el tema de la pedagogía, por lo cual integré a Paulo Freire como referente para la pretensión del contraste la pedagogía de la liberación. El afán de querer demostrar este contraste, es porque a partir de la manera en como nos educan es la forma en cómo nos enfrentamos al mundo, el avance brutal que ha tenido la ciencia nos ha encerrado un poco nuestra capacidad crítica, ya que solemos pensar que todo está resuelto en manos de científicos y esto nos hace desvalorizar la diversidad de propuestas en los demás saberes. En la contemporaneidad muy pocos se atreven a cuestionar los sistemas a los cuales estamos adheridos, por lo cual Feyerabend llama la atención al leer sus propuestas y sin duda alguna que es alguien que enfrentó muchas críticas por lo que pensó y dijo, así que vale el esfuerzo sumergirse en sus ideas.  

¿Qué es el método “todo vale”?

La ciencia a lo largo de la historia ha crecido, de tal manera que su posicionamiento, entre otros saberes, la han colocado en lo más alto, otorgándole así el poder de decir que tiene verdades absolutas y carácter objetivo. Además, posee su propio método científico, que es infalible y se sostiene en la base de: la observación de hechos y la experimentación. Pero para Feyerabend la ciencia está enmascarada y esa máscara es la que sostiene su dogmatismo racionalista, sin embargo, esto sólo es para él la manera en como se vende la ciencia misma, pues en su texto Contra El Método: Esquema De Una Teoría Anarquista Del Conocimiento (1974) irá en contra de esta definición de método científico, introduciendo el método todo vale.

Lo primero que hace Feyerabend para tratar de demostrar su teoría, es cuestionar lo que compone la base de la ciencia. En primer lugar, los hechos no siempre son inmóviles, son dialécticos y están en constante movimiento, pueden cambiar con el tiempo. Feyerabend toma su base teórica de Hegel señalando que describimos hechos a partir de nuestro lenguaje y como tenemos limitaciones, no podemos describir en general algo que está cambiando. 

Surge el pensamiento dialéctico, como una forma de pensamiento que reduce a la nada las detalladas determinaciones del entendimiento (…) Hay un solo principio que puede ser defendido bajo cualquier circunstancia y en todas las etapas de desarrollo humano. Me refiero al principio todo vale (Feyerabend, 1974, p. 23-24).

Es decir, debido al pensamiento dialéctico no puede haber un método fijo y así es como él propone el método todo vale que respeta todas las etapas de desarrollo de los hechos, que al fin y al cabo son fenómenos de la naturaleza

 Con respecto a los fenómenos naturales, la observación debe ser cuidadosa para que el científico no se deje engañar por sus sentidos. Feyerabend proporciona un ejemplo de un suceso histórico con respecto al sentido de la observación, este es el de Galileo sobre la torre y la caída de la piedra. Al querer demostrar el movimiento de la Tierra, Galileo experimentó el tirar una piedra desde lo más alto de una torre para corroborar que esta cae perpendicularmente a superficie de la Tierra. Feyerabend argumenta que en ese momento había una transición a nuevos enunciados observacionales, estos enunciados observacionales sirven para querer explicar con el lenguaje las impresiones de los fenómenos observados, Galileo adelantándose a los demás observadores que lo acompañaban en ese momento, propuso nuevos conceptos del movimiento facilitándoles explicar lo que veían. 

Debido a eso, Feyerabend expone que Galileo utilizó trucos psicológicos para convencer a la gente, él (1974) afirma “una persona que hiciese frente a un campo conceptual sin disponer de ninguna interpretación natural se encontraría completamente desorientada” (p. 61). El experimento de la torre quiso demostrar que al ser lanzada la piedra su movimiento sería en línea recta perpendicularmente a la tierra, pero el ojo humano al seguir con la vista el objeto al caer da la perspectiva de una línea recta, sin percatarse que, si ese objeto tuviese un puntero al caer, la línea no sería tan recta y se movería de vez en cuando, como cuando los gusanos se mueven; eso un truco psicológico de los sentidos.  En conclusión, el progreso depende de las circunstancias psicológicas sensoriales que pasan por el razonamiento, para generar contenido teórico, aunque este no sea el más atinado. 

Sin embargo, ante todo esto la ciencia suele tener éxito, ¿a qué se debe esto? Esto se debe a la propaganda, la buena argumentación y las hipótesis ad hoc. Casi nadie duda de la ciencia y por ello al enfrentarnos a estos factores carecemos de herramientas que nos permitan cuestionarlas, así que creemos en el dogma de la ciencia a ojos cerrados. Ahora, Feyerabend expondrá esos factores que hacen a la ciencia tener este éxito. 

La propaganda sirve para hacer más llamativa una teoría cuando compite ante otras; todos los científicos la utilizan para convencer a las personas al enfrentarse a nuevos conocimientos. Un ejemplo acerca de la propaganda puede ser cuando Galileo inventó el telescopio, asegurando una mejor visión debido a que no era interrumpido por las radiaciones de luz u otras molestias, Charlmers (2000) afirma “la veracidad de lo visto con el telescopio fue pronto aceptada por los observadores competentes contemporáneos de Galileo, incluso por aquellos que se le habían opuesto al principio” (p. 34). Esta es la manera en como se persuade a la gente de que ven lo mismo en un hecho observacional y, por efecto, se genera cierta objetividad, pero habría que desechar esa idea porque, aunque veamos lo mismo, no lo vemos desde la misma percepción. Por ende, la propaganda es una buena jugada para aparentar tener la razón.  

La buena argumentación depende del lenguaje utilizado para defender la teoría y los conceptos que existan en esta. Señalando lo ya que previamente fue formulado acerca de los hechos y de su movimiento dialectico, existe en las teorías contradicciones, Feyerabend no encuentra que las contradicciones sean malas, todo lo contrario, son necesarias y él (1974) afirma “la contradicción (…) deben ser mantenida (¡Hegel!) hasta que hayamos terminado nuestro examen, pues, de otro modo, el examen, el intento de descubrir componentes antediluvianos de nuestro conocimiento, no puede ni siquiera empezar” (p. 62). Por ende, es válido introducir nuevos lenguajes observacionales, pero deben ser examinados cuidadosamente para que no haya ambigüedad y tenga una conexión clara entre las sensaciones y el lenguaje. 

En cuanto a las hipótesis ad hoc Feyerabend concuerda con Lakatos de manera positiva respecto a su función en la ciencia, él (1974) dice “las nuevas ideas, subraya Lakatos, son por común casi enteramente ad hoc, y no pueden ser de otra manera” (p. 80). Galileo, por ejemplo, lo que hizo fue una hipótesis ad hoc a la doctrina Copernicana, reforzando así una teoría nueva en ese momento. En cuanto a hipótesis ad hoc, es mejor experimentar nuevas teorías que seguir agregándoselas a viejas teorías. Acá es donde viene lo interesante, el cambio como es un proceso en movimiento que a veces puede toparse con contradicciones o nuevas afirmaciones, debe someterse a revisión meticulosa para que por suerte se dé con una nueva cosmología, como lo hizo Galileo al cambiar de paradigma con sus nuevas aportaciones. 

Pero entonces, ¿por qué si ya la ciencia sigue un método científico, Feyerabend propone el método todo vale? Habrá que relacionar lo ya descrito con un ejemplo recurriendo a Galileo otra vez para explicarlo mejor. La manera de hacer ciencia en su época lo obligo a tener que reinventarse. Galileo se las ingenió para explicar los hechos observacionales con un nuevo experimentalismo a través de sus inventos que potenciaban su capacidad de observación, adhiriendo así hipótesis ad hoc que eran posibles gracias a su introducción de un nuevo lenguaje observacional, y finalmente, su buena propaganda obtuvo la aprobación de su teoría que era lo que andaba buscando. 

Para Galileo en ese entonces todo valía y adapto el método científico a las nuevas necesidades, sin esto no hubiera sido posible cambiar de paradigma, Chalmers (2000) afirma: “Feyerabend en su alegato en contra del método consiste en suponer que no hay método, que los científicos siguen sus deseos subjetivos, y que todo vale” (p. 165). El deseo de Galileo sobre seguir la doctrina de Copérnico y demostrar otro tipo de cosmovisión no fue limitado por la educación o cultura de la época, él se atrevió a probar cosas distintas. 

Bibliografía

Chalmers, A. R. 2000. ¿Qué Es Esa Cosa Llamada Ciencia? Madrid, España. Ed. Siglo XXI.

Feyerabend, P. K. 1974. Contra El Método: Esquema De Una Teoría Anarquista Del Conocimiento. Barcelona, España. Ed. Orbis S.A

Muñoz, D. A. 2017. La educación como práctica de la libertad. Kavilando 9 (1), 26-41. Recuperado de: https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=6110073

Gargiulo, Teresa. (2015). Lo Humano Como Valor Epistemico. Apuntes En Torno A La Obra A Tardía De Paul Karl Feyerabend. Universum (Talca)30(2), 51-73. https://dx.doi.org/10.4067/S0718-23762015000200004

Artículo de:

Sandy Arteaga (autora invitada):
Hondureña, feminista de inclinación decolonial, estudiante de filosofía en la UNAH. Creadora de Diálogos Periféricos, un proyecto autónomo sobre la necesidad de enseñar fuera del eurocentrismo.

Imagen | Pinterest

#ciencias, #educación liberadora, #Epistemología, #Feyerabend, #Filosofía De La Liberación, #PauloFreire, #pedagogía, #todo vale

por autores invitados

¿Te gustaría escribir para nosotros? Puedes hacerlo enviando textos de forma esporádica o unirte a nuestro equipo permanente de autores. Para más información, envíanos un mail: contacto[at]filosofiaenlared.com

error: Content is protected !!