Puedes leer la primera parte de este trabajo aquí.

Retomando al tema anterior sobre la Amistad como finalidad para una vida feliz queda la pregunta ¿Cómo saber qué tipo de amistad estamos entablando en nuestras vidas? ¿En qué consisten o cómo identificarlas? Podemos comenzar enumerando los tres tipos de amistad en Aristóteles que se basan en Utilidad, Placer y Virtud vista de manera general,  teniendo en cuenta que para decir que se tiene una amiga (o), la relación debe surgir entre dos personas o más con un lazo afectivo, en donde las partes desean el bien para el otro así como para sí mismos.

Es bueno recordar también que la reciprocidad o correspondencia  de afectividad es fundamental para que surja la amistad, evitando lo que es desagradable para uno mismo pues siempre se desea lo agradable, consiguiéndolo con tiempo y dedicación.

El camino para muchos puede ser complejo o todo lo contrario muy sencillo, según sea la naturaleza de cada persona, así como las capacidades de ejercer la virtud. Siendo así que el amor es  la virtud de los amigos, pero no todas estas relaciones son adecuadas a  una  genuina y sincera conexión. Por ello se tienen los tipos de amistad.

Utilidad

La Amistad basada en la Utilidad según el Estagirita, es aquella que al tener solo interés “superficial” no se quiere al amigo por sí mismo, en tanto que solo se quiere al otro por los bienes que le puede ofrecer y el provecho que puede sacar de dicha relación.

Además de que la ganancia nunca permanece y siempre cambia conforme al momento, haciendo que las partes no convivan mucho y no se dediquen tiempo. Por tanto fracasan en generar una amistad auténtica. Se presenta más en las personas “viejas”.

Placer

La Amistad que se basa en el Placer, ambas partes quieren al otro en tanto es agradable  y no por sí mismo, sino por lo que puede aportarnos como grato. Esta agrado también cambia constantemente, razón por la cual esta relación es fugaz y mientras dura el placer o la convivencia. Se presenta este tipo de amistad en los más jóvenes por las actividades en común que pueden llegar a tener, como ir a la escuela, fiestas, entretenimiento, trabajo, etc.

En ambos tipos de Amistad las personas se quieren por el provecho que lleguen a tener y no quieren al amigo por sí mismo, su reciprocidad conlleva a que uno es amado no por lo que es sino por lo que procura o tiene que ofrecer.

Virtud

La Amistad que se basa en la Virtud se da entre hombres buenos, significa que en tanto un hombre es bueno, quiere el bien para él mismo, por ende el bien y la felicidad para el otro por ser semejantes. Es preciso señalar que la amistad solo por la semejanza, suele disolverse fácilmente porque alguna de las partes puede llegar a desertar de tal disposición. Por ello es importante mantenerse virtuoso y bueno.

También cabe destacar que en este tipo de Amistad, el amar al amigo procede de la elección. Es una decisión voluntaria que a su vez es un modo de ser mismo. Nos dice Aristóteles al respecto que,  el amar al amigo es una forma de amar nuestro propio ser y querer nuestro propio bien porque no se forman  amigos por accidente sino por elección y se mantienen mientras sean buenos y su virtud sea estable. Esta Amistad se da comúnmente en las personas adultas.

Amistad Perfecta

“Pero la amistad perfecta es la de los hombres buenos e iguales en virtud.”

Aristóteles, Ética a Nicómaco, Libro VIII, 1156b5- 1156 b 10

La Amistad perfecta es la que se basa en la Virtud esta forma las personas son agradables sin más, para sí mismos como para los demás. Porque ellos tienen satisfacción en las actividades que realizan,  que de igual forma hay similitud en las acciones del que se elige como amigo.

Con mayor importancia que en los otros tipos se construye la Amistad a través del tiempo dedicado al otro. Ello conlleva a que exista el interés y el placer dentro de esta relación, sin embargo, de una manera distinta a los dos tipos anteriores. Ya que la persona quiere al otro por sí mismo y no por lo que pueda ofrecer, sino por la virtud que denota.

Se conserva en tanto que ambos se complacen con el trato del otro, esto reafirma la semejanza entre los individuos. De igual forma y como ya se mencionaba, no existen tales discusiones dentro de esta relación por el carácter virtuoso dentro de los mismos miembros.

“En las amistades basadas en la virtud no hay reclamación y la intención del dador parece ser la medida, porque en la intención radica lo principal de la virtud y del carácter.”

Aristóteles, Ética a Nicómaco, Libro XVIII, 13, 1163 a 20-1163 a25.

Resumiendo, las conexiones con virtud son exitosas por el simple hecho de hacer el bien sin buscar recompensa. Si bien los tres tipos de amistad se presentan más comúnmente en alguna etapa de la vida, esto no quiere decir que sea necesariamente así, por lo que Aristóteles menciona que incluso esta relación llega a manifestarse entre una madre o un padre con sus hijos, los gobernantes con la comunidad, parejas y hermanos, etc. para vivir felizmente.

Bibliografía

Aristóteles, (2010). Ética a Nicómaco. Madrid: Gredos.

Leonardo Polo. (1999). La Amistad en Aristóteles. Anuario Filosófico. Universidad de Navarra Recuperado de https://bit.ly/3x5XID8

Artículo de:

Brenda Karina Vázquez Pérez (autora invitada):

Lic. en filosofía (UNAM). Pasante en la Biblioteca “Samuel Ramos” de la facultad de humanidades, especializada en fondo reservado.

Síguela en: instagram, linkedin

Imagen | Wikipedia

#amistad perfecta, #placer, #tipos de amistad, #utilidad, #Virtud

por autores invitados

¿Te gustaría escribir para nosotros? Puedes hacerlo enviando textos de forma esporádica o unirte a nuestro equipo permanente de autores. Para más información, envíanos un mail: contacto[at]filosofiaenlared.com

error: Content is protected !!