fbpx

La Amistad  para Aristóteles es un tema interesante,  tomar en cuenta el desarrollo sobre cómo este concepto se encarna en la vida podría ser extenso. Sin embargo, la tarea de analizar el impacto  e importancia que tienen estas relaciones en nuestra cotidianidad  es importante. Mencionar el gran aporte  generado no solo para la filosofía de su época, sino en las vidas del siglo XXI es crucial para seguir comprendiendo, actualizar la forma en que se piensa y se asume la vida.

Para ello se han preparado estos textos expositivos que nos ayudaran a comprender los conceptos básicos de la filosofía y que no por ello se encuentran caducados sino todo lo contrario, siguen siendo vigentes.

 El Estagirita, escritor de cerca de 200 obras filosóficas, le da especial importancia a la Ética por el impacto que genera. Dentro de la Ética a Nicómaco o también conocida como Ética nicomaquea, le dedica varias líneas al significado de la Amistad, por formar parte  notable en la vida de un hombre,  ya que éste es “por naturaleza un ser social”1 con necesidades de comunicar y entablar relaciones efectivas y afectivas entre nosotros.

La especie humana tiende al bien con el fin de llegar a ser feliz, así comienza el escrito en cuestión. Para llegar a esto se generan diversas acciones y de diferentes tipos, pero el fin siempre es la Felicidad (Eudaimonia).

Para poder comprender por qué la Amistad es la base de la felicidad del hombre según Aristóteles, se requiere entender el concepto de lo que es un hombre bueno y en realidad, qué es la amistad. Por lo que serán descritos a continuación.

¿Quién es el hombre bueno?

Consideremos lo siguiente para describir al hombre virtuoso: La verdadera felicidad la obtenemos  cuando nuestros actos y nuestro vivir tienden al bien. Esto no es ningún problema, ya que el hombre siempre tiende al bien siguiendo la explicación del Estagirita, porque vivir bien y hacer el bien nos hace felices. Es decir, el ser un hombre de excelencia, que hace lo correcto, es prudente y virtuoso nos llevará a la felicidad, y con ello a ser un hombre bueno.

Como lo dice en la siguiente cita nuestro autor:   

 “El hombre bueno hace lo que debe hacer, porque el intelecto escoge, en cada caso, lo que es mejor para uno mismo, y el hombre bueno obedece a su intelecto.”

Aristóteles, Ética a Nicómaco, Libro IX, 8,1169 a 15- 1169b20

Podríamos decir que, una persona virtuosa debe tener ciertas características para poder elegir el bien (en otra ocasión se podrán detallar), mientras tanto, mantengamos la idea de que el hombre bueno/virtuoso elige a voluntad, lo que implica el ejercicio deliberativo y la adquisición de conocimientos para lograrlo. Con ello estaremos más cerca de nuestro fin (meta), la felicidad. Sin embargo, no es suficiente, aunque un hombre sea el mejor del mundo o el de mayor virtud, todos necesitamos de compañía. Tanto en la adversidad como en la fortuna.

El discípulo de Platón nos ayuda a discernir y significar que la amistad es lo que las personas necesitan para culminar lo deseado. Pero este concepto no es para tomarlo a la ligera, es aquí donde surgen las preguntas: ¿Qué es la amistad?  ¿Qué y cómo es ser/tener un amigo?2 Estas personas ¿Te dan consuelo en los tiempos difíciles? ¿Qué función tienen en nuestras vidas o si tiene sentido tenerlas? ¿Hacen que pases solo un rato divertido? ¿Es alguien que te escuche? ¿Alguien con quien vivir experiencias? Y muchas más preguntas pueden surgir al respecto, Aristóteles nos responde puntualmente. Desarrollemos un poco más la cuestión.

¿Qué es la Amistad?

En concreto podemos decir que sucede cuando dos o más personas que tienen características no solo personales, sino en conjunto, se permiten cierta conexión emocional o  afectiva3. Misma que es por naturaleza y necesaria para una vida feliz y en comunidad, porque la Amistad es una virtud o va acompañada de ella. Y todo aquello que es virtuoso es bueno para el hombre.

Es por ello que para Aristóteles la amistad puede explicarse también a través de los tipos de amistad que visualiza o clasifica; la basada en la utilidad, en el placer o  en la virtud, ésta última descrita como la amistad perfecta, surge entre dos personas buenas que se basan en el bien para mantener esta relación.

Requisitos o Características de la Amistad

Algunas ya se han mencionado, de manera personal disponer de virtud y perseguir el bien en la vida. Además se debe tener carácter de reciprocidad que posibilite el reconocimiento del otro para poder quererlo. Este querer, al ser mutuo  nos  indica que también debe dedicársele tiempo; es decir, la convivencia y disposición para tratar al otro debe estar siempre presente.

Esta convivencia igualmente nos lleva a pensar que para ser posible debe tener las condiciones para que sea. Es decir, la persona que se elige como mi amiga (o) debe tener los mismos intereses (ya sea intelectual, de trabajo, escolar etc.) o coincidir al menos con alguna concepción, motivo o aspiraciones  que una (o) misma (o) tenga.

Esto último aunado a que el hombre virtuoso al ser agradable y útil para los demás,  hace que la relación de amistad con otro igual sea mucho más sencilla de sobrellevar e incluso el entusiasmo permee en ambas partes. Lo cual resulta en una evidente conexión fluida y sin discusiones,  disgustos,  desacuerdos, reclamaciones, quejas, etc. como cierto tipo de amistad sí las tendría.

Considerando lo anterior y como dice Leonardo Polo,

“El hombre bueno debe ser amante de sí mismo, porque de esta manera se beneficia a sí mismo y, a la vez, será útil a los demás”.

La amistad en Aristóteles, Leonardo Polo, Anuario Filosófico, 1999 (32), pág. 482

Se manifiesta que el hombre al amarse a sí mismo, elige a una persona similar a él mismo(a)  debido a nuestra condición humana de socialización, tomándola como base para lograr la felicidad. Teniendo relaciones de afecto que son necesarias porque nos hace sentir que vivimos satisfechos a través de este beneficio mutuo.

El amigo (a) es importante para la vida porque hace que estemos mejor preparados  para pensar y actuar, nos hace mejores personas. Aunque se presenten ocasiones en las que la pluralidad de personalidades haga que algunos no seamos compatibles con otros para tal relación. Pero las discusiones o debates harán aún más fructífera la amistad.

Notas a pie de página

[1] Libro I,7, 1097b10.

[2] Los términos utilizados en esta reflexión que se escriban en masculino, desean llevar un mensaje neutro, pensando en la  humanidad como  especie,  sin hacer especial énfasis en algún género.  

[3] Tomando en cuenta que Aristóteles utiliza la palabra Philia, pero se traduce como amistad. Siendo que Philia en griego es utilizada para referirse al amor o afecto.

Bibliografía

Aristóteles. (2010). Ética a Nicómaco. Madrid: Gredos

Leonardo Polo. (1999). La Amistad en Aristóteles. Anuario Filosófico. Universidad de Navarra Recuperado de https://dadun.unav.edu/bitstream/10171/407/5/5.%20LA%20AMISTAD%20EN%20ARIST%C3%93TELES%2C%20LEONARDO%20POLO.pdf

Artículo de:

Brenda Karina Vázquez Pérez (autora invitada):

Lic. en filosofía (UNAM). Pasante en la Biblioteca “Samuel Ramos” de la facultad de humanidades, especializada en fondo reservado.

Síguela en: instagram, linkedin

Imagen | Wikipedia

#amistad, #aristóteles, #felicidad, #filosofía, #Hombre virtuoso, #vivir bien

por autores invitados

¿Te gustaría escribir para nosotros? Puedes hacerlo enviando textos de forma esporádica o unirte a nuestro equipo permanente de autores. Para más información, envíanos un mail: contacto[at]filosofiaenlared.com

error: Content is protected !!