La verdad es que casi todas las culturas tienen algún refrán para cada ocasión y la mexicana definitivamente no se queda atrás en su sabiduría popular. Sin embargo es la cultura china la que se ha destacado más por este hábito de promover el conocimiento en pequeñas cápsulas universalmente conocidas, porque siempre las han usado de forma mucho más frecuente en su literatura y en su vernáculo; y también por el hecho en extremo interesante de que los refranes no son simples frases aforísticas auto-contenidas, sino que cada uno de ellos está asociado con referencias históricas o cuentos bien conocidos, de modo que además de ser la típica sabiduría popular, se convierten en una efectiva herramienta de enseñanza cultural.

He aquí dos de estas estampas, en la que una frase sencilla da toda una explicación de la situación:

Sospechar que el vecino robó el hacha” (疑邻偷斧; yí lín tōu fǔ) es una expresión que se usa para decir de una persona que se deja llevar por sus propias elucubraciones o emociones cuando está perturbado por algo, sin detenerse a pensar en la evidencia sólida. El cuento es éste:

Un hombre perdió su hacha y empezó a sospechar del hijo de su vecino. Así, empezó a notar que el joven caminaba, se expresaba y hablaba como un ladrón de hachas. Cada acción y actitud era sin duda la de alguien que robaba hachas. Más tarde, limpiando una acequia tras su casa, halló ahí el hacha perdida. Al día siguiente, se encontró de nuevo con el hijo de su vecino, pero no pudo notar en él ningún signo que lo traicionara como un ladrón. El joven no había cambiado, pero la actitud del hombre sí.

La paloma se roba el nido de la urraca” (鸠占鹊巢; jiū zhàn què cháo) quiere decir que alguien toma algo por la fuerza, o de manera ilícita, aprovechando la debilidad del otro. La fábula más antigua refiere que una urraca había construido un nido para sus pequeños; y un día de lluvia, viendo a una paloma buscar refugio, le ofreció entrar. Al día siguiente, al salir a buscar alimento, la paloma echó a los críos de la urraca y se quedó con el nido. Más adelante, el el Huainanzi (s. II a.C.), un libro clásico de taoísmo, se refiere la misma frase, pero con una explicación más elaborada: 

Imaginemos que alguien dice, “La familia Tal tiene muchos bienes en su casa; pero justo ayer el techo de su bodega cayó y murió su perro guardián; así que podemos robarlos”. La gente seguramente rechazará tal propuesta. Pero si un consejero real dice, “El Reino de Tal está sufriendo hambruna, sus murallas están en mal estado y tienen pocas armas defensivas; sería bueno atacarlos y anexarlos a nuestro reino”, la gente no rechazaría tal consejo. Y si no lo hacen, es que no entienden que ambas pertenecen a la misma categoría de acciones.

El valor de este tipo frases, al estilo de las fábulas de Esopo, es de dos formas: en primer lugar está su obvio contenido ético. Y en segundo lugar, se usan extensamente  como apoyo para la enseñanza de la historia, ya que muchas de ellas están relacionadas con eventos históricos reales, o bien fueron acuñadas por personajes famosos. Estos refranes (成语; chéngyǔ) se publican en colecciones que son muy populares y que son material de estudio común en las escuelas de verano.

El equivalente en español de los refranes chinos, en cuanto al conocimiento que tenemos de sus orígenes, son: las fábulas de Esopo, los refranes de la Biblia, y frases de libros famosos como El Quijote. Además de estas tres fuentes, están los refranes populares, comunes a todas las culturas; con la diferencia de que, en general, en Occidente es menos común que podamos referir el origen exacto o el contexto histórico de tales frases.

Así que he aquí una idea: más contexto a nuestros refranes, y que sean tomados como un apoyo valioso en la enseñanza de la historia y la cultura.

Imagen | ddzzd

Artículo de:

Alfonso Araujo (autor invitado):
Originario de Monterrey, México. Ingeniero Industrial y Músico. Radica en China desde el 2000. Ha traducido algunos libros clásicos chinos al español. Es director del IHUB TEC (plataforma de colaboración tecnológica entre China y Latinoamérica).

#educación, #enseñanza de la historia, #filosofía oriental, #historia, #refranes, #refranes chinos

por autores invitados

¿Te gustaría escribir para nosotros? Puedes hacerlo enviando textos de forma esporádica o unirte a nuestro equipo permanente de autores. Para más información, envíanos un mail: contacto[at]filosofiaenlared.com

error: Content is protected !!