El COVID-19 es un acontecimiento que ha permeado la historia humana. Su presencia ha causado que diversos mecanismos ideológicos y políticos operen con el fin de apaciguar la crisis que ha provocado, representando un peligro para la estabilidad y perpetuidad del status quo global.

Actualmente, resulta necesaria la filosofía como herramienta crítica que exhiba y analice dichos movimientos sutiles que evitan que una pandemia de tal magnitud como la que se está viviendo en todo el mundo al día de hoy, sea un factor clave para un cambio radical en las relaciones de poder existentes, aun cuando todas las demás esferas sociales del ser humano estén sufriendo una serie de cambios (escuela en línea, home office, distancia social, etc.).  

Ejemplo de ello es lo que ocurrió en Wuhan, la ciudad origen del COVID-19, que se sometió a un paro total de labores, pasando de ser uno de los lugares con más actividades económicas y sociales de toda China, a convertirse en una ciudad fantasma en donde a cada 100 m. se encontraban controles de sanidad.

Žižek, filósofo y psicoanalista, pronostica que con la contingencia habrá un cambio en el sistema económico mundial que producirá un resurgimiento del comunismo, pero no aquel que busca una burocratización por parte del Estado, sino más bien, un mayor involucramiento gubernamental que asegure la disponibilidad de camas, medicamentos y hospitales para todos sus ciudadanos, aunque esto signifique la expropiación de algunos sectores industriales y empresariales[1].

Pudiera parecer que el análisis del pensador esloveno peque de ingenuo y optimista; no obstante, es necesario mirar bajo este prisma de cooperación e involucramiento estatal, las medidas que optó China para contener el virus en su país: resulta hasta irónico, que policías que meses pasados amedrentaban a los manifestantes en las calles de Hong Kong, ahora les realicen chequeos de salud para descartar contagios.

Lo que se muestra aquí no es un signo de ayuda mutua entre los ciudadanos y el Estado, sino al contrario, es la aplicación del biopoder a un nuevo nivel: debido a la ineficiencia de los modelos occidentales de contención epidemiológica (distancia social, medidas regulativas de tránsito, semáforo epidemiológicos, etc.), China adoptó medidas más radicales como el monitoreo cibernético de las actividades de los ciudadanos y la manipulación de la Big Data mundial, que aunque se venían realizando anteriormente, con la contingencia sanitaria encontraron su justificación en la prevención de nuevos brotes.

Resultado de esto es que en septiembre Xi Jinping, líder del Partido Comunista Chino, encabezó una ceremonia para festejar el triunfo de China sobre el coronavirus y su crecimiento económico a pesar de la pandemia[2].

Por lo que, recordando la propuesta de Žižek, es claro que tenía razón, pero por la razón equivocada: el éxito chino para contener la pandemia no fue a causa de implementar medidas comunistas sino por llevarlas al límite, ejerciendo un extenuante control estatal hacia sus ciudadanos al punto de supervisar su vida privada. En esto se resume la versión china del comunismo žižekiano.

Ante esto, solo queda recordar el viejo chiste que realiza Žižek sobre los padres del marxismo:

“A Marx, Engels y Lenin se les pregunta qué prefieren, si una esposa o una amante. Marx, cuya actitud en cuestiones íntimas se sabe que era bastante conservadora, contesta: ‘Una esposa’. Engels, que era un hombre que sabía disfrutar de la vida, por supuesto contesta: ‘Una amante’. Pero la sorpresa llega con Lenin, que contesta: ‘Las dos cosas, una esposa y una amante’. ¿Acaso, sin que nadie lo supiera, era muy amante de los placeres sexuales? No, puesto que explica con rapidez: ‘Así le puedes decir a tu amante que estás con tu mujer, y a tu mujer que estás con tu amante’. ‘¿Y qué haces en realidad?’. ‘Me voy a un lugar solitario y aprendo, aprendo, aprendo’ [3]

Como conclusión, la tarea actual de la filosofía es ejercer este mismo gesto leninista: apartarse del bullicio ideológico sobre la pandemia y estudiar las consecuencias que ha venido causando durante más de un año.

Notas al pie de página

[1] (Žižek, 2020, 41)

[2] (BBC News Mundo, 2020)

[3] (Žižek, 2018, 12).

Bibliografía

BBC News Mundo. (2020, 8 septiembre). Coronavirus en China: la ceremonia triunfal de Xi Jinping por el «éxito» en la «guerra del pueblo contra el coronavirus». https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-54080108

Zizek, S. (2018). Mis chistes, mi filosofía (1a ed.). Anagrama.

Zizek, S. (2020). Pandemia. La covid-19 estremece al mundo (1.a ed.). Anagrama.

Imagen | freepik

Artículo de:

Arturo Roman Cesar Sanjuan (autor invitado):
Egresado de la licenciatura de Filosofía en la Universidad Autónoma del Estado de México. Sus intereses son la filosofía política y filosofía de la ciencia.

#china, #escritos en tiempo de pandemia, #filosofía política, #Pandemia

por autores invitados

¿Te gustaría escribir para nosotros? Puedes hacerlo enviando textos de forma esporádica o unirte a nuestro equipo permanente de autores. Para más información, envíanos un mail: contacto[at]filosofiaenlared.com

error: Content is protected !!