La obra de Freire como La Pedagogía del Oprimido (1968), actualmente es el trabajo con mayor reconocimiento y multi referenciado, no obstante, en su posterior obra, se encuentran aportaciones teóricas las cuales si se retoman pueden enriquecer paradigmas tales como el de la dimensión.

Con ello, la praxis1 resulta relevante, ya que es la manera en como los sujetos no llegan a ser activistas, así como no llegaba a reflexionar sin realizar alguna práctica, en un posterior trabajo va a enriquecer su término considerando que es una relación de dos dimensiones:

Esta búsqueda (se refiere a una búsqueda reflexiva) nos lleva a sorprender en ella dos dimensiones de tal forma solidarias, en interacción tan radical que, sacrificada, aunque en parte, una de ellas, se reciente inmediatamente la otra. No hay palabra verdadera que no sea una unión inquebrantable de acción y reflexión.

(1970, p. 55, paréntesis nuestro).

Con las anteriores líneas, se distingue lo siguiente: a) que el hombre y la mujer realizan la praxis, lo llegan a hacer por dos dimensiones (acto-reflexión) que, a su vez, están vinculadas y que más adelante se puede pensar que ese tipo de vinculación es la solidaridad y b) se habla, entonces, de que son seres bidimensionales y, que, a su vez, van a actuar dando dimensionalidad a los fenómenos de la realidad o la realidad misma.

Pues, líneas posteriores, precisamente Freire le va a atribuir que el hombre y, agregar la mujer2, van a tridimensionar el tiempo, destacando su pasado, presente y futuro:

El hombre (y la mujer) puede tridimensionalizar el tiempo — pasado — presente —futuro — que, sin embargo, no son departamentos estancos, su historia, en función de sus mismas creaciones, se va desarrollando en permanente devenir, en que se concretizan sus unidades ‘epocales’.

(1970, p. 95, paréntesis nuestro).

De ese modo, parece que en Freire bien se puede hablar de una multidimensionalidad la cual consta en: a) dos dimensiones propias de la praxis y b) la tridimensionalidad que ejercen los seres humanos. Así se puede referir a una serie de dimensiones externas y otras que son inherentes de los seres humanos.

Por otra parte, es de indicar que Freire al buscar el cambio social, precisamente llega a señalar la manera en cómo algunas de estas dimensiones pueden obstruir la capacidad de agencia:

De un lado, son las demás dimensiones de la realidad, que al conservarse como están, obstaculizan el proceso de transformación de la dimensión sobre la cual está incidiendo la acción cambiante; de otro, son las fuerzas contrarias al cambio que tienden a robustecerse frente a la amenaza concreta del cambio de una de las dimensiones en transformación.

. (1970, p. 154).

Así se refiere a lo siguiente: a) hablar de aquellas dimensiones que obstruyen el cambio social y otras dimensiones que lo posibilitan, ambas son propias de la multidimensionalidad y b) señalar, a su vez, que esta multidimensionalidad forma parte de una totalidad. Con ello se llega a sus múltiples vinculaciones que es la solidaridad:

Es innegable la solidaridad entre las diversas dimensiones constitutivas de la estructura cultural. Esta solidaridad en que se hallan las varias dimensiones componentes de la totalidad estructural provoca formas diferentes de reacción a la presencia de elementos nuevos en ella introducidos.

(1970, p. 222-223).

Se han tomado ciertas propuestas de Freire que revelan un mayor enriquecimiento del paradigma de la dimensionalidad. Si Freire concibe que son las dimensiones lo que conforma una totalidad estructural, se verá que, en cierta literatura más bien indican lo contrario: que en las dimensiones hay una o varias estructuras, estos y otros tipos de cuestiones se plantean tomando a consideraciones las líneas Freirianas.

Estructura de la dimensión
y subdimensión

Si hay ciertas características presentes en las dimensiones Freirianas es que se hablan de propiedades de diverso tipo y entre ellas el tiempo. Este tipo de propiedades inherentes de las dimensiones, a su vez, forman parte de la totalidad estructurada.

En la literatura contemporánea, la estructura de la dimensión llega a ser fenómenos, tales como el ritmo (Nobre y Rohenkohl 2014). En Stanciu (2015) se puede encontrar la estructura de la subdimensión que parece que es entendida como las variables que la conforman (como la amistad o la eficacia).

Así, parece indicar esto:

a) la dimensión como parte de una totalidad estructurada, el tiempo pasado es una dimensión que, a su vez, forman parte de una totalidad; b) la estructura de la dimensión se puede pensar como aquellas propiedades que conforman a la dimensión en específica, bien el tiempo cuenta con su propia estructura y c) en donde ya se habla de otro tipo de propiedades que conforman la subdimensión, ya no el tiempo propiamente, sino más bien una de sus cualidades o atribuciones.

Con estas líneas, se puede decir que la estructura de la dimensión como de la subdimensión están conformadas por aquellas propiedades o variables tanto de índole objetiva como subjetiva3.

Incluso, como se ha visto, las líneas de Freire también llegaron a considerar que en la estructura de sus dimensiones hay estas propiedades tanto objetivas como subjetivas. Lo que hace no poder evitar una paradoja de dimensiones que a continuación se va a ahondar.

Paradoja de la cuarta dimensión

Mientras Freire ya presentaba, en la década de los 70, un pensamiento en torno a las dimensiones. Throesch (2007) se puede encontrar el inicio de una discusión y es que la denominada cuarta dimensión llega a contar de propiedades exclusivamente subjetivas: se habla, entonces, de una estructura subjetiva de la cuarta dimensión4.

Hace concebir que hay un consenso en la teoría dimensional es que la cuarta dimensión es a la que se adjudica como la dimensión cultural y, por ende, en su totalidad subjetiva (Watson y Raman, 1994: Tibbit y Anseth, 2012).

Por otra parte, West (et al., 1999) parece que va a concebir que la cuarta dimensión en su totalidad es de índole objetiva. Diferente a Strömbäck y Van (2013) quienes, al igual que el propio Freire, en las dimensiones y en específico, en la cuarta dimensión es una mixtura tanto de propiedades objetivas como subjetivas.

Se llega a tener lo siguiente: a) una cuarta dimensión que, en su totalidad, llega a ser de índole subjetiva; b) una cuarta dimensión cuya totalidad es de índole absolutamente objetiva y, c) una cuarta dimensión que cuenta con propiedades tanto objetivas como subjetivas que bien puede ser esta última la de una perspectiva Freiriana.

Últimas consideraciones en torno a una cuarta dimensionalidad Freiriana

Parece que se puede sugerir que la cuarta dimensión, en Freire, se llega a caracterizar por la vinculación, a lo cual se le llama solidaria, entre elementos tanto de índole objetivo como subjetivo.

No obstante, si bien en Freire hay otro distintivo en sus dimensiones como es la temporalidad pues el presente se diferencia del pasado y ambos del futuro, al igual parece que esta distinción se fundamenta en un relativismo, la diferencia sólo existe al momento en que se compara mutuamente las dimensiones.

Agregar que la aparición de la cuarta dimensión Freiriana va a depender de las condiciones en la que el sujeto se encuentra inmerso: solamente es posible la división en tres dimensiones temporales, al menos que se piensa que la cuarta dimensión temporal consta de un tiempo subjetivo.

Empero, ello da a la contradicción de una cuarta dimensión en su totalidad subjetiva con una cuarta dimensión que admite que hay elementos subjetivos solidarios con elementos objetivos.

Con ello, se puede revelar que la filosofía hiperespacial e hiperdimensional son, ambas, las que llegan a distinguir en la cuarta dimensión una totalidad subjetiva que, a su vez, llega a ser absoluta, mientras que, en Freire, la cuarta dimensión es dialéctica en tanto que hay relación entre elementos objetivos y subjetivos.

Con estas notas, todavía quedan otros aspectos tales como el relativismo, pues mientras que para los dos tipos de filosofía como del pensamiento de Freire, la distinción entre la cuarta dimensión con las tres recae en una mutua comparación. Es el problema que, hoy en día, enfrenta el pensamiento dimensional, posiblemente en espera de ser abordado.

Notas

[1] “Estamos convencidos de que la reflexión, si es verdadera reflexión, conduce a la práctica” (1968, p. 62).

[2] En la obra El Grito Manso (2003), Freire considera emplear el término Hombre y Mujer como reconocimiento de que en una sociedad con dominación patriarcal la palabra Hombre es la que ha tenido y tiene supremacía. También en una conferencia aborda la cuestión en los siguientes términos: “Y para probar que cuando digo ‘nosotros, los educadores’ estoy hablando sólo de los hombres, y yo no entro en esta mentira ‘macha’, ahora adrede digo: ‘nosotras, las educadoras’, para provocar a los hombres. Y espero que ellos se sientan incluidos en ‘educadoras’ en femenino, para ver lo feo que es. Quiero decir, que feo es no ser mujer. Lo feo que es que la mujer quede envuelta en una mentira, en una ideología que pretende explicarse desde la sintaxis como si la sintaxis no tuviera nada que ver con la ideología: una falsificación” (Freire P., 2016, p. 45) .

[3] Özyer y Alici (s.f.) van a tomar en consideración al cinismo como un subdimensión y que, a su vez, forma parte de la dimensión de apoyo organizacional. Lo que se sugiere es que el cinismo puede llegar a ser tanto de índole subjetivo en donde depende de la interpretación del sujeto y objetivo en la medida en que si es una conducta cínica.

[4] Se ha tenido la oportunidad de comentar esta tesis, presentando lo que es una filosofía hiperdimensional, diferente de una filosofía hiperespacial pues en la primera en lugar que en las cuatro dimensiones son los espacios, se sugiere una diferencia entre dimensiones y espacios (Garnelo, 2021).

Bibliografía

Freire, P (1968). Pedagogía del oprimido. Siglo XXI. México.

Freire, P., (1970). La concientización. Instituto Agrario Nacional. Caracas. Venezuela.

Freire P., (2003). El Grito Manso. Ciudad de México: Siglo XXI.

Freire, P. (2016). El maestro sin recetas: el desafío de enseñar en un mundo cambiante. Siglo XXI Editores.

Garnelo. I, “Ciertos prolegómenos para ser hiperconsciente de la filosofía hiperdimensional” en filosofía en la red (17 de agosto de 2021). Recuperado el 17 de agosto de 2021 de https://filosofiaenlared.com/2021/08/ciertos-prolegomenos-para-ser-hiperconsciente-de-la-filosofia-hiperdimensional/

Nobre, A. C., & Rohenkohl, G. (2014). Time for the fourth dimension in attention. 1-35.

Özyer, K., & Alici, İ. (s.f.). The Relationship Between Perceived Organizational Support With Organizational Cynicism and Sub-Dimension: An Empirical Study. In 2nd International Conference on Contemporary Issues in Business & Economics (pp. 1-1).

Throesch, E. L. (2007). The Scientific romances of Charles Howard Hinton: the fourth dimension as hyperspace, hyperrealism and protomodernism (Doctoral dissertation, University of Leeds).

Tibbitt, M. W., & Anseth, K. S. (2012). Dynamic microenvironments: the fourth dimension. Science translational medicine, 4(160), 160ps24-160ps24. 1-4.

Watson, R. T., Ho, T. H., & Raman, K. S. (1994). Culture: A fourth dimension of group support systems. Communicatio ns of the ACM, 37(10), 44-55.

West, G. B., Brown, J. H., & Enquist, B. J. (1999). The fourth dimension of life: fractal geometry and allometric scaling of organisms. science, 284(5420), 1677-1679.

Strömbäck, J., & Van Aelst, P. (2013). Why political parties adapt to the media: Exploring the fourth dimension of mediatization. International Communication Gazette, 75(4), 341-358.

Stanciu, A. (2015). Four sub-dimension of stereotype content: Explanatory evidence from Romania. International Psychology Bulletin, 19(4), 14-20.

Imagen | Wikimedia

Artículo de:

Irving Garnelo Pérez (autor invitado):
Lic. en sociología de la UAM-I. Actualmente cursa la maestría en UAM-C. Autor dl recopilado de cuentos “Girasol y otras semillas del 68… otros cuentos”.

#Dimensión, #estructuras, #paradoja, #relativismo

por autores invitados

¿Te gustaría escribir para nosotros? Puedes hacerlo enviando textos de forma esporádica o unirte a nuestro equipo permanente de autores. Para más información, envíanos un mail: contacto[at]filosofiaenlared.com

error: Content is protected !!