¡Variante Delta primero!: La globalización como paradigma a reemplazar

En diciembre del 2020, Donald Trump, bajo el lema “¡Estados Unidos primero!”, firmó un decreto que buscaba acaparar las vacunas elaboradas en EE. UU. para conseguir la inmunización de su población1. Y aunque suene un hecho particular y aislado, parece que dicha excepción en realidad es la norma, ya que varios países han implementado medidas similares2.

Estos comportamientos egoístas son consecuencia de la lógica globalizadora aplicada a la contención de la pandemia. Así, desde la segunda mitad del siglo XX, el ser humano ha optado por la conexión global a nivel económico y tecnológico como vía para el progreso del mundo. A este proceso se le conoce como globalización.

Los beneficiarios directos de este proceso son las industrias trasnacionales que operan por todo el mundo diversificando sus mercados posibilitando a sus consumidores el acceso de más servicios a menor costo. Sin embargo, el problema principal de la globalización es que su factor clave es el desarrollo tecnológico y económico proporcional en todo el mundo; es decir, se funda en la idea de que todas las naciones se encuentran en un estándar económico equitativo.

Y a pesar de que dicho principio no empata con la realidad, la globalización continúa siendo el paradigma tecnológico de las potencias mundiales, provocando que aquellos países que no cuentan con la infraestructura y economía adecuada para dicho proceso se queden marginados en el proyecto modernizante.

Lo paradójico de esta cuestión es que, aunque la globalización margine a los países pobres, dichas naciones tienen la capacidad de afectar de gran manera a los países desarrollados al punto de provocarles crisis de gran magnitud.

El ejemplo idóneo de esta paradoja es la relación entre el acaparamiento de las vacunas por parte de las potencias mundiales y el surgimiento de la variante Delta del COVID-19: Europa se negó a ayudar a países como India, que no podían costear la compra de la vacuna y optó, en cambio, por inmunizar a gran parte de su población. Consecuencia de ello fue el brote masivo de infectados en India que terminó provocando el surgimiento de la variante Delta y que ahora representa, para todo el mundo, un peligro aún mayor que la sepa origina debido a su tasa morbilidad y de infección3.

La lección que debemos rescatar no es tanto el ayudar a los países con menos recursos con el fin de que no representen un riesgo potencial a futuro para los países desarrollados, sino todo lo contrario, es preciso reconocer como insostenible un modelo que propicie la desigualdad mundial y que posibilite la aparición de riesgos latentes, como la variante Delta.

Es por ello que se debe de optar por alternar la manera en cómo manejamos los problemas mundiales, como la pandemia, y pasar de una visión globalizadora a una global en la que se contemple por igual los problemas de las naciones.

Notas

[1] Menéndez, 2020

[2] Staff, 2021

[3] OMS, 2021

Bibliografía

Menéndez, C. (2020, 9 diciembre). Donald Trump decreta prioridad de acceso de Estados Unidos a las vacunas. euronews. https://es.euronews.com/2020/12/09/donald-trump-decreta-prioridad-de-acceso-de-estados-unidos-a-las-vacunas

OMS. (2021, 8 enero). Seguimiento de las variantes del SARS-CoV-2. WHO.Int. https://www.who.int/es/activities/tracking-SARS-CoV-2-variants

Staff, F. (2021, 28 enero). La ONU denuncia el acaparamiento de vacunas y el aumento de las desigualdades. Forbes México. https://www.forbes.com.mx/mundo-la-onu-denuncia-el-acaparamiento-de-vacunas-y-el-aumento-de-las-desigualdades/

Imagen| Freepik

Artículo de:

Arturo Roman Cesar Sanjuan (autor invitado):
Egresado de la licenciatura de Filosofía en la Universidad Autónoma del Estado de México. Sus intereses son la filosofía política y filosofía de la ciencia.

#coronavirus, #filosofía, #globalización, #política, #reflexión, #salud, #SARS-CoV-2, #variante delta

por autores invitados

¿Te gustaría escribir para nosotros? Puedes hacerlo enviando textos de forma esporádica o unirte a nuestro equipo permanente de autores. Para más información, envíanos un mail: contacto[at]filosofiaenlared.com

error: Content is protected !!