La invención del síntoma: Elizabeth Holmes y la manifestación del estado ideológico de la ciencia actual

El documental “The Inventor: Out for Blood in Silicon Valley” (2019) expone el caso de Elizabeth Holmes, fundadora de la compañía Theranos, la cual tenía como principal objetivo el proveer análisis clínicos a la población estadounidense a un bajo costo y a través de un mero pinchazo en el dedo.

Dicha empresa fue acusada por fraude debido a que lo que ofertaba su producto no lo cumplía y al ser un tema de salud, esta negligencia la llevo a ser clausurada por la corte de Estados Unidos, llevando a Elizabeth Holmes y sus socios a cumplir una sentencia en carceles norteamericanas por fraude.

Es asi que en el documental, se exponen diversas entrevistas con exempleados y críticos que tuvieron contacto con Holmes, detallando el recorrido de la empresaria, desde sus inicios como un estudiante de Stanford hasta el declive de su empresa .

Sin duda, los actos realizados por Elizabeth Holmes son repugnantes y atentan contra los derechos humanos, que en su momento decía defender; sin embargo, debemos preguntarnos: ¿bajo qué circunstancias ideológicas le permitieron a una persona como ella poder alcanzar cierta influencia y poder sin siquiera tener un producto funcionando? Es decir, para el status quo actual, la narrativa que envuelve un objeto pesa más que el objeto en sí. Es así que Holmes pudo conseguir inversiones para su proyecto vendiendo más su historia de vida que su producto como tal. O si lo analizamos desde el prisma fenomenológico, hemos de decir que los inversionistas aceptaban colaborar con ella porque comprendían su visión, más no entendían los datos duros.

Esta decisiva diferencia entre entender y comprender da luz a la lógica en la que la ciencia trabaja hoy en día: la labor científica está continuamente propensa a la influencia de múltiples intereses ajenos a ella que pueden provocar la desviación y mal uso de su práctica, teniendo como consecuencia la justificación de crímenes contra la humanidad bajo la bandera del progreso. Esto conlleva a centrarse en la parte final del documental en donde, a través de un ejercicio de retrospectiva, los entrevistados se preguntan si la fundadora de Theranos estaba loca al tener una obsesión enfermiza por conseguir una meta imposible o, si, por el contrario, era una mentirosa que había ejecutado una asombrosa estafa a nivel internacional. Con respecto a esta elección entre locura o falsedad, propongo una tercera vía: Holmes no es otra cosa que la manifestación sintomática del estado ideológico del mundo.

Pero, ¿qué se debe entender por sintoma? Para Slavoj Žižek, la manera indicada de concebir el síntoma, no es tratarla como aquella excepción o lapsus en el funcionamiento normal de un sistema, sino por el contrario, concebirla como la forma en que se manifiesta el pleno estado del mismo1.

Con Theranos se hizo manifiesto que el mundo financiero puede inventar diversos proyectos científicos amparados por una narrativa de éxito y superación. Esto nos orilla a pensar que personajes como Elon Musk o Jeff Bezos con sus proyectos espaciales y tecnológicos deben su éxito a su influencia financiera más que a la viabilidad de sus objetivos.

A manera de cierre, es prudente invertir la onceava tesis sobre Feuerbach de Karl Marx2 y declarar que, en lugar de actuar de manera irreflexiva a causa de las diversas influencias ideológicas, debemos suspender nuestro actuar y reflexionar sobre las consecuencias de las acciones tomadas, aunque estas porten el estandarte de la ciencia y el progreso. Pues, cuando vemos por fin la luz al final del túnel el escepticismo debe de reinar entre nosotros, ya que lo más probable es que dicha luz sea las luces de un tren que viene directo hacia nosotros.

Notas al pie de página

[1] Žižek, 2009, p.42.

[2] Los filósofos no han hecho más que interpretar de diversos modos el mundo, pero de lo que se trata es de transformarlo (Marx y Engels, 2016, p.32).

Bibliografía

Gibney, A. (2019). The Inventor: Out for Blood in Silicon Valley. HBO. https://www.hbo.com/documentaries/the-inventor-out-for-blood-in-silicon-valley/about

Marx, K., & Engels, F. (2016). Obras escogidas: Marx – Engels. Vol. 1 (1.a ed.). Ediciones Akal.

Zizek, S. (2009). The Sublime Object of Ideology (2.a ed.). Verso.

Imagen | Pixabay

Artículo de:

Arturo Roman Cesar Sanjuan (autor invitado):
Egresado de la licenciatura de Filosofía en la Universidad Autónoma del Estado de México. Sus intereses son la filosofía política y filosofía de la ciencia.

#ciencia, #elizabeth holmes, #ideología, #política, #salud

por autores invitados

¿Te gustaría escribir para nosotros? Puedes hacerlo enviando textos de forma esporádica o unirte a nuestro equipo permanente de autores. Para más información, envíanos un mail: contacto[at]filosofiaenlared.com

error: Content is protected !!