Los rostros del otro en la migración: entre el sujeto migrante, el coyote y la ciudad santuario

El otro en su encuentro nos causa un algo. Para poder adentrarnos en la reflexión entre el papel e idea de la alteridad y como este elemento permite poder concebir a las figuras de la migración (como aspecto inicial) en el sujeto migrante, así como en la imagen del coyote y de la ciudad santuario; será necesario partir en la noción de la otredad como primer paso en la cavilación, pues de dicho concepto se podrá ver la gestación no solo de estas figuras, sino sus posibles móviles y conformación en general.  

El papel de la alteridad es uno de los temas y conceptos que atañen a diversas ramas y objetos de estudio, pues posibilitan poder pensar a los otros desde mi propia mirada y condición y viceversa, además del poder permitir el adentrarnos en diferentes reflexiones y posturas dentro de la subjetividad1 y que no solo incidirá en la concepción con los otros sino en su mismo trato y lugar en el que los vamos situando. Pero específicamente, dentro del papel filosófico, el problema o concepción del otro implica su relación misma como un elemento concurrido en su abordaje, donde su causa inicial permite ver la gestación misma del fenómeno. Aunque existen diversos autores y posturas, para poder tener una mejor comprensión del tema, nos acercaremos al autor búlgaro francés Tzvetan Todorov que en su concepción de la otredad mencionando lo siguiente:

Quiero hablar del descubrimiento que el yo hace del otro. El tema es inmenso. Apenas lo formula uno en su generalidad, ve que se subdivide en categorías y en direcciones múltiples, infinitas. Uno puede descubrir a los otros en uno mismo, darse cuenta de que no somos una sustancia homogénea, y radicalmente extraña a todo lo que no es uno mismo: yo es otro. Pero los otros también son yos: sujetos como yo, que sólo mi punto de vista, para el cual todos están allí y sólo yo estoy aquí, separa y distingue verdaderamente de mí. Puedo concebir a esos otros como una abstracción, como una instancia de la configuración psíquica de todo individuo, como el Otro, ax otro y otro en relación con el yo; o bien como un grupo social concreto al que nosotros no pertenecemos. Ese grupo puede, a su vez, estar en el interior de la sociedad: las mujeres para los hombres, los ricos para los pobres, los locos para los “normales”; o puede ser exterior a ella, es decir, otra sociedad, que será, según los casos, cercana o lejana: seres que todo acerca a nosotros en el plano cultural, moral, histórico; o bien desconocidos, extranjeros cuya lengua y costumbres no entiendo, tan extranjeros que, en el caso límite, dudo en reconocer nuestra pertenencia común a una misma especie.

(Todorov, 2007, 13)

Por ende se vería entonces a la otredad como un encuentro que puede generar múltiples reacciones con los múltiples yos, y que esto desencadena no solo una cierta respuesta o acción misma, sino que también va colocando en un lugar determinado a este otro que puede o no puede pertenecer a mi cercanía siendo de forma vertical (entrarían por ejemplo las categorías  como bueno o malo, pobre o rico, débil o fuerte) o de forma horizontal (siendo algunas nociones como hermano, pareja, compatriota, compañero de escuela) entre múltiples otras formas.

Teniendo este breve encuentro con la alteridad (y enfocándolo al tema migratorio), surgirían diversos cuestionamientos, uno de ellos sería el siguiente: ¿cómo el papel de la alteridad permite pensar y situar a la construcción de algunos actores en la migración? Para ello tendríamos que ver como se gesta esto en los actores de la migración antes mencionados como lo son el sujeto migrante, la idea del coyote y el papel de la ciudad santuario en la ecuación.

La idea de la Alteridad
en el sujeto migrante

Ahora nos corresponde indagar inicialmente en el concepto de migración, pues antes de adentrarnos en la relación o gestación de la otredad que se emana en el sujeto migrante, conocer someramente a qué se refiere el concepto de migración será clave; dado que el sujeto migrante es participe de dicho movimiento (valga la redundancia). Para la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), la migración sería definida como:

Movimiento de personas fuera de su lugar de residencia habitual, ya sea a través de una frontera internacional o dentro de un país. Véase, asimismo: migración por motivos climáticos; desplazamiento; migración interna; migración irregular; migración laboral; migrante; migración segura, ordenada y regular

(OIM)2

Por lo cual entonces nos permite pensar a la otredad que se gesta en la migración (y principalmente en el sujeto migrante), como aquel grupo de otros que son diferentes de un yo en donde realizan por diversos motivos el movimiento fuera de su domicilio o contexto de origen; y que atañe (o se nota más) el cambio en la relación con los yos originarios al que llega con el espacio de destino del otro (siendo este el nacional o sujeto adscrito a un Estado en específico), y aunque el tema inicialmente es físico en su origen, este desemboca en el aspecto mental en la forma de reacción (sea favorable o no) tanto del que llega como del que se va. Lo interesante sería en ver como reaccionan, pero la alteridad que se gesta del sujeto migrante que es un diferente, y que irrumpe la cotidianidad del lugar de llegada siempre se dará.

La Otredad
en la figura del coyote

Aunque la migración como fenómeno es un ámbito complejo, en sus “partes” se encuentran integrados diversos actores o procesos que permiten funcionar la industria de la migración a escalas gigantescas. Si bien dependerá el nombre y región o frontera a estudiar, para el caso entre México y Estados Unidos será la figura del pollero o coyote como primordial elemento, para poder pasar a los sujetos migrantes:

Las dos palabras aluden al mismo personaje, pero coyote es una voz más antigua, pues pollero es un término creado de manera reciente, que se utiliza principalmente en el occidente de México. En este trabajo se hará uso de manera indistinta de las palabras coyote y/o pollero, definido como: La persona cuyo negocio consiste en cruzar a los migrantes a través de la frontera de México a Estados Unidos, por un lugar no habilitado para el control migratorio o por un lugar habilitado, pero eludiendo el control migratorio utilizando documentación apócrifa.

(Jáuregui-Díaz y Ávila-Sánchez, 2017)3

Por ende, la emanación de la otredad pensada desde la figura del pollero o coyote en una primera instancia posibilita en ver al otro que, si bien es migrante, también es un objeto que en su fin monetario se vuelve mercancía, el negocio del pollero o coyote es pasar migrantes y para poder hacerlo, su precio es económico, el otro se vuelve una moneda, cuyo precio es tanto dólares como con la vida misma. Pues harán todo lo que sea con tal de pasar el paquete, pero si son detenidos, ellos pueden desprenderse del mismo.

Ciudad santuario:
cúmulo de otredades

Siguiendo con la idea de la industria de la migración, otro elemento clave será el papel que juegan las denominadas Ciudades Santuario situadas en Estados Unidos, cuyo fin es la protección de los migrantes ante la deportación de las autoridades gubernamentales

Tales ciudades santuario surgieron en un contexto democrático que buscaba soluciones a largo plazo para los millones de refugiados que llegaban a las ciudades de ese país con el fin de salvar sus vidas de las guerras civiles en sus países de origen ubicados en Centroamérica. Actualmente, las ciudades santuario protegen a los inmigrantes ante una posible deportación o violación de derechos humanos mediante la protección de datos y leyes a nivel local, establecidas por las ciudades y estados en materia migratoria para no cooperar con los agentes del Immigration and Customs Enforcement (ICE).

(Suárez Ávila, 2017)4

Por ende, el espacio geográfico instaurado por una multitud con el fin de proteger el destino y arribo de múltiples ellos, los yos establecidos en su ambiente social y político en concreto se unieron para poder apoyar a la llegada de los diferentes5, cuyo papel (por ejemplo) relacionado con los derechos humanos y las mismas libertades básicas de libre tránsito se buscan defender y proteger. El otro es un diferente sin duda, pero es necesario su protección, pues la empatía se hace presente.

Conclusiones

La perspectiva de la alteridad en los estudios migratorios, puede ser sin duda un elemento esencial para poder abordar el fenómeno desde un ámbito más humanista (sin olvidar la postura filosófica), pues aunque su estudio o pensamiento directo es visto del lado económico, al ser un tema cuya raíz es social y al mismo tiempo filosófico (en su causa última) en relación con la comprensión, entendimiento y trato con el otro, posibilitaría mejores y más amplias estrategias tanto en su reflexión como en su posible búsqueda de mejores soluciones, o sino; al menos un mejor trato con el otro, pues al final las categorías no son estables dado que aquellos que critican o actúan de forma xenofóbica, un día pueden padecer el mismo camino. 

Notas al pie

[1] “Con el fin de seguir manteniendo el punto de vista del sujeto, es decir, la idea de que el conocimiento es conocimiento poseído por sujetos, y a la vez de mantener la validez objetiva del conocimiento, se han realizado esfuerzos encaminados a ver cómo lo subjetivo —en cuanto subjetivo individual— puede convertirse en “intersubjetivo”. La intersubjetividad aparece entonces como un puente tendido entre la pura subjetividad y la pura objetividad”. (José Ferrater Mora. Diccionario de Filosofía, 1951, 984).

[2] TÉRMINOS FUNDAMENTALES SOBRE MIGRACIÓN. (s. f.). Organización internacional para las migraciones. Recuperado 17 de octubre de 2021, de https://www.iom.int/es/terminos-fundamentales-sobre-migracion.

[3] JÁUREGUI DÍAZ, José Alfredo; ÁVILA SÁNCHEZ, María de Jesús. El uso de coyote o pollero en el proceso migratorio México-Estados Unidos, 1993-2010. Huellas de la Migración, [S.l.], v. 2, n. 4, p. 154. feb. 2018. ISSN 2594-2832. Disponible en: <https://huellasdelamigracion.uaemex.mx/article/view/9657>. Fecha de acceso: 17 oct. 2021.

[4] Op. Cit.

[5] Aunque la migración como fenómeno es complejo, no es lo mismo la forma legal que entra el sujeto por medio de las instancias migratorias y jurídicas que entrando al margen de la ley, viendo al migrante como migrante regular o migrante irregular en su origen: “La política de contención que realizan las autoridades mexicanas, que tiene como objeto detectar a las personas extranjeras que cruzan de manera irregular en el país y deportarlas con premura, constituye una primera barrera para garantizar el derecho a solicitar refugio en México (Kerwin, 2018)” (Torre Cantalapiedra et al, 2021).

Bibliografía

Ferrater Mora, José. 1964. Diccionario de Filosofía. Buenos Aires.: Editorial Sudamericana.

Todorov, Tzvetan. 2007. La Conquista de América. El problema del otro. México. Siglo XXI Editores. 

Jáuregui Díaz, J., & Ávila Sánchez, M. (2018). El uso de coyote o pollero en el proceso migratorio México-Estados Unidos, 1993-2010. Huellas De La MigracióN, 2(4), 151-186. Consultado de https://huellasdelamigracion.uaemex.mx/article/view/9657.

Suárez Ávila, Paola Virginia (2017). Ciudades santuario de California: la acción política de los gobiernos locales en la política pública migratoria contemporánea de Estados Unidos. Migración y Desarrollo, 15(29),51-70.[fecha de Consulta 11 de Octubre de 2021]. ISSN: 1870-7599. Disponible en: https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=66054713003

Torre Cantalapiedra, E., París Pombo, M. D., & Gutiérrez López, E. E. (2021). El sistema de refugio mexicano: entre proteger y contener. Frontera Norte33. https://doi.org/10.33679/rfn.v1i1.2103

Artículo de:

Jesús Margarito Muñoz Escutia (autor invitado):

Egresado de la Lic. En Filosofía por parte de la UAEMéx. Ex-becario del Centro de Investigación en Ciencias Sociales y Humanidades CICSyH – UAEMéx. Participante en el curso de Taller de Migración Internacional, Refugio y Política Migratoria en la UNAM. Ex delegado de la CONEFI de su facultad y tesorero nacional de la misma.

Imagen | Pexels

#alteridad, #ciudad santuario, #coyote, #sujeto migrante

por autores invitados

¿Te gustaría escribir para nosotros? Puedes hacerlo enviando textos de forma esporádica o unirte a nuestro equipo permanente de autores. Para más información, envíanos un mail: contacto[at]filosofiaenlared.com

error: Content is protected !!