fbpx

Breve análisis metafísico acerca de “El ruiseñor de Keats” de Jorge Luis Borges

Este es un breve análisis metafísico acerca del ensayo “El ruiseñor de Keats” del escritor argentino Jorge Luis Borges. Se examinará desde la Teoría de las ideas de Platón. Este ensayo de Borges refiere a un poema del poeta británico John Keats “Oda al ruiseñor”. En el mismo se hace mención al ruiseñor como “eterno” e “invisible”1, pero se oye su canto, entonces nos encontramos ante una confusión dentro de la interpretación: si es real o no. ¿Es imaginación para construir una metáfora poética, o un ave con existencia corpórea en lugar y tiempo descrita poetizada?

Aquí se plantea un problema filosófico: ¿El ruiseñor al que se refiere John Keats en su legendario poema es un ruiseñor real, o es el ruiseñor genérico? A su vez, ¿es el genérico tan solo un artificio arbitrario del lenguaje o posee alguna conexión realista con la realidad?

Desde una perspectiva platónica, tratando de seguir las huellas de Borges en su planteo, puede pensarse que ese ruiseñor eterno es algo real y físico, convertido en una idea imperecedera. Platón señalaba con respecto a las “ideas”2, como ideales,  como modelos, arquetipos, a las que las cosas individuales imitan, y se aproximan. En la poesía, el ruiseñor del mundo sensible da un salto al mundo ideal y se convierte en inmortal para ser pensado por otros, de esta manera es posible para cualquiera conocer al ruiseñor nombrado y no tan solo ser percibido por el poeta.

Por ello se puede contemplar a ese ruiseñor como genérico o universal,  es decir, equivale a la “idea” de ruiseñor, refiriendo a la especie, a algo genérico, universal, y se relaciona con lo particular, o individual. Desde esta idea se llega a la consideración de lo eterno en la expresión de la poesía. Se produce así, una abstracción de lo concreto a lo universal que puede ser captado como idea para dar cuenta del ser de las cosas diría Platón. 

Además, se puede vincular a otra concepción de Platón la cual permite explicar, que las Ideas  no llegan a conocerse solo a través de los sentidos, sino mediante el puro pensamiento. Por lo tanto, lo que se plasma en el poema como ruiseñor, otros al leerlo, pueden dar cuenta de él a través del concepto.

En conclusión, puedo decir en relación con la vinculación con Platón, que el ruiseñor representa la eternidad, como idea inteligible, como belleza poética y artística que plasma el poeta. Puede nombrarlo como algo universal, y ser identificado en lo particular; a su vez encajado en  el mundo de lo sensible, de las cosas. Hay una inevitable dualidad y conjugación de realidades, ideal y sensible,  desde lo poético nos refiere a un ruiseñor genérico, ideal  que posee conexión con la realidad  de lo particular.

Notas al pie de página

[1] Borges, J. L.(1989). El ruiseñor de Keats. Otras Inquisiciones. Obras completas. Volumen 2. Buenos Aires: Emecé p. p. 95.

[2] Ross, D. (1993). Teoría de las ideas de Platón. Madrid: Cátedra, Tercera edición. p. p. 39-54.

Bibliografía

Borges, J. L. (Ed.). (1989). otras inquisiciones (obras completas ed., Vol. 2). Buenos Aires. Emecé.

Ross, D. (1993). Teoría de las ideas de Platón. Madrid: Cátedra, Tercera edición.

Imagen | Pixabay

Artículo de:

María Laura Picón (autora invitada):
Profesora de Filosofía, actualmente cursando la Lic. en Filosofía en UNSE (Universidad Nacional de Santiago del Estero, Argentina), bailarina de tango, dibujante y pintora abstracta, escribo.

#borges, #keats, #Metafísica, #platón

por autores invitados

¿Te gustaría escribir para nosotros? Puedes hacerlo enviando textos de forma esporádica o unirte a nuestro equipo permanente de autores. Para más información, envíanos un mail: contacto[at]filosofiaenlared.com

error: Content is protected !!