fbpx

Estoy completamente segura de que, todos nosotros, en algún momento de nuestra vida, se nos ha pasado por la cabeza la diatriba de: ¿y qué sentido tiene esto? O nos hemos planteado cuestiones, indebidamente, denominadas filosóficas del tipo ¿es que hemos de esperar algo de la vida?, o ¿la vida realmente tiene sentido? Si has respondido afirmativamente a estas cuestiones, esto te puede interesar.

Desde que tengo memoria se nos ha dicho que plantear dudas de tipo existencialistas, como las expresadas anteriormente, son inútiles porque se llevan planteando desde que el ser humano tiene consciencia sobre su propio ser y nadie, absolutamente nadie, ha sido capaz de darnos una respuesta que sea indubitable u objetiva. Creo que hemos preferido vivir en la comodidad de no conocernos a nosotros mismos, e incluso me atrevería a decir que hemos por ello creado otros seres superiores -llámalo Dios, Universo, Cosmos… al final es lo mismo-, porque nos esforzamos tanto en pensar más allá de nosotros mismos cuando ni siquiera sabemos, en el fondo y de forma holística, quienes somos.

Esto me llevó a pensar que igual debemos de conformarnos con el sinsentido de la vida, aunque creo que esta afirmación ya indica un tipo de sentido – aunque sea negativo, pero es sentido- porque ¿somos merecedores de algo más que el sinsentido?, ¿creemos ser tan importantes y tan arrogantes al creernos capaces de descifrar el misterio del sentido de la vida? Hay quien puede pensar que “sentido” es en sí mismo existir – aquí entraríamos en otro debate: ¿Qué es existir? ¿Quién puede existir? ¿Hay alguna diferencia entre existir y vivir? ¿Vivimos o existimos?–. Para mí, existir es la realidad de cada persona en el mundo, sea cual sea; esto es, el instante, el momento en el que vive, en el momento en el que es consciente que está vivo, solo en ese momento considero que se tiene la suficiente cordura para que alguien sea plenamente consciente de lo que significa existir, es decir, existir en sentido holístico de la palabra. Siguiendo con la diatriba que había planteado anteriormente, se puede suponer, y no de forma errónea, que no darle sentido a la vida puede ser en sí mismo un acto de rebeldía por no comulgar con las circunstancias y buscarían cambiarlas, a toda costa, en este viaje que llamamos vida, pero también puede ser un acto de liberación – el último acto de liberación, el punto de no retorno, el más puro-, ya que cuando aceptas que la vida no tiene sentido entonces es que reniegas de todo y esto te lleva a la tranquilidad más absoluta por no tener que luchar más contra una diatriba tan grande como la presentada, en este caso, se podría concluir que “aceptas” todo y todas las circunstancias en las que estás en la realidad.

Analizando las afirmaciones que acabo de hacer, se puede pensar que estas dos formas de “no sentido” son contrarias en sí mismas, lo cierto es que en ambas – tanto en el acto de rebeldía como en el de liberación- se decide o se llega a la conclusión de “no sentido”, pero la diferencia radica en que  en el primero de ellos reniegas de todas las circunstancias – de todas y cada una de las circunstancias porque si llegase a existir una con la que comulgases ya no renegarías totalmente con lo que no llegarías al “no sentido”-, mientras que si se alcanza el “no sentido” a través del acto de liberación se entiende que aceptas todas las circunstancias porque se entiende que no hay nada que se pueda hacer. Además, para poner más claro esto, en el acto de liberación – aún dándose el no sentido – al renegar es un signo de acción para cambiar aquello de lo que renegaste; tiene una connotación de lucha contra aquello de lo que reniegas, mientras que en el acto de liberación también conlleva en sí mismo la no-acción, porque se aceptan las circunstancias, entonces, no hay lucha posible.

Imagen | Pixabay

[cite]

#Conciencia, #ensayo, #filosofía en la red, #no-sentido, #sentido

por Mercedes González García

Estudiante de la carrera de Filosofía y de Educación Primaria por la Universidad de León de Castilla y León, España. Apasionada de la Filosofía y de la búsqueda de respuestas de las grandes incógnitas que han planteado la raza humana por el simple hecho de existir.

error: Content is protected !!