La trayectoria académica de María Teresa Grasso: un análisis conceptual. Parte 1 de 3

En este artículo lo que se busca es presentar los conceptos que elaboró Grasso, ya sea en trabajos exclusivos de su autoría o colaborativo, para así señalar una riqueza conceptual en una prolífica trayectoria académica.

Metodología

El análisis comienza presentando un artículo de la autoría publicado en septiembre del 2013. Cabe indicar que se va a mencionar otro trabajo publicado en el mismo año, pero no se especifica el mes abriendo la posibilidad de que pueda ser antes o posterior a septiembre, debido a ello se optó por hacerle esta posterior mención.

Las primeras inquietudes conceptuales

En septiembre, Grasso (2013) entre sus aportaciones llega a proponer el concepto de movimiento social anti-austero, en donde se indica que es un movimiento que no se considera tradicional1, aunque puede involucrar ciertas características de movimientos tradicionales como el de buscar mejores condiciones salariales. Llega a tener elementos de lo que autora denomina movimientos sociales “nuevos”, posiblemente con una relación a una liberación cultural. Pese a contar con ambos elementos (el novedosos y el tradicional) no llega a reducirse a una mixtura de ambos elementos, sino que se concentra en objetivos tales como ser una reacción a aquellas medidas austeras implementadas por el neoliberalismo.

Con ello, la autora indica lo siguiente:

We found anti-austerity movement participants to be closer to new social movement participants concerning the economic left-right dimension, while being different from both old and new movement participants (but in opposing directions) concerning the social authoritarian-libertarian dimension.

Descubrimos que los participantes del movimiento anti-austeridad estaban más cerca de los nuevos participantes del movimiento social en lo que respecta a la dimensión económica izquierda-derecha, mientras que eran diferentes de los participantes del movimiento nuevo y antiguo (pero en direcciones opuestas) en lo que respecta a la dimensión social autoritaria-libertaria.

(pp. 13-14).

Continuando, el trabajo, con el que no se especifica el mes de publicación, Grasso y Guigni (2013) se centran en la noción de Participación Política (PP), un tema el cual puede llegar a distinguirse del análisis de movimientos sociales. Sin ahondar en esto último se presenta el concepto que sugiere la autora:

The latter should be seen as an attitude driving participation, whereas participation itself is the dependent variable that needs to be explained because it captures the actual activities that people engage with politically.

Esto último debe verse como una actitud que impulsa la participación, mientras que la participación en sí misma es la variable dependiente que debe explicarse porque captura las actividades reales en las que las personas se involucran políticamente.

(p. 6)

Con estas propuestas, se puede hacer una breve mención de ciertos aspectos del estudio de Grasso en el año 2013:

a) Necesario hablar de un PP propio del movimiento social austero, del movimiento “nuevo” y del movimiento “tradicional”: b) posiblemente una relación entre una determinada PP con un movimiento social dado, a su vez, en un determinado contexto histórico y c) abriendo la posibilidad de que las reformas neoliberales del Thatcherismo llegaron a generar un movimiento social austero con su respectiva PP.

Hecho mención de estas observaciones, ahora se presentará la manera en como se ha organizado los trabajos publicados en el año posterior.

Metodología

Este trabajo identificó dos artículos en donde se hace mención del primero debido a que se cuenta con la fecha en que fue aceptado (el mes de junio) a diferencia de otro artículo en donde no se indica el mes aceptado o publicado.

Ahondamiento y propuesta

En este año va, la autora va a continuar con el concepto del PP, señalando una hipótesis ya que involucra, precisamente, el distinguir la PP en un determinado contexto histórico:

I hypothesize that certain generations are more likely to engage in specific political acts than other generations, based on the relative importance of different repertoires of participation in the historical context of a generation’s coming of age.

Planteo la hipótesis de que ciertas generaciones tienen más probabilidades de participar en actos políticos específicos que otras generaciones, en función de la importancia relativa de los diferentes repertorios de participación en el contexto histórico de la mayoría de edad de una generación.

(Grasso, 2014, p. 64).

Planteo la hipótesis de que ciertas generaciones tienen más probabilidades de participar en actos políticos específicos que otras generaciones, en función de la importancia relativa de los diferentes repertorios de participación en el contexto histórico de la mayoría de edad de una generación. (Grasso, 2014, p. 64).

Se refiere a esta hipótesis2 porque hace considerar la delimitación dada por los siguientes indicadores: a) etapas históricas en donde se llegaron a presentar los movimientos sociales: b) la edad en donde se ubican los actores partícipes y c) que la PP va a depender tanto del punto “a” como del “b”, tanto de la edad como del periodo histórico en que se le está refiriendo.

En Grasso (et al., 2014), en este trabajo se puede encontrar aportaciones tales como que si bien no se propone una relación entre la subjetividad y objetividad3, es en donde se inicia concentrándose en la subjetividad del empleado y referir a la noción de empleado dando lugar a que la noción de movimiento social austero y PP referirá a actores políticos y no necesariamente a empleados.

Señalando tales aspectos, se continúa presentando la manera de organización de los trabajos publicados en el siguiente año.

Metodología

Ya que se anotaron estas observaciones derivadas de las publicaciones del 2014, ahora se va a ahondar en los planteamientos del 2015. De igual modo se cuentan con dos trabajos en donde, primero se va a hacer mención con el que se cuenta con el mes en que se publicó el artículo, para después hacer mención del trabajo en donde no hay fecha tanto de aceptación como de publicación, se va a seguir el ordenamiento para el 2014.

Continuar con las aportaciones
de anteriores publicaciones

Se comienza con el artículo publicado en el mes de agosto, Grasso con Guigni (2015), posiblemente ya con un antecedente de analizar los “nuevos” movimientos sociales, va a enfocarse en un específico movimiento social: el ecologista.

De las propuestas a mencionar, está el de señalar que es un movimiento heterogéneo:

As such, it includes a relatively heterogeneous field of actors, actions, organizations, and discourses whose common denominator is the attempt to protect and improve the balance between humans and their natural environment

Como tal, incluye un campo relativamente heterogéneo de actores, acciones, organizaciones y discursos cuyo denominador común es el intento de proteger y mejorar el equilibrio entre los humanos y su entorno natural

(Grasso y Giugni, 2015).

Parece que se habla de elemento heterogéneo en donde involucra los miembros que conforman al movimiento (desde obreros hasta jóvenes estudiantes). Y, en donde los diversos motivos por las que participan en este tipo de movimientos e incluso la infraestructura con la que se cuenta para llevar a cabo este tipo de movimientos (estimando por estructura: participación en medios de comunicación, en el ámbito digital, activismo en las calles, etc.).

Ahora, al detenerse en esta etapa investigativa, se debe mencionar la riqueza al momento de poder concatenar las distintas aportaciones de Grasso. Se comienza con el movimiento social anti-austero y su diferencia con el movimiento social ecológico:

1) El elemento novedoso llega a ser diferente (e incluso confrontativo) con el elemento ecológico. Poder decir que el rechazo a medidas austeras puede no estar relacionado e incluso llega a confrontarse con la búsqueda austera del movimiento ecologistas.

2) El elemento tradicional, puede llegar a ser contrario al elemento ecológico, posiblemente no solo ya se habla de un rechazo a las medidas austeras, sino un rechazo a introducir nuevas formas de consumo de tipo ecológicas.

3) Como se indica, el movimiento anti-austero tiene un objetivo que hace no reducirlo a una mixtura de elementos tradicionales y novedosos, ese objetivo no solo puede ser distinto, sino confrontarlo con el objetivo del movimiento ecológico el cual es el de salvaguardar el milieu natural.

Dicho estas consideraciones, ahora se van a señalar ciertas observaciones que se puede hacer considerando el PP4 y el movimiento ecológico:

La PP puede ser tanto “fuera” como “dentro” de un movimiento ecologista, y pueda estar en confrontación o en consenso con un PP ecologista. Posiblemente indicar que la PP ecologista puede entrar en confrontación o en consenso con el objetivo del movimiento ecologista.

Se han presentado estas consideraciones para indicar la riqueza con la se cuenta si se observan algunas propuestas de Grasso. Ahora, se continúa con Grasso et al., (2015) en donde, continuando con la investigación en torno al neoliberalismo y al Thatcherismo, indica esta disrupción de los “nuevos” movimientos sociales, pero esta vez, señalando que ello es debido a la implementación de políticas neoliberales.

Posiblemente estas anteriores líneas están en consonancia con la perspectiva del 2013, en el sentido de que la implementación del neoliberalismo llegó a dar tanto una PP (indicar un PP como el caso del movimiento ecologista y del movimiento anti-austero) así como un activismo propio de un tipo de movimiento social.

Se suma la noción de Sistema de Partido Británico (SPB)5. Se refiere a esta consideración porque permite buscar concatenaciones entre un sistema, la PP y el activismo del movimiento social. Con ello, indicar una relación entre un sistema y las trayectorias (indicando si se habla de trayectorias de movimientos sociales, del PP y del activismo).

Sugiriendo estos planteamientos, va a continuar refiriéndose en sus trabajos del 2016 (posiblemente una etapa investigativa más fructífera de la autora ya que se encuentran cinco trabajos publicados).

Metodología

Hay que mencionar que dos trabajos de cinco se encuentran con fechas de publicación, no obstante, para este año se considera no iniciar con los dos primeros trabajos publicados (mayo y junio) ya que se considera en que la publicación después de trabajo de mayo llega a ser una continuación, pues se encuentra un ahondamiento de los planteamientos hechos en mayo.

Con esas consideraciones después se aluden al trabajo publicado en junio y, subsecuentemente, referir los dos trabajos restantes sin fecha de publicación o de aceptación.

¿Dicotomías?

Grasso y Giugni (2016), van a ahondar los planteamientos de Grasso (et al.,2014), pues precisamente van a indagar en la relación entre subjetividad y objetividad6. Con ello, se continúa indicando la relevancia de la subjetividad en elementos objetivos presentes en la macroeconomía:

This is an important result since it shows that when understood in subjective and relative terms grievances do have an impact on mobilisation. Linking these subjective feelings to the wider economic and political context.

Este es un resultado importante, ya que muestra que cuando se entienden en términos subjetivos y relativos, las quejas tienen un impacto en la movilización. Al vincular estos sentimientos subjetivos con el contexto económico y político.

(2016, p. 664).

Así se indican que ahora no solo es una subjetividad del empleado, sino que ahora su subjetividad puede intervenir en la macroeconómica y esta subjetividad es exclusiva del empleado, sin embargo, llega a formar parte de otros actores que generan PP o son integrantes de un movimiento social haciendo concebir que puede haber una subjetividad individual y propio del PP y, por otro parte, una subjetividad del movimiento social.

Con estas observaciones, ahora se va a referir con Grasso y Giugni (2016), en donde se alude a una relación entre lo que la autora llama como estructura de oportunidades y las expectativas de los actores políticos:

Our findings provide evidence in favor of the expectation that material deprivation interacts in important ways with both input and output measures of perceptions of political opportunity structures

Nuestros hallazgos brindan evidencia a favor de la expectativa de que la privación material interactúa de manera importante con las medidas de entrada y salida de las percepciones de las estructuras de oportunidades políticas.

(p. 29).

Con estas líneas, se establece esto:

Una continuidad con el primer trabajo mencionado de tal modo que se habla de dos dicotomías: 1) Objetividad/subjetividad. 2) Estructura de oportunidades/expectativas.

Llamar la atención que la dinámica que señala Grasso es output e input que se puede indicar que es de un sistema funcional, así puede haber esto: 1) Sistema objetivo (input/output) sistema subjetivo. 2) Estructura de oportunidades (input/output) expectativas

Se pueden reformular aquellos dos planteamientos, no obstante, por el momento solamente se han indicado para mostrar la continuidad del trabajo de la autora. Ahora se continúa con Grasso y Guigni (2016) en donde tal parece que no se concentraron en esas relaciones, sino que, de nueva, cuenta, retoma el concepto de movimiento social anti-austero, esta vez, señalando explícitamente que deviene de las medidas políticas con matiz austero:

anti-austerity protests, emerging directly in reaction to austerity measures and cuts enacted in the current period. Based on theoretical arguments in the literature, we hypothesize that anti-austerity protests have attracted a new constituency to the streets

protestas contra la austeridad, que surgen directamente como reacción a las medidas de austeridad y los recortes promulgados en el período actual. Basados en argumentos teóricos en la literatura, planteamos la hipótesis de que las protestas contra la austeridad han atraído a un nuevo electorado a las calles.

(Grasso y Giugni, 2016, p. 33).

Con ello, se puede mencionar que la subjetividad tanto individual como del movimiento austero puede darse por medidas políticas austeras. Conviene indicar que las medidas austeras son distintas a la PP, en cuanto a esta último no llega a tener una condición de ser austera y puede surge a partir de medidas austeras de corte neoliberal (aunque el posible indicar qué puede devenir de medidas austeras de una forma de gobierno que no se le denomina neoliberal).

Expuesto lo anterior, ahora se refiere a Grasso et al., (2016), en donde continúa con el tema (no necesariamente del movimiento austero, pero sí del Thatcherismo), en donde se refiere a un consenso de dos sistemas políticos que se consideran antagónicos:

This suggests that a) the British political consensus continues to be maintained, and thus b) the critical juncture of the economic crisis did not challenge the consensus between the Labour Party and Conservatives.

Esto sugiere que a) el consenso político británico continúa manteniéndose y, por lo tanto, b) la coyuntura crítica de la crisis económica no desafió el consenso entre el Partido Laborista y los conservadores.

(2016, p. 26).

Así, se puede plantear lo siguiente:

1) la relación entre dos sistemas consiste en output e input, esto último puede indicar un nivel de abstracción más amplia que la otra forma de relación que se va a hacer mención, sumado a que esta categoría puede dar también a un mecanismo.

2) La relación puede ser un consenso, a diferencia de la primera es que no llega a dar a un mecanicismo y su nivel de abstracción puede delimitarse a los actores políticos.

De este modo se puede llegar a lo siguiente:

Que tanto la PP individual como de movimiento social, así como la subjetividad individual o de movimiento social puede intervenir para que se dé un output e input entre sistemas políticos contrarios entre sí.

Que la PP individual y del movimiento social, así como la subjetividad individual o del movimiento social pueden intervenir para que como resultado se tenga un consenso entre sistema políticos contrarios entre sí.

De esa manera, se puede señalar la relación entre conceptos que elaboró Grasso y que involucran a actores políticos y su respectivo interés en cuestiones tales como los sistemas políticos.

En Grasso et al., (2016) sigue con el estudio del neoliberalismo inglés; esta vez ahonda en la manera en cómo la prensa llegó a influir para lograr en la ciudadanía la aceptación de medidas neoliberales y posiblemente las de tipo austeras:

Yet more than one in four claims had as their object not neoliberal actors in the sense of policy makers, banks, or companies, but instead were discussing the much broader object of ‘people’ in some way.

Sin embargo, más de uno de cada cuatro reclamos no tenía por objeto a los actores neoliberales en el sentido de los responsables de la formulación de políticas, los bancos o las empresas, sino que, de alguna manera, discutían el objeto mucho más amplio de ‘personas’

(Grasso, et al., 2016, p. 9).

Estas últimas líneas del 2016 llegan a generar una riqueza si se toman en cuenta sus conceptualizaciones anteriores. Solamente se van a indicar las siguientes consideraciones:

Una relación por parte de la prensa corporativa con un sistema político y no necesariamente con el output, el input o el consenso con un sistema antagónico. Y l a relación entre la propaganda propia de la prensa corporativa y los actores políticos, así como los movimientos sociales. Finalmente, la relación entre la propaganda de corte político con la subjetividad individual y de movimiento social.

Con estas últimas propuestas, se puede pensar que la relación entre la prensa corporativa con el sistema político puede constar tanto de output e input o consenso. De este modo, con estas sugerencias, se llega a sugerir lo siguiente:

1) Output e input entre el sistema político y un posible sistema de prensa corporativo y consenso entre el sistema político y el sistema de prensa corporativo.

2) Output e input entre el sistema político con el subsistema de un movimiento social y el consenso social entre un sistema político con los actores políticos que efectúan un PP, o bien, son miembros de un movimiento social.

3) Output e input entre el sistema político con el sistema de subjetividad que comanda a un movimiento social e incluso un PP y el consenso entre el sistema político con subjetividades tanto individuales como de un movimiento social.

Finalmente, se van a ahondar en los trabajos presentados en el 2018, y 20197, continuando en buscar una relación mutua entre los distintos conceptos que elaboró la autora y consecutivamente presentar una reflexión final en donde ya se considere todas las obras analizadas propias de una prolífica escritora.

Notas

[1] En Grasso parece que los movimientos sociales “nuevos” van  a tener mención al menos en el 2013 y 2019,  no obstante los movimientos tradicionales parece que explícitamente sólo es referido en el 2013, se piensa que ello debido a que movimientos sociales con tendencia al liberalismo cuentan con mayor tiempo en ser estudiados (posiblemente antes del auge del neoliberalismo en la década de los 80).

[2] Es de indicar que, entre las conclusiones de la autora, está el de referir que al darse cierta modernización puede dar lugar a un cierto tipo de PP institucionalizada (Grasso, 2014, p. 75). Si bien con esta conclusión permite proponer observaciones tales como habla de una PP institucionalizada propio de movimientos sociales austeros, se refiere a la hipótesis de la autora ya que me permite abordar aportes más amplios.

[3] Más adelante, en Grasso (2016) ya se va a indicar esta relación entre la subjetividad y objetividad, aunque no necesariamente ello es para el caso de la categoría “empleado”.

[4] Por el momento considerar el concepto de una manera amplia y no delimitarlo al caso de los empleados, aunque sin duda ello vislumbra fenómenos tales como lo es la PP ecológica de los empleados y el PP de los empleados dentro del movimiento ecologista.

[5] Se puede indicar que en 2014 ya hay un interés por hablar de un partido político como sistema, término que va a ser ahondando en Grasso et al., (2016).

[6] Hay que señalar que si no se considera la heterogeneidad (y de ese modo señalar elementos como la subjetividad y objetividad) no será hasta un año en que Grasso retoma esa tensión entre lo objetivo y lo subjetivo.

[7] Se comenta que en el 2017 no se encontró ningún artículo publicado, dando a entender que fue un año inactivo.

Referencias

Grasso, M. (2013). The differential impact of education on young people’s political activism: Comparing Italy and the United Kingdom. Comparative Sociology, 12(1), 1-30.

Grasso, M. T., & Giugni, M. (2013, September). Anti-austerity movements: Old wine in new vessels. In XXVII Meeting of the Italian Political Science Association (SISP) (Vol. 12, p. 14): 1-19.

Grasso, M. T. (2014). Age, period and cohort analysis in a comparative context: Political generations and political participation repertoires in Western Europe. Electoral Studies, 33, 63-76.

Grasso, M. T., Dunn, A., & Saunders, C. (2014). Unemployment and attitudes to work: Asking the ‘right’ question. Work, employment and society, 28(6), 1-17.

Grasso, M. T. Giugni, M., (2015). Environmental movements in advanced industrial democracies: Heterogeneity, transformation, and institutionalization. Annual Review of Environment and Resources, 40, 337-361.

Grasso, M., Farrall, S., Gray, E., Hay, C., & Jennings, W. (2015) Thatcherism and Political Engagement: Political Generations and the Decline of Political Activism in Britain: 1-45.

Grasso, M. T., & Giugni, M. (2016). Protest participation and economic crisis: The conditioning role of political opportunities. European Journal of Political Research, 55(4), 663-680.

Grasso, M. T. & Giugni, M., (2016). How civil society actors responded to the economic crisis: The interaction of material deprivation and perceptions of political opportunity structures. Politics & Policy, 44(3), 1-38.

Grasso, M. T., & Giugni, M. (2016). Do issues matter? Anti-austerity protests’ composition, values, and action repertoires compared. In Protest, social movements and global democracy since 2011: New perspectives. Emerald Group Publishing Limited.

Grasso, M. T., English, P., Buraczynska, B., Karampampas, S., & Temple, L. (2016). Convergence on Crisis? Comparing Labour and Conservative Party Framing of the Economic Crisis in Britain, 2008‐14. Politics & Policy, 44(3), 1-39.

Grasso, M. T., Temple, L., Buraczynska, B., Karampampas, S., & English, P. (2016). Neoliberal Narrative in Times of Economic Crisis: A Political Claims Analysis of the UK Press, 2007‐14. Politics & Policy, 44(3), 1-36.

Imagen | Flickr

Artículo de:

Irving Garnelo Pérez (autor invitado):
Lic. en sociología de la UAM-I. Actualmente cursa la maestría en UAM-C. Autor dl recopilado de cuentos “Girasol y otras semillas del 68… otros cuentos”.

#Neoliberalismo, #política, #sistema, #social

por autores invitados

¿Te gustaría escribir para nosotros? Puedes hacerlo enviando textos de forma esporádica o unirte a nuestro equipo permanente de autores. Para más información, envíanos un mail: contacto[at]filosofiaenlared.com

error: Content is protected !!