Kant en su obra escrita en 1795 Sobre la paz perpetua, aborda la posibilidad de lograr la paz en el mundo de manera permanente, es algo que el humano debe lograr desde lo moral y ponerlo en práctica desde el derecho con leyes, ya que considera que el estado natural de los hombres es la guerra, y siempre está en constante amenaza de hostilidades, por esto Kant propone que la paz debe ser “instaurada”.

Mediante artículos expone algunas ideas de una paz perpetua entre los estados: entre los cuales menciona que un tratado de paz debe aniquilar y  borrar por completo las causas existentes de una futura guerra posible, que ningún estado independiente podrá ser adquirido por otro estado mediante herencia, cambio compra o donación, que los ejércitos permanentes deben desaparecer por completo con el tiempo, ya que son una incesante amenaza de guerra para los demás estados porque están siempre dispuestos y preparados para combatir, también refiere a los gastos que ocasiona  en armamentos y como personas reciben un sueldo para que maten o mueran, el hacer uso del hombre como una mera máquina en manos de otros, lo que va en contra de los derechos de la humanidad.

No debe ningún Estado contraer deudas que tengan por objeto sostener su policía exterior, puesto que las deudas van aumentando sin cesar y pueden ocasionar tensiones entre los estados. Ningún estado debe inmiscuirse por la fuerza en la constitución y el gobierno de otro estado, ya que pone en peligro la autonomía de todos los demás estados y será siempre una violación de los derechos de un pueblo libre.

Ningún estado que este en guerra con otro debe permitirse el uso de hostilidades que imposibiliten la recíproca confianza de la paz futura… de lo contrario nunca podrá ajustarse la paz las hostilidades degenerarían en guerra de exterminio y, por lo tanto, haría imposible una paz perpetua. Estos artículos serian leyes, leyes prohibitivas.

Muchas de las leyes establecidas en los estados conllevan  a hostilidades entre ellos, por esto la propuesta es que mediante otras  leyes se pueda establecer la paz entre los hombres y que esta sea mediante el pacto entre los pueblos, para esto tiene que establecerse una confederación de paz, esta federación no se propone recabar ningún poder del estado, sino simplemente mantener y asegurar la libertad de los estados, sin que estos tengan que someterse  a leyes políticas y a una coacción legal.

Por último Kant  expresa que todos deberíamos contribuir a realizar un estado de derecho público universal,  y que esto  no es una fantasía vana, sino un problema que hay que ir resolviendo de a poco, será una aproximación progresiva hacia la paz perpetua.

Leer  esta obra de Kant es sumamente provechoso, para repensar nuestro presente, que está atravesado por “guerras perpetuas” entre los estados, y lo lejos que estamos de aquella fantasía de Kant sobre la paz perpetua. A pesar  de que se cree que evolucionamos hacia sociedades más civilizadas, se siguen cometiendo crímenes que atentan contra los derechos humanos, y el devenir de la historia nos lo demuestra.

Constantemente irrumpen las hostilidades en el mundo como manera de resolución de conflictos o de defensa, acudir a lo violento para triunfar sobre otros, hemos llegado a normalizar, estamos acostumbrados a vivir diariamente entre noticias de guerras por ejemplo en el oriente, nos habituamos a la guerra hasta el punto de ser indiferentes  y asumirlo como lejano a nuestra realidad. Nos olvidamos de ello para seguir con nuestras rutinas personales.

¡Qué lejos estamos de ir hacia la paz perpetua! Cuando periódicamente se anuncian posibles futuros ataques nucleares en las noticias como gran recurso de destrucción, nuevamente seguimos acostumbrados al horror,  parecería que  el humano es cada vez más insensible a la muerte de otros,  lo vive como algo espectacular en las películas y las nuevas generaciones insensiblemente  ganadores victoriosos de juegos virtuales que pasan horas matando y mejorando estrategias de guerras.

Me pregunto si existe efectivamente un modo posible de lograr algún horizonte sobre esa  paz perpetua en un mundo que sigue regido por la dominación de unos sobre otros, y frente a ello la posibilidad de sublevación o resistencia, es decir un mundo enfrentado entre humanos.

Bibliografía

Kant, E. (2012). Sobre la paz perpetua. Madrid. Akal.

Imagen | Wikipedia

Artículo de:

María Laura Picón (autora invitada):
Profesora de Filosofía, actualmente cursando la Lic. en Filosofía en UNSE (Universidad Nacional de Santiago del Estero, Argentina), bailarina de tango, dibujante y pintora abstracta, escribo.

#ensayo, #Immanuel Kant, #Paz, #politica

por autores invitados

¿Te gustaría escribir para nosotros? Puedes hacerlo enviando textos de forma esporádica o unirte a nuestro equipo permanente de autores. Para más información, envíanos un mail: contacto[at]filosofiaenlared.com

error: Content is protected !!