fbpx

La filosofía y la cultura popular: podemos tenerlo todo

Cuando me inicié en el camino del filósofo cada libro tangencialmente relacionado con la disciplina era un tesoro que debía ser resguardado. No me bastaban las clases ni la biblioteca escolar, yo quería saber más y quería ser capaz de ver filosofía en todo, así como los matemáticos ven las matemáticas.

Recuerdo haber estado en lo que seguramente era un Sanborns cuando ante mis ojos apareció un libro llamado “La filosofía de House”. Dos cosas me invadieron: el hambre que sentía por saber más y el recuerdo de como mi obsesión con la serie House M.D. me había ayudado a pasar un trago amargo durante el bachillerato.

La contraportada me hizo pensar que de los capítulos de la serie extrapolarían una especie de sistema de creencias para vivir tu vida de acuerdo con el ejemplo de Gregory House (y yo era de esas personas que lo idolatraban); algo así como la “Guía para la vida de Bart Simpson”, pero para adolescentes únicos y diferentes como yo lo fui en ese entonces.

Cuál fue mi sorpresa al descubrir que los ensayos trataban de explicar nociones y problemas filosóficos usando la serie como punto de partida. De ahí obtenemos títulos obvios como “House y Sartre: ‘El infierno son los otros'” o “Una perspectiva Nietzscheana”, pero también se vislumbran temas contemporáneos como “‘Todo el mundo te importa’: ética de Cameron de la preocupación por los demás”.

Al terminar la lectura fue cuando descubrí que este libro formaba parte de la serie “Philosophy and PopCulture”, coordinada por Willian Irwin. La injusticia de la traducción se hace entonces evidente: no aprendería sobre la filosofía de House, sino de House y la filosofía. Una diferencia que carecerá de importancia para muchos, pero que para mí cambia por completo la intención.

Y es que a la filosofía se le exige mucho que cumpla con el rigor de las ciencias exactas pero que al mismo tiempo sea accesible para todo el público… ¡eso sí! Que tampoco hable de nimiedades pues perdemos la seriedad, ¿no es así?

A pesar de que estos libros entran definitivamente en el ámbito de la divulgación, eso no significa que carezcan de mérito como iniciación a lo que puede convertirse en un estudio más enfocado, serio y yendo a las fuentes directas; por eso la intención es leer sobre filosofía y, además, sobre nuestra serie favorita.

Acercar la filosofía a la cultura pop es acercarla también a nuestra propia vida. Puede que la lógica simbólica sea demasiado elevada para mi entendimiento y por eso no entienda por qué los profesores españoles quieren defender a la filosofía; pero puedo entender perfectamente los problemas de identidad de Oscar Bluth en prisión cuando veo por décima vez Arrested Development.

Esta colección es parte del puente entre la divulgación y una investigación más rigurosa. De la divulgación pueden encontrar su camino investigaciones profundas y de ellas seguramente surgirán nuevos productos culturales que acerquen nuestro maravilloso mundo a los demás.

Bibliografía

Irwin, W., Phillips, K. G., & Wisnewski, J Jeremy. (2011). Arrested Development and Philosophy: They’ve Made a Huge Mistake: 18 (Illustrated ed.). Wiley.

William, I., Henry, H. J., & S. (2009). La Filosofía de House: Todos Mienten. Selector.

Wisnewski, J. Jeremy. (2009). The Office and Philosophy: Scenes from the Unexamined Life (The Blackwell Philosophy and Pop Culture Book 8) (English Edition) (1.a ed.). Wiley-Blackwell.

Imagen | andphilosophy.com

[cite]

#cultura pop, #libros, #Philosophy and PopCulture, #popculture, #recomendaciones, #Willian Irwin

por Rebeca Marín

Mexicana. Licenciada en Filosofía. Sus temas favoritos son la epistemología, el trabajo y la aplicación de la filosofía en la cultura popular. Lee "la Fenomenología del espíritu" en su podcast Tras Hegel.

error: Content is protected !!