fbpx

Las tribus, especies e Islas Calaveras: un enriquecimiento de categorías. Parte 3 de 6

Se sugirieron categorías y elementos extrasistémicos, en esta parte se compara estas nociones con estudios en torno a las tribus habitantes de una Isla Calavera, así como sus creaturas.

Antes de comenzar teorizando acerca de los tipos de milieude una Isla Calavera (IC) y de una Isla Calavera Digital (ICD), se presentan estudios que han tratado de explicar lo característico de la IC.

Se puede comenzar en que el milieu social es mayor que si se le compara con un sistema social y sus respectivos subsistemas sociales1 , con ello, se puede estimar la posibilidad de hallar tributos nativos conocidos como los Nias (Bethke, 2005, p. 42).

No obstante, Mongue-Nájera (2016) no necesariamente va a determinar que la tribu habitante de una IC sean los Nias, se va a limitar a considerar que pueden llegar a ser parecidos de dicha tribu:

Their culture also matches what used to exist in Nias, with villages run by chiefs, large constructions −megalithic, not made of wood− and the concept of selling human beings.

Su cultura también coincide con la que existía en Nias, con pueblos regentados por caciques, grandes construcciones -megalíticas, no de madera- y el concepto de venta de seres humanos.

(p. 17).

Con ambos referentes, ya se indica una ambigüedad en torno a la tribu habitante de la IC2. Siguiendo con la aportación de este autor, es importante identificar que solamente se ha indicado una ceremonia por parte de esta tribu aún desconocida, precisamente es el ofrecimiento de Ann a Kong (Monge-Nájera, 2016, p. 21).

En este caso, puede haber más coincidencia de que la ceremonia es, en realidad, un casamiento entre especies, aunque también se sugerirá que consta de ser un sacrificio:

We see a similar kind of cortical-subcortical mediation between the natives and Kong. The natives ceremonially sacrifice a woman every year to Kong, which seems to placate him—to ‘keep him in his place.’

Vemos un tipo similar de mediación cortical-subcortical entre los nativos y Kong. Los nativos sacrifican ceremonialmente a una mujer cada año a Kong, lo que parece aplacarlo, ‘mantenerlo en su lugar’.

(2005, p. 95).

Se encuentra con la ambigüedad de que si la ceremonia que realiza la tribu es de casamiento o bien es de sacrificio-casamiento. Lo que se sugiere es que en determinados casos y dependiendo de la IC.

En determinados casos la ceremonia consta de casamiento probablemente cuando Kong toma y resguarda a Ann y posiblemente de casamiento-sacrifico cuando Kong toma a la mujer, pero, o bien no la acepta, en su caso, la acepta, pero los nativos le atribuyen el significado de “sacrificio”.

Fahmi (s.f) va a ser quien considera que la ceremonia es exclusivamente de casamiento, considerando que ya ha referido a dicha cuestión, lo que se indica es que de igual modo va a estimar que la IC es un arquetipo de Congo:

Kull Island becomes a clone of Congo. There is a striking similarity between the word ‘Congo’ and the name ‘Kong’, but Skull Island is uncharted in the Indian Ocean.

Kull Island se convierte en un clon del Congo. Existe una sorprendente similitud entre la palabra ‘Congo’ y el nombre ‘Kong’, pero Skull Island no está cartografiada en el Océano Índico.

(s.n., pág.22).

Betnke (2005), va a pensar que la IC se encuentre cerca del Este de la Indias, Miller (2005) no se especifica la ubicación, limitando a señalar las zonas que le caracterizan, Monge-Nájera (2016) va a hacer hincapié que dado que le caracteriza monzones a la IC ello puede hacer pensar quien se encuentra cerca de Australia.

Con estas líneas, hace concebir que también hay una ambigüedad en torno a la ubicación de la IC, debido a que también hay varias IC, por lo que la ubicación de la IC (2005) puede ser distinta a la ubicación de la IC (1986).

Para el caso de la IC (2005), parece que hay que tomar en cuenta las dos ambigüedades: a) ambigüedad de la tribu en que habita, ya que o bien es la tribu Nias o una con cierta similitud y b) ambigüedad en la ubicación, solamente indicado su existencia en zonas africanas y orientales (distante de un occidente capitalista).

Mencionado estas consideraciones, se va a estudiar las especies de una IC (2005), pertenecientes a tipos de Milieu natural y teniendo mayor conocimiento que un milieu social en donde habitan las tribus y que la celebración de ceremonias ya puede indicar un cierto subsistema social, esto debido al carácter institucionalizado. Mencionado ello, se va a abordar a las distintas especies.

Hibridaciones en la
Isla Calavera de Peter Jackson

En la IC (2005) se especifica el tipo de vegetación, pues, es en donde hay Manglares en donde se esconde el Aciedactylus y que llega a tener un parecido con el Deinonychus3.

Con la primera especie (lagarto de gran tamaño) que se menciona ya se puede indicar la hibridación que le caracteriza, pues no solo cuenta con un parecido biológico con el Deinoncychus, sino que también hay elementos ficticios tales como el color gris en su epidermis. Revelando la mezcla entre elementos biológicos con los ficticios.

Continuando con el Nefundusaurus teniendo un parecido corpóreo con el Ankylosaurus y a su vez señalando que llega a tener elementos de un cocodrilo (posiblemente en su mandíbula). Se tiene otro híbrido, pero esta vez va a ser híbrido porque cuenta con elementos biológicos (siendo un reptil de gran tamaño), con elementos ficticios (esa mezcla entre aspecto de un cocodrilo y del Ankylosaurus).

Y con lo cual también va a ser en su dieta ya que posiblemente no consta en ser un carnívoro, sino que es un carroñero, generando esa cuestión de que biológicamente es posible que sea un carroñero o bien esto se da más por ser una cuestión netamente ficticia. Teniendo esta ambigüedad, lo que se puede hacer es continuar con las especies.

Siguiendo, se menciona del carnívoro Peracerdon Exitialis, aquí conviene indicar que llega tener un cierto carácter de hibridación, porque al igual que el Nefundusarus llega a cuestionarse si su dieta sea exclusiva de carrión y si se requiere de cierto elemento ficticio al momento en que la explicación biológica queda limitada.

Además, debido a que también llega tener parecido con el Deinonychus hace concebir una genealogía ficticia entre el Peracerdon Exitialis y el Aciedactylus: dando entender ya una relación en donde cada especie tiene ciertas hibridaciones recordando que esto último se da por la mezcla entre lo biológico y lo ficticio.

La siguiente creatura es el Tartarusaurus en donde posiblemente es la primera especie en donde se especifica que es propiamente un Dragón, aunque cuenta tener elementos de una gran lagartija (como lo es el no contar con extremidades que le permitan surcar el vuelo) o de un rinoceronte (su gran peso), y con lo cual es exclusivamente carnívora (siendo esto último más biológicamente probable).

Posiblemente su condición ficticia la adquiere al considerarse en hablar de ser un Dragón y si es así en lugar de ser un híbrido puede ser una criatura ficticia con elementos biológicos o naturalistas.

Se continúa con el Brontosaurus, se hace mención del primer herbívoro. Con esta especie no solamente se cuenta con elementos biológicos y ficticios, sino que están presentes en las proporciones de su cuerpo, pues se establece que el cuello es más grueso, similar al de un elefante. De ese modo si es un híbrido es en las proporciones de su cuerpo, en donde si bien hay un parecido con el cuello largo, hay cierto tamaño de su cuello lo que hace pensar en un atributo ficticio.

Mientras que para el Brontosaurus son las proporciones de su cuerpo lo que hace concebir elementos mágicos o ficticios, en el caso de ciertas aves del terror, esta se debe a su apariencia ficticia, pues Brurtornisy con la información que se cuenta hace hincapié en su capacidad reproductiva y sus formas de atraer a su pareja, posiblemente se está ante una criatura similar a un ave del terror sin contar con elementos ficticios salvo si se considera que es el ave de terror de mayor tamaño.

De igual manera, con el Zeropteryx parece no distinguirse cierto elemento ficticio e incluso considerar que es similar al Brutornis, pero con un menor tamaño y salvo que no se especifica si se tenga algún depredador (ya sea de la especie de insectos, entre ellos los arácnidos, o entre los lagartos de gran tamaño).

Se sigue con el Noctupervagus, con la información que se tiene no se especifica las proporciones de su cuerpo, pero se puede pensar que, de una manera ficticia, llega a tener un pico similar al pingüino y estableciendo un hábitat que puede llegar a ser tropical, probablemente si se moviliza dentro de la jungla.

Se continúa con el Pinnatono, con esta ave se suscitan dos consideraciones. Que se está ante un ave que llega ser similar al Noctupervagus ya aludiendo a una cierta genealogía entre aves, lo que hace pensar en un carácter ficticio. Y, por otra parte, su manera de ataque en donde hace pensar que ya es netamente ficticia pues consta en producción de una baya ácida. Sin establecer la manera de producirlo, bien puede pensarse que es una capacidad de índole mágica.

Y, siguiendo con las aves del terror, el Hylaeornis, llega a ser un caso similar al del Tartarusaurus, se está ante una posible criatura ficticia con elementos biológicos, en vez, de ser un híbrido (con elementos mágicos y biológicos).

Pues se está ante un parecido con un emu o causario, pues, se está ante dicha apariencia lo que hace concebir que es de índole ficticia a pesar de que bien puede sostenerse de que es de índole biológica, no obstante, esto último lo cierto es que resulta dificultosos explicarse biológicamente (desde su plumaje hasta su adaptación a los tipos de milieu natural, etc.).

Se sigue con el Calcarisaurus, que es una especie con un parecido al Ankylosaurus y que tal parece es el primer gran lagarto carnívoro, pero, a su vez, parece que también llega a ser insectívoro, esto revela cierta hibridación, pero que puede explicarse biológicamente o naturalista.

A su vez llega correr riesgo del Venatosaurus, curiosamente este hecho puede revelar cierta relación de ficción, pues se está ante un híbrido que puede llegar a ser presa de otro híbrido más fuerte y con elementos de ficción. Sumado a su apariencia ya que, si bien es similar al Ankylosaurus, proporciones como las de su cuernos (que son más largos) le dan dicho carácter ficticio.

Se continúa de otras especies pertenecientes a las aves del terror, Carrion Parrots, como su nombre lo indica la dieta de estas aves consiste en el consumo de carrión, ello puede indicar un elemento biológico, lo que le puede dar cierta atribución mágica (y no necesariamente ficticia) son los colores distintivos en su plumaje, pues se indica que hay tres especies:  Green Carrion Parrot, Red Carrion Parrots y Great Carrion Parrot.

De señalar que el color de plumaje no indica tanto su manera de ataque mágica, ficticia o naturalista, tampoco si la adquisición de dicho color se debe a las tres variables mencionadas, solamente se puede indicar que dicha apariencia es una atribución netamente mágica.

Por otra parte, se continúa con el Carrion Storks, una especie que se encuentra en una ambigüedad naturalista, pues se señala que su dieta es el consumo de carrión, pero se indica que llega a devorar a “pequeños dinosaurios”, sin señalar en qué consiste su dieta. No solo cuenta con dicha ambigüedad naturalista, sino también su apariencia llega a ser ficticia, como lo es en el caso del Hylaeornis.

Cuenta con una apariencia ficticia que puede interpretarse como biológica ya que es similar a la de un avestruz. Siguiendo, hay dos tipos: Profanornis Spinosus y Profanornis Sordicus, indicando que el segundo es de menor tamaño, sin especificar si este último es el macho o la hembra.

Ahora, se menciona de un herbívoro, el Ferrucutus, quien es de estimar que en especial los machos cuentan con la fuerza física para taclear al propio Vastatosaurus Rex. De igual modo, es reconocido por su parecido con el Cerastopian.

Lo que se señala es que llega a ser un híbrido debido a las proporciones de los cuernos en su cabeza, ya que es una condición que no le caracteriza al Cerastopian, esto puede revelar ciertas hibridaciones ya que cuenta con elementos ficticios (la proporción de sus cuernos) con una similitud con dicha especie de dinosaurio. Finalmente, la manera de atacar no se especifica si es ficticia o mágica, parece que consta por su condición física e incluso naturalista.

Otro herbívoro, el Ligocristus, en donde posiblemente se hace explícito una diferencia de entre hembras y machos y cuál va a ser el color de las crestas. aunque no se indica de que tipos de color se está refiriendo. Posiblemente se está ante un híbrido naturalista, pues cuenta con elementos biológicos de dos especies: Ornithischian y de un Anatosaurus.

Continuando, lo que le da cierta atribución ficticia (sin necesariamente indicar que sea un híbrido ficticio o mágico) es contar con un hocico similar a la de un pato, sin concebir una manera de explicarse biológicamente por la criptozoología naturalista.

Ahora, se sigue con otro carnívoro, Lycaesaurus, donde se especifica que su apariencia puede contar de ser un híbrido (con elementos naturalistas y ficticios) pues se está ante un lagarto (natural) con un cuerpo de perro (haciendo concebir que esta sea el elemento ficticio). Mientras que su manera de ataque puede obedecer a una cuestión propiamente natural, pues solamente consta en seguir al Vatatosaurus Rex y acechar su presa en medio de la confusión.

Dicho ello, se habla de la primera especie arácnida, Moonspider, donde se señala un parecido con el Solífugo, posiblemente se está ante una araña híbrida, por contar elementos naturalistas (su parecido con los Solífugos), pero con elementos ficticios, el cual es su coexistencia en zonas oscuras sin indicar cómo esto se puede explicar natural o biológicamente.

Continuando, el Formicarvoro, se encuentra ante una especie particular ya que siendo un lagarto de gran tamaño su dieta consiste solo es ser insectívoro.  Se está ante una especie que no se cuenta con suficiente información para indicar si tiene atribuciones mágicas o mágicas, su carácter de hibridación puede ser naturalista ya que tiene propiedades netamente naturales, aunque puede tener ciertas cualidades mágicas o ficticias que todavía siguen siendo una interrogante.

Y, llegando con el Vastatosaurus quien tiene un parecido con el Tyrannosaurus Rex, no obstante, se señala que una manera de diferenciarlo es por el tamaño ya que el V-Rex, es de menor tamaño que el T-Rex y que el Spinosaurus. Revelando que el tamaño de especies puede indicar cierto elemento ficticio a diferencia del naturalista.

Ahondando con el V-Rex, se especifica mayormente que los machos tienen mayor movilización en distintos milieu naturel, al contrario de las hembras que sí cuentan de movilización, pero en milieu natural y específicos. Sumado a que los jóvenes (sin indicar si machos o hembras) acompañan a los machos maduros.

En el caso del V-Rex, se especifica en lo siguiente:

1. Parece que se está ante una especie ficticia con elementos naturalistas tales como la apariencia que se llega a confundir con el T-Rex, indicadores como el tamaño parece diferenciar a especies ficticias con las reales.

2. Es de algunas especies que se especifica su forma de convivencia (una posible conducta social), revelando su manera de conducirse teniendo en cuenta que está junto con especies menos maduras, aunque esta convivencia es posible que sea de un carácter más ficticio que natural.

3. Y es una de las especies que se indican su capacidad de movilizarse en los milieu natural (aunque no se movilizan en el milieu social rudimentario como lo es de los nativos) habiendo la posibilidad de interactuar con elementos naturalistas propios de los demás híbridos, e inclusive ficticios. Indicando algunas líneas generales, se continúa con las siguientes creaturas.

Precisamente en un entorno que se podría considerar como milieu acuático, que son las aguas fluviales que habitan depredadores como el Ambulaquasaurus, esta especie marina la cual tiene un parecido con el Peracerdon.

Es un híbrido en el entendido que cuenta con elementos tales como su parecido con el Peracerdon, no obstante, cuenta con el elemento ficticio de la proporción de su cabeza ya que se alude que es más estrecha, haciendo concebir que este cambio morfológico se da de manera ficticia.

Siguiendo con estas especies marítimas, esta con una criatura que puede llegar a formar parte de la especie de los insectos, sin en cambio, con la capacidad de habitar en un milieu acuático, Hydruscimex, que se puede considerar como un híbrido naturalista ya que es una mezcla entre una víbora con un ciempiés.

Empero, cuenta con una hibridación naturalista y posiblemente una hibridación ficticia en la medida en que no se indica como llega a darse esta mezcla entre características de una víbora con las atribuciones de un ciempiés, sumado a tener un color negro ocurso que no necesariamente le sirve como modo de defensa dentro del agua.

Se sigue ante una especie en donde no se proporciona una imagen, por lo que solo queda referir como una semejanza al tetrápodo, es el caso del Inox (Inóculos Pelis Edax), que parece que es otro insectívoro.

Lo que se sugiere es posiblemente una criatura en donde cuenta con una apariencia naturalista (con la información con la que se cuenta) y que si llega a tener ciertos elementos ficticios es debido a su tamaño ya que se indica que es similar a la de una salamandra.

Continuando, se menciona del Miller Eels (Letalihydrus Despicatus), posiblemente se está ante una especie que llega a ser híbrido naturalista de tres especies, de una anguila (se sugiere que es lo característico de su cuerpo), unas lampreas y la de un gusano.

El elemento mágico, de igual modo puede estar presente en la manera en cómo se conjugan los elementos naturalistas, pues, se está ante la complejidad de qué características distintas de tres especies se involucren en una sola.

Se continua con el Malamgnus Vadum, que parece ser es similar al caso del Miller Eels (Letalihydrus Despicatus), pues se está hablando de un híbrido naturalista en donde se conjuga elementos biológicos de un hipopótamo (característico de su cuerpo) y el de un gran lagarto (lo que es su semblante).

Como se ha indicado, el aspecto ficticio se viene involucrando al momento de relacionar estos elementos mágicos, como puede ser un cruce entre el hipopótamo con lagartos prehistóricos. Por último, señalar su conducta social, ya que, a pesar de ser un depredador, su manera de cazar es en grupo (en docena), parecidos con el Pirahadon.

Ahora, se refiere a un animal de la especie de los insectos y habitante de un milieu acuático, Mortifillex Venefecus, con esta especie se indica su manera de asechar presas que puede llegar a caracterizar por ser mágica ya que consta de un cambio de color de su epidermis, a negro. Por otra parte, parece que puede llegar a atacar de una manera natural, sin embargo, sujeto a esa condición mágica.

Sumado a un aspecto a una libélula lo que parece darle una apariencia naturalista, no obstante, lo que se sugiere es, debido a que es de gran tamaño, considerar una especie ficticia con capacidad de ataque tanto biológica como mágicamente.

De igual modo, con el Acusos Cadaverosus, se considera en hablar de un híbrido naturalista que cuenta con la conjunción de elementos biológicos de dos especies: Swordfish y de un Gar-like. Siguiendo, precisamente hay elementos ficticios, al momento de darse este tipo de conjunción entre elementos biológicos que llegan a ser bastante diferentes.

Continuando con el Nefacossus Fluvious, en donde es una especie que se indica tener una genealógica, en donde es descendiente de Hagfish y Lampreys. Con ello se está ante un híbrido dado por elementos naturalistas (las propiedades de las especies) conjugado con elementos ficticios (la conjunción entre elementos, así como el proceso de su propia genealogía). Y elemento mágico que es la manera de defenderse ante depredadores que es su capacidad de llegar a ser invisible.

Se continua con otro carnívoro, como lo es el Papilio and Sepulcro, posiblemente es una especie que llega a ser un híbrido naturalista, pero no porque la conjugación de elementos llega a ser de distintas especies, sino por la conformación de su propio organismo, pues, se está hablando de que cuenta con un cuerpo invertebrado, pero con una gran mandíbula lo que hace que cuenta con un cierto cráneo, pero sin posibilidad de conectarse con una determinada membrana.

Hace pensar que es un híbrido naturalista, mientras que su forma de atacar puede ser naturalista ya que también solamente caza su presa sin desarrollar alguna habilidad ficticia o mágica. 

El elemento ficticio no será un conjunto de cualidades que pueda tener, o su conexión entre elementos biológicos distintos, sino que es por la conjunción de elementos propios de su organismo y que relativamente son distintos, sin capacidad de contar con una membrana hay una conexión con su cráneo o mandíbula.

Sigue el Pranhandon, posiblemente se vuelve con un híbrido naturalista que cuenta con elementos tales de una piraña, así como elementos con una orca (lo que viene siendo su altura). El elemento finito se representa en la manera en cómo se da esa conjunción y, si fuera el caso, el cruce entre dos especies propiamente distintas.

Se continua con el Scissor-Head, una especie que parece ser la descendiente del Pterosaur, no obstante, deja a la ambigüedad de que llega a ser su resultado propio de una evolución biológica o, por el contrario, una involución biológica dado por la adaptación a un milieu como lo es el de la IC. Esta sospecha se da por su imposibilidad de volar de la primera especie.

También es de resaltar la relevancia del elemento ficticio e inclusive mágico para darse esa imposibilidad de volar y solamente cazar a especies marinas (posiblemente a los Foetidichthys) propios de las aguas fluviales.

Se hace mención de una especie que llega a tener elementos propio de la familia de los insectos, el Nepapede Harpagabdominus,llega a ser un híbrido naturalista, pues cuenta con elementos de un Ciempiés y, a su vez, cuenta con elementos de un escorpión.

El elemento ficticio se puede indicar, aunque no necesariamente se da, entre la conjunción de elementos de especies que llegan a ser distintas, aunque también posee cierta similitud que hace que no necesariamente se produzca este elemento ficticio.

Ahora, se está ante el Foetidichthys Hebeo, en donde parece haber casos en donde su dieta es de tipo pastora mientras que otros casos pueden ser carroñeros. Es una especie en donde no se especifica si tiene algún parecido con otra especie o bien tener propiedades que le hacen considerar un híbrido. Solo se distingue su apariencia tal como tener cierta barba en su boca, lo que hace pensar en un elemento de carácter más ficticio.

Hay que indicar que esta manera de defensa consta en la producción de leche para obstruir a algún depredador, empero, esta habilidad puede ser mágica, ficcional e incluso naturalista, dejando a esta ambigüedad, lo que se puede indicar es una especie que cuenta con elementos ficcional (su apariencia) y con habilidades (sujetas a las tres categorías).

Continuando con el Turturcassis, volviendo a lo que es un híbrido con elementos naturalistas y ficcionales, pues, empezando con su parecido al Plesiosaurus y posiblemente esto le da una atribución naturalista al descender de dicha especie, en cambio, atribución tal como contar con cierto caparazón de tortuga (posiblemente en su frente) hace concebir esa conjunción entre ambos elementos.

El elemento ficcional no sólo se le estima por contar con dicha atribución, sino también por tener un aparente comportamiento solitario, dejando en cuestión si hablar de una especie con grandes proporciones puede navegar solitariamente.

Y, se llega al Udusaurus Turpis, una especie que cuenta con elementos naturalistas tales como que en su semblante es propio de un gran lagarto, pero, a su vez, se señala (y posiblemente se le distingue en su cuerpo) con un parecido al Mako Shark. Haciendo pensar que es un híbrido naturalista, pues, se cuenta con elementos de índole animal.

En cambio, el carácter ficcional no sólo se da por la conexión y cruce entre elementos naturalistas dispares, sino que, a diferencia del Turturcassis, se da por atribuirle una cierta conducta, se cuestiona si un depredador con una conducta, en dado caso, similar al Mako Shark pueda cazar en manada.

Así, el elemento ficcional no sólo se produce por la conjugación de elementos de distinta índole, sino por respectivas conductas sociales no correspondientes a los elementos naturalistas. Con estos referentes, se continuará ahondando en las siguientes criaturas perteneces a un milieu natural que es, a su vez, propio de un tipo de IC (2005).

Lista de referencia

Bethke B. (2005). „King Kong 2005. King Kong is Back!: An Unauthorized Look at one Humongous Ape, 37-47.

Creatures from The World of Kong. In Natural History of Skull Island: http://surbrook.devermore.net/adaptationscreatures/movies/kong/wokong.html

Fahmi, M. E. E. Peter Jackson’s King Kong (2005): A Critique of Postcolonial/Animal Horror Cinema.

Garnelo P. I., “Medio social, sociotecnológico y natural: zonas de una Isla Calavera Digital. Parte 2 de 6” en filosofía en la red (octubre 27, 2021). Recuperado el noviembre 7, 2021 de https://filosofiaenlared.com/2021/10/medio-social-sociotecnologico-y-natural-zonas-de-una-isla-calavera-digital-parte-2-de-6/.

Miller, J. D. (2005). „Darwin, Freud and King Kong”. King Kong is Back!: An Unauthorized Look at one Humongous Ape, 93-101.

Monge-Nájera, J. (2016). Anns secret relationship with King Kong: a biological look at Skull Island and the true nature of the Beauty and the Beast Myth. CoRis, 12, 13-28.

Notas

[1] Acerca de este planteamiento y de la consideración del milieu social como un elemento extrasistémico del sistema social, se recomiendo la segunda parte de este estudio (Garnelo 2020).

[2] Es de comentar que no solo hay ambigüedad en el caso de las tribus, sino que hay ambigüedad en las especies, pues se va a hablar del Tyrannosaurus Rex, y su adaptación al cine, empero, en la película de Peter Jackson si bien hay grandes reptiles con un parecido al T-Rex, no son propiamente esta especie, dejando una ambigüedad tanto en las especies que habitan, así como si se está refiriendo si son creaturas respectivas de una IC (1962, 1986, 2005, etc.).

[3] Con la información que se consiguió para el análisis de estas especies y otras se consulto en Creatures from The World of Kong.

Imagen | Pixabay

Artículo de:

Irving Garnelo Pérez (autor invitado):
Lic. en sociología de la UAM-I. Actualmente cursa la maestría en UAM-C. Autor dl recopilado de cuentos “Girasol y otras semillas del 68… otros cuentos”.

#elementos, #hibridos, #isla calavera, #islas, #tribus

por autores invitados

¿Te gustaría escribir para nosotros? Puedes hacerlo enviando textos de forma esporádica o unirte a nuestro equipo permanente de autores. Para más información, envíanos un mail: contacto[at]filosofiaenlared.com

error: Content is protected !!