fbpx

Puede ser abrumador escoger una elección de “carrera incierta” como lo es la filosofía, a mí me paso, sin embargo, me sentí atraído por cuestiones que repercutían en mi vida, por ejemplo, ¿qué es esta vida? ¿para qué estoy aquí? ¿importa mucho lo que haga? ¿en verdad tengo un camino que seguir?

Esas y otras más rondaban por mi cabeza sin encontrar respuesta, me tomo tiempo averiguar el punto de unión, y este fue para mí la filosofía —pienso que se puede encontrar en otros caminos, de igual modo—; una vez partido a la aventura, empecé a entender algunas de mis preguntas —al menos era lo que yo pensaba—, mientras tanto se iban acumulando otras más y dando “respuestas” con el tiempo —al menos provisionalmente— Como ¿Qué es el ser humano? ¿Por qué conocemos? Etc. Hasta el día de hoy, sigo aprendiendo con altos y bajos, como la vida misma, ya que la filosofía es algo que te acompaña: un modo de vida.

Cuando se habla de estudiar filosofía, en ocasiones lo que surge en primera instancia es un prejuicio sobre la “inutilidad” en lo cotidiano, haciendo comparaciones con la medicina, las leyes, etc. Esto es algo que puede llegar a desanimar a más de unx en una etapa temprana de la vida, ergo logra apartar a la persona en búsqueda de algo más, aunque tuviera la intención de indagar acerca del tema de su preferencia.

En la sociedad en la cual nos encontramos se habla del tiempo, como un recurso utilizado para producir algún tipo de acontecimiento, por lo cual se suele enfocar en el mayor provecho —asociado con el factor monetario— y pareciese que si no tienes una economía establecida no puedes dedicar tu tiempo en algo “no productivo”, siendo contemplada la filosofía como aquello que solo unxs pocxs pueden hacer, que cuentan con un árbol familiar con antecedentes en las humanidades o caso contrario con un legado que debe mantenerse.

Debemos tener presente la utilidad de la filosofía en lo cotidiano, y en lo no tan cotidiano, no hacerlo pasar como actividad de solo unxs, ya que así podemos evitar una “elite” o un gremio con las puertas cerradas ante la sociedad; por mi parte me queda exhortar a quien decida embarcarse junto a todas aquellas personas que lo hemos decidido; ergo, un querido maestro me dijo ¿Quién dice que no está alguien sobresaliente para la historia aquí y ahora? Para algunos “imposible” pero para mí plausible debido a que lo que sabemos, lo conocemos entre todxs, y en conjunto hacemos una filosofía viva.

Imagen | Unsplash

Autor:

Efrain Antonio Morales Ramos (Vicepresidente de la COMEFI)
Estudiante de décimo semestre de la licenciatura en Filosofía y Humanidades por parte de la Universidad Autónoma de Nuevo León.

Síguelo en: instagram


#alianzas, #estudiar, #filosofía, #las voces de comefi, #reflexión

por Comunidad Mexicana de Estudiantes de Filosofía

La Comunidad Mexicana de Estudiantes de Filosofía (COMEFI) es una asociación libre que reúne a estudiantes de pregrado y posgrado de filosofía y de disciplinas afines pertenecientes a instituciones de educación superior públicas o privadas establecidas en la República Mexicana, así como también a personas en pleno ejercicio profesional interesadas en actividades de difusión y divulgación filosófica, de las humanidades, las ciencias sociales y naturales, la cultura y el arte en diálogo interdisciplinario con la filosofía.

error: Content is protected !!