Del determinismo e indeterminismo ¿depende de ti? Parte 1 de 2

¿Determinismo o indeterminismo? ¿Qué está más presente en nuestras vidas? ¿Hay algo que podamos cambiar o ya está todo escrito? Estas son algunas de las preguntas que se intentan responder -cada uno desde su perspectiva- desde las corrientes deterministas e indeterministas.

Para comenzar creo que es necesario preguntarnos ¿somos libres? Los mayores representantes del determinismo dirían que todo en nuestra vida está escrito y que, por ello, la libertad de cada uno no existe. Por otro lado, desde la corriente indeterminista se postularía que la libertad del individuo permite que este modifique realidades en un mundo en el que todo está por determinar, en el que no hay nada predeterminado. Pero habiendo planteado la idea de libertad del ser humano, deberíamos repensar también acerca de aquello que queremos: ¿qué nos determina lo que queremos? Lo que queremos en realidad está delimitado por muchos factores inconscientes que están más allá de nuestro control, pero que condicionan gravemente nuestra voluntad. De hecho, dicen que el 95% de la información que “fluye” por nuestra mente es inconsciente. Por supuesto, no tenemos control alguno sobre el inconsciente, ya que ni siquiera sabemos que existe. Y como bien es sabido, aquello que no controlamos —ya sea por ignorancia o por imposibilidad de hacerlo consciente— nos controlará a nosotros. Si hablamos del caso de los seres humanos, cabría preguntarnos, ¿cuáles son las cosas que nos impulsan inconscientemente y que regulan nuestras decisiones sin siquiera saberlo? Encontramos varios ejemplos de esto, el más obvio sería la genética, los modelos educativos —y tipos de apego— con los que hemos sido criados, la relación con los padres, las presiones sociales, la publicidad, los medios de comunicación… De forma que, al igual que dijo Schopenhauer, no podemos ni siquiera querer lo que queremos ni hacer lo que queremos.

Hay una maravillosa ilusión de libertad, pero bajo mi punto de vista, entiendo es sólo eso mismo: una ilusión.

La ley determinante de todo

Debemos de ser conscientes de que absolutamente todo ocurre de acuerdo con algo —podríamos llamarlo ley, causalidad…— de la misma forma que cualquier juego ha de tener delimitadas unas reglas. Cada persona, objeto, partícula, sentimiento, valor o pensamiento se rige por el conjunto de leyes universales que determinan el cómo se expresan, se piensan, se mueven, cambian o se desarrollan. Nada existe sin ley. Es decir, todo lo que sucede se rige por ciertas reglas, las conozcamos o seamos ignorantes en ese aspecto. Resumiendo, nada sucede por la nada o sin razón o de una manera inexplicable que se escapen de las leyes del universo. Es cierto que hay personas que actúan de manera irracional o impredecible, pero incluso esa irracionalidad puede explicarse por su genética, perfil astrológico o experiencias personales. También pueden suceder cosas en el universo que parecen no tener significado o explicación hasta incluso llegar al punto de resultar caóticas. Pero incluso en este caos hay orden, —pues habíamos dicho que nada está fuera de las leyes del universo, ni siquiera el caos—sujeto a leyes e influencias universales que tal vez no sepamos o que ni siquiera sabemos cuantificar y medir. De ahí el aparente caos. Entonces, cuando estamos en la búsqueda de la explicación de cualquier fenómeno, todo lo que necesitamos hacer—aunque no es tarea sencilla— es averiguar la ley o principios que la rigen. Quizá pueda explicarse por la ley de causa y efecto, la ley del menor esfuerzo, la ley estequiométrica, el efecto mariposa o el conjunto de la acción de todas ellas. Pero siempre hay una ley fundamental, una razón o un motivo.

En la segunda parte del texto albergaremos algunos de los puntos claves de ambas teorías, desmontaremos el indeterminismo y algunos de los problemas que reviste el determinismo.

Imagen | Pixabay

#destino, #determinismo, #filosofía en la red, #Indeterminismo

por Mercedes González García

Estudiante de la carrera de Filosofía y de Educación Primaria por la Universidad de León de Castilla y León, España. Apasionada de la Filosofía y de la búsqueda de respuestas de las grandes incógnitas que han planteado la raza humana por el simple hecho de existir.

error: Content is protected !!