fbpx

El sistema educativo en México: La educación politizada, Carlos Ornelas

El análisis versa, sobre cómo se han configurado los procesos de educación en México, y cómo, a través de figuras intelectuales, la educación se volcó a la tradición de las mismas. Una educación, nos dice el autor, parte de un pensamiento crítico, y un cuestionamiento del entorno en el que se habita. La educación se mueva bajo ciertos paradigmas políticos, sociales, culturales, lucha de clases, y el dominio del estado en lo que se ha llamado:  reproducción del aprendizaje1.

 Identificó a mi parecer tres cuestiones importantes que son un eje en la comprensión de lo que nos quiere decir Ornelas: a) el problema que se tiene ante lo más básico: la lectura y escritura, muchos individuos, no tienen acceso siquiera a lo que se denomina educación, b) no hay criterios (más que exámenes) en lo que respecta a los procesos cognoscibles de la sociedad mexicana y, c) la sociedad, una parte de ella, son educados dentro del sistema pedagógico para que estén por conseguir un título y poco por el aprendizaje, este título, no muchas veces justifica un saber.

Respecto al debate sobre
la funcionalidad del sistema educativo

¿Qué es el sistema educativo mexicano?, ¿Qué tipo de individuos reproduce?, ¿Para qué? Son algunas preguntas que se formulan en esta reflexión. Me parece que el sistema educativo, cumple con una función: ser útiles al propio estado, por ejemplo, el pagar impuestos, hace de un ciudadano trabajar por lo que debe; Aquí hay una cuestión, en un sistema que le ha importado la productividad; ¿por qué muchos individuos optan trabajar desde los 15 años y dejar la escuela?, ¿Por qué los más jóvenes hacen una evaluación sobre si se sigue estudiando o se trabaja?  El autor considera que el problema es la estructura política y los intereses creados en una educación “igualitaria” considera lo siguiente: 1) El modelo educativo mexicano reproduce modelos autoritarios, opresores y hacen evidente la lucha de clases. No es lo mismo estudiar en una escuela particular que en una escuela pública. Tampoco estudiar filosofía, que ingeniería, economía, etc. 2)  En los diferentes niveles de enseñanza institucional, la educación muestra deficiencias de calidad  y eficiencia en cuanto a infraestructura, contenidos de enseñanza y aprendizaje, muchas veces, no se renuevan, ni responden a la pregunta: ¿con qué finalidad se elaboran dichos planes? 3) Los contenidos del  sistema curricular son muchos y obsoletos que no cubren las necesidades de los estudiantes, pues varios alumnos comentan la exagerada cantidad de temas que no se alcanzan a ver en un semestre, cuatrimestre, etc2.

Ornelas también analiza el sindicalismo en México, pues estos mantienen (en el sector educativo) una educación central única para la sociedad. La educación está subordinada al poder del estado y en ese sentido está «politizada».

La educación, no solo se limita a las escuelas3, sino a todos los medios posibles de hacer propaganda a la misma educación. Hace unos meses, se abrió  un canal en YouTube llamado “La 4TV” allí, se trasmite  educación, cultura y análisis de todo lo referido a la cuarta trasformación del país. Efectivamente, hay una educación, pero más allá de lo educativo que pueda ser, hay una propaganda de por medio, una ideología dominante. La educación allí, se vuelve un instrumento que sirve para los fines del estado. El autor, aunque no lo dice claramente, cuando considera que existen 3 proyectos de política educativa, faltaría mencionar en estos tiempos un proyecto más que estamos viviendo: el de la cuarta transformación en México.

La educación cada vez está obligada a formar ciudadanos que sean responsables, productivos al máximo de sus capacidades. A través de los procesos históricos, en México, un impulsor de las reformas educativas, fue Vasconcelos, que pretendía formar individuos, hombres y mujeres libres que pudieran producir y articular sus propios puntos de vista, tener un sustento y encontrar una cómoda manera de vivir. Quería que los mestizos fueran escolarizados como personas dignas, con un intelecto suficiente y además tener una sensibilidad por la propia cultura. Vasconcelos consideró que el pueblo, sin educación ni cultura, serían esclavos y además de acechar la idea de una invasión o de una dictadura.

A manera de concluir

 Si pensamos en las reformas educativas importantes como la de Narciso Bassols que consideraba resolver los problemas económicos formando a estudiantes en carreras técnicas y prepararse para el mundo laboral,  usar así una institución educativa, era verla como una naciente cultura industrial. Ya no solo era formar la parte humanista del estudiante, sino darle una orientación técnica a su formación. Preguntarse por el sistema educativo mexicano, es preguntarse por su sistema político. El autor nos refiere que la idea de educación es tan polisémica como ideologías dominantes en la política. La educación, hoy, es una educación de la cual, se paga, si se quiere, de mejor calidad. El clientelismo, la corrupción y la violencia, en los últimos cincuenta años, se han apoderado de las instituciones educativas que se han utilizado como un instrumento más de dominación social.

Notas

[1] Vasconcelos se formó bajo una educación popular. Justo en 1921, creó la SEP, con un visón en relación con el contexto político formativo que vivió. La escuela formativa como un instrumento de dominación política. Ivan Illich, Un mundo sin escuelas (México: Nueva Imagen, 1977) 47-49.

[2] Carlos Ornelas, El sistema educativo mexicano. La transición de fin de siglo, (México, Fondo de Cultura Económica: 1995) 67.

[3] cf. Ornelas, El sistema educativo mexicano, 23.

Bibliografía

Ilich Ivan (1977) Un mundo sin escuelas, México: Nueva Imagen.

Ornelas Carlos (1995) El sistema educativo mexicano. La transición de fin de siglo, México, Fondo de Cultura Económica.

Artículo de:

Eric Rodríguez Ochoa (autor invitado):
Docente, escritor e investigador de la Lic. en Psicología Crítica.

Imagen | Pixabay

#Carlos Ornelas, #educación, #estado, #filosofía de la educación, #política

por autores invitados

¿Te gustaría escribir para nosotros? Puedes hacerlo enviando textos de forma esporádica o unirte a nuestro equipo permanente de autores. Para más información, envíanos un mail: contacto[at]filosofiaenlared.com

error: Content is protected !!