Las nociones básicas de la realidad son universales, en un colectivo. El giro de la sociedad se basa en la constante significación de símbolos: el papel como moneda, tres colores que determinan el andar de un coche, incluso el lenguaje mismo para representar y codificar el pensamiento humano. Todos estos símbolos vienen cargados de referencias, los cuales nos ayudan a mantener un orden establecido para poder convivir en la llamada “sociedad”, son acuerdos implícitos que nos ayudan a establecer un control.

Todos estos preceptos son elementos que como sociedad nos ayudan a relacionarnos, interactuar entre seres que nos ayudan a conformar nuestro entorno; sin embargo, antes de participar en una sociedad con dichos símbolos preestablecidos, también somos seres individuales que encontramos en nuestra concepción de la vida nuestra manera de vivirla, esta se conforma con dichos símbolos sociales pero también por una serie de creencias y símbolos no sociales, que muchas veces no salen de nuestra mente, pero que nos ayudan a entender nuestro día a día a partir de nuestro contexto.

En términos más sencillos: eres lo que crees, crees lo que creas y creas lo que eres. Un círculo de tres elementos, que podemos o no compartir con el mundo, pero que no dejan de pertenecernos como seres independientes. Estos elementos son los que nos muestran a nosotros como el mundo es, se mueve y significa; nos ayuda a generar conexiones con el mundo en el que nos encontramos. Por ejemplo, la forma en la que una persona supersticiosa se relaciona con los gatos negros será diferente con una que no lo es, por lo que su visión respecto a ese elemento del mundo se será diferente.

Cuando reconocemos que nosotros vivimos en dos momentos: la realidad (el mundo como gira y lo que conocemos de este) y la meta realidad (nuestra concepción del mundo preestablecido y lo que conocemos de este), entendemos la capacidad con la que podemos modificar ambos para nuestro beneficio, pero también, las incertidumbres filosóficas con las que nos podremos enfrentar al momento de querer entenderlo. Es normal. La mayoría de las personas se dedican querer entender el mundo únicamente con los símbolos que la realidad (antes ya explicada) nos ha dado desde que nacemos y con los que terminamos siendo parte de la sociedad, sin entender cómo es que estos pueden o no afectar nuestra meta realidad.

¿Cómo entender esta meta realidad?

Existen diferentes corrientes hoy en día con las que podemos justificar esta meta realidad, incluso, modificarla a partir de nuestra conveniencia, pero es cierto que la premisa principal antes mencionada debe ser la base para que podamos entender desde que punto queremos partir.

La metafísica ha trabajado con ello desde hace unos años, y la información que nos es entregada cada día es más fácil de conseguir; la revolución espiritual también es una forma de partir, siendo está dividida en diferentes leyes universales que ayudan a manifestar nuestra relación espacio-tiempo-materia con los preceptos establecidos por la realidad. Entendemos cada uno de estos como los elementos individuales de creencias y costumbres que podemos utilizar a nuestro favor (o en nuestra contra) siempre que los comenzamos a entender, estudiar y practicar.

¿Es necesario entenderla?

Es, en términos generales, necesario entender las bases para comprender así los cambios que se pueden avecinar; si bien cada corriente contiene diferentes conceptos con los que debemos materializar nuestra meta realidad, es un hecho que la realidad está en constante cambio, el cual siempre debe de cuestionarse a partir de estos preceptos que nosotros estableceremos para poder presentar un juicio y dejar de encajar en el molde que la sociedad nos ha dado.

Esta serie de elementos solo serán importantes a partir de la consideración de cada persona, las corrientes que decida y el tipo de realidad en la que va a vivir.

Imagen | foto de la autora

Artículo de:

Paola Ramos Ramos (autora invitada):
Escritora y cineasta, 24 años, CDMX. Estudiante de todo lo interesante que es la vida.

#concepción universal, #ficción, #individualidad, #pensamiento, #realidad

por autores invitados

¿Te gustaría escribir para nosotros? Puedes hacerlo enviando textos de forma esporádica o unirte a nuestro equipo permanente de autores. Para más información, envíanos un mail: contacto[at]filosofiaenlared.com

error: Content is protected !!