Sobre la filosofía de la redención: Prolegómeno suicida. (Parte 2 de 8)

Con anterioridad meditamos sobre el filósofo de la redención, y su propuesta de la salvación en la inexistencia a partir de la filosofía de Budista, y su concepto del Nirvana (que se traduce como no-ser, este es el camino para volvernos uno con Dios, a diferencia del Budismo, Batz hace la alegoría que somos la representación de la desintegración de Dios), es importante identificar los aspectos de la filosofía budista en la propuesta de Philipp Mainländer.

El Dharma (las enseñanzas de Buda) influyeron notablemente en las obras de Arthur Schopenhauer y en la obra del joven Batz: El dharma está constituido a partir de las cuatro nobles verdades, Dukkha (sufrimiento inherente a la existencia), Samudaya (el deseo es la causa del sufrimiento), Nirodha (el desapego es el primer paso para poner fin al sufrimiento) y Magga (el óctuple sendero, la manera de superar el ego), constityen la espina dorsal del pesimismo que Mainlander profesó.

También influyó la religion catolica-cristiana en el pensamiento de Batz, incluso llegando a argumentar al cielo cristiano y al nirvana como lo mismo, el perfecto estado en la inexistencia.

Sobre la debilidad de las fuerzas

Dios por su propia condición divina no pudo entrar al no ser de forma inmediata, para ello se desintegró en la multiplicidad, en individuos, cuya suma de fuerzas se dirigen al debilitamiento hasta el exterminio absoluto.

El movimiento del cosmos es el movimiento del superser al no ser. Sin embargo, el universo es la desintegración en la multiplicidad, es decir, en individualidades egoístas dispuestas unas contra otras.1

Philipp Mainländer

La desintegración divina fue la primera obra. La eclosión del universo bajo una constitución enlazada con la essentia Divina. Este movimiento lo concibe Mainländer a partir de la relación de la primera desintegración con el origen de la multiplicidad como «movimiento del ser originario, inconcebible para nosotros, es decir, movimiento del ser relativo –a través del ser real– al absoluto no ser».2 Entonces el movimiento inicial y el hontanar del universo son uno y lo mismo.

Para Mainländer las voluntades están asociadas a la Tierra y son las mismas que giraban en el comienzo del tiempo, nuestra genética está ligada a la Divinidad suicida, la única diferencia de nuestra esencia es que ahora se ha debilitado.

¿Qué ha sucedido?, o mejor aún: ¿son las voluntades individuales -de las cuales está conformada esta Tierra suspendida en el devenir- las mismas que rotaban en ardiente nebulosa originaria? ¡Por supuesto! La conexión genética está presente. ¿Y seguirá siendo la esencia de cualquier individualidad tal como era en el origen del universo? ¡No, su fuerza ha cambiado, ha perdido intensidad, se ha debilitado!3

Philipp Mainländer

El universo es justamente limitado y entró bajo una determinada fuerza en la existencia, la lucha por la existencia nos ha llevado a algunas perfecciones y avances para ascender a estados de comodidad como civilización, pero al mismo tiempo no debilita ese movimiento. «En la lucha por la existencia, los individuos ciertamente se perfeccionan y ascienden siempre a grados más altos de organización, pero junto a esto se debilitan».4

El filósofo propone que una gran ley ha dominado la naturaleza y la dominará hasta su aniquilación absoluta: La ley del debilitamiento de las fuerzas (Schwächung der Kraft); esta ley significa, para la humanidad, la ley del sufrimiento perpetuo que escapa de nuestra percepción.5

Philipp Mainländer

Todo en el universo se encuentra coaccionado bajo esa ley, obviamente el ser humano incluido, ya que en palabras del propio Batz «Él es, en su fundamento más profundo, “voluntad de morir”».6

Las personas con cada día que vivimos y amanecemos nos encontramos en camino a la redención, no podemos tener duda alguna puesto que cada segundo que pasa nos acerca más a la muerte, pero en un curso largo, cuya culminación no es visible. Los que no hemos optado por el suicidio, dice Mainländer, alcanzamos la meta después de un tiempo indeterminado, donde afirma, solemos vivir de forma insatisfecha, hasta que de pronto lo que parecía distante ha sido alcanzado, con paz en el alma y en serenidad perpetua.

Notas

[1] (Philipp Mainländer [1876]/2011 p.59)

[2] Íbidem.

[3] (Philipp Mainländer [1876]/2011 p.60)

[4] (Philipp Mainländer [1876]/2011 p.62)

[5] (Philipp Mainlander [1876]/2014 | Tomo I, Physik, 32)

[6] (Philipp Mainländer [1876]/2011 p.63)

Bibliografía

Bhikkhu, B. (2019) En palabras del Buddha: Una antología de discursos del canon pali. Nirvana Libros, S.A. de C.V.

Mainländer, P., & Jer, S. B. (2011). Filosofía de la redención. Fondo de Cultura Económica.

______ (1876). Die Philosophie der Erlösung. I

______ (1886). Die Philosophie der Erlösung II

______ (1989). Philosophie der Erlösung. Beltz Verlag.

______ (1996). Die Philosophie der Erlösung. Schriften, Band I/ Band II. Hrsg. Von W.H. Müller-Seyfarth. Hildesheim/Zürich/New York: Georg Olms Verlag & Horstmann, U.

______ (2019). Die Philosophie der Erlösung: II. Beltz Verlag.

______& Piro, L. (2014). Die Philosophie der Erlösung, Erster Band (German Edition) (1.a ed.).

Imagen | Unsplash

Cite este artículo: Aguiliuz, J. (2022, 06 de septiembre). Sobre la filosofía de la redención: Prolegómeno suicida. (Parte 2 de 8). Filosofía en la Red. https://filosofiaenlared.com/2022/09/filosofia-de-la-redencion

Artículo de:

Jorge de Jesús García Aguiluz (autor invitado):
Estudiante de Filosofía y Comunicación; autor del libro «Lingua et Mortem: La fenomenología de la redención»

#Pesimismo, #Redención, #reflexión

por autores invitados

¿Te gustaría escribir para nosotros? Puedes hacerlo enviando textos de forma esporádica o unirte a nuestro equipo permanente de autores. Para más información, envíanos un mail: contacto[at]filosofiaenlared.com

error: Content is protected !!