Mainländer en su sistema de pensamiento también reflexionó sobre la sociedad, y puso a la política como el movimiento general de toda la humanidad. Dicho movimiento es el conjunto de las aspiraciones de cada individuo que en primera instancia nos debería dirigir a un Estado ideal, aunque de forma reflexiva e inmanente es el movimiento cultural de la vida hacia la muerte absoluta, puesto que la propia llegada a un Estado ideal no es posible.

Pero ¿Cuál es la naturaleza que le atribuye Philipp Mainländer al individuo y cómo repercute esto en la conformación de la civilización?, ¿comó intuye Batz a la civilización?, ¿qué define por Batz por Estado Ideal?

Civilizaciones y estados ideales

Die Politik handelt von der Bewegung der ganzen Menschheit. Diese Bewegung resultiert aus den Bestrebungen aller Individuen und ist, wie wir in der Ethik ohne Beweis hinstellen mussten, von einem niederen Standpunkte aus betrachtet, die Bewegung nach dem idealen Staate, vom höchsten dagegen aufgefasst: die Bewegung aus dem Leben in den absoluten Tod, da ein Stillstand im idealen Staate nicht möglich ist. 1

La política se trata del movimiento de toda la humanidad. Este movimiento resulta de los esfuerzos de todos los individuos y, como tuvimos que mostrar en ética sin prueba, visto desde un punto de vista inferior es el movimiento hacia el estado ideal; visto desde el punto de vista más alto es el movimiento de la vida a la muerte absoluta, ya que la parada no es posible en el estado ideal.

Philipp Mainländer

Este se realiza solamente a través de una violencia irresistible, y es clasificado, por consenso general, como el destino omnipotente de la humanidad, el cual aplasta y quiebra como cristal todo aquello que se le opone, aunque sea un ejército de millones. No obstante, al desembocar el movimiento en el Estado, se llama civilización.2

Philipp Mainländer

Philipp considera al individuo como un ente egoísta, ya que cada acción humana, «es egoísta, pues fluye desde una determinada individualidad, desde un yo determinado, junto a un motivo suficiente, y es imposible que no se manifieste así […] Cada uno de ellos actúa conforme a su carácter, a su naturaleza, a su yo, a su dicha».3

Jede Handlung des Menschen, die höchste wie die niedrigste, ist egoistisch.4

Toda acción del hombre, tanto la más alta como la más baja, es egoísta.

Philipp Mainländer

Aunque en la explicación rigurosa de la constitución en Estado, Mainländer prefiere no profundizar, en su lugar propone dos situaciones: ocurrió por impulso o elección razonable (elección ante el menor de los males).

Presumamos que el Estado es obra de la razón y que se basa en un contrato que los seres humanos han concertado, a regañadientes, por necesidad de prevenir un mal mayor al de la restricción de su poder individual.5

Philipp Mainländer

La conformación del Estado a partir del movimiento de la política se debe a dos motivos primordiales, el miedo a que nos roben o el miedo a que nos maten. «De esta forma, se limitaron los seres humanos por las leyes originarias: 1. Nadie debe robar. 2. Nadie debe matar».6

Auf diese Weise beschränkten sich die Menschen durch die Urgesetze: 1) keiner darf stehlen; 2) keiner darf morden.7

Philipp Mainländer

El Estado entonces es la institución que protege la individualidad de cada uno, tan amplia como sea posible, y al mismo tiempo le exige que dejé la individualidad de los demás. Mainlander es de los primeros intelectuales en proponer al Estado como un organismo que coacciona las libertades individuales. Su compatriota Max Weber ([1919]/1975), cuarenta y tres años más tarde definiría al monopolio de la violencia que posee el estado.

Heute werden dagegen wir sagen müssen: Staat ist diejenige menschliche Gemeinschaft, welche innerhalb eines bsetimten Gebietes – dies: das “Gebiet”, gehört zum Merkmal – Das Monopol legitimer physischer Gewaltsamkeit für sich (mit Erfolg) beansprucht. Denn das der Gegenwart Spezifische ist: daß man allen anderen V er bänden oder erwartet das Recht zur physischen Gewaltsamkeit nur so weit zuschreibt, als der Staat sie von ihrer Seite zulässt: er gilt als alleinige Quelle des “Rechts” auf Gewaltsamkeit. 8

Hoy, por el contrario, tendremos que decir que Estado es aquella comunidad humana que, dentro de un determinado territorio (el territorio es un elemento distintivo), reclama (con éxito) para sí el monopolio de la violencia física legítima. Lo distintivo de nuestro tiempo es que a todas las demás asociaciones e individuos sólo se les concede el derecho a la violencia física en la medida en que el Estado lo permite. El Estado es la única fuente del derecho a la violencia.9

Max Weber

Batz considera que el individuo no puede actuar de otra forma, ya que es motivado por tendencias egoístas para evitar el mal mayor, es así que el Estado se convierte –para los egoístas naturales–, un mal necesario, un movimiento al que se deben adherir, pues es el menor de todos los males. Mainländer considera que la sociedad primitiva no podría conseguir la redención por que su movimiento se asemejaría «como el de una esfera sobre una superficie casi horizontal; en cambio, el movimiento de un pueblo cultural ha de compararse a la caída de esta esfera en el abismo».10

El ser humano, en el más perfecto de los Estados, debe nacer con dolor, debe sufrir una cantidad menor o mayor de enfermedades, y si no lo arrebata la norma en el vigor de la juventud (Ühland) tiene que envejecer, es decir, volverse físicamente enfermizo y mentalmente obtuso; finalmente, tiene que morir.11

Philipp Mainländer

Para Batz la vida humana donde todas las necesidades fueran cubiertas no sería feliz de ningún modo, ya que al tener todas las necesidades resguardas sentirían monotonía y vació. Al ser despojados de la necesidad no tendrían preocupación ni sufrimiento y en su lugar serían presos del tedio. Estarían en el paraíso de lo terrenal, rodeados de un aire sofocante y asfixiante. «La necesidad es un mal terrible; el aburrimiento, sin embargo, el más aterrador de todos. Mejor una existencia con necesidades a una aburrida».12

El filósofo de la inmanencia considera a la vida, como una verdadera cosa miserable y desoladora: siempre lo fue y lo será porque el argumento principal de su metafísica afirma: No ser, es mejor que ser. Batz, en la misma línea de pensamiento, manifiesta que nada se opondrá a la redención de nuestros cuerpos, porque ese es el motivo de nuestra existencia, el exterminio como humanidad, ya que fue el accidente del primer movimiento de la unidad.

Dios efectivamente ha pasado del superser, mediante el devenir, hacia el no ser. Él ha encontrado, a través del proceso universal, aquello que, limitado por su esencia, no pudo lograr de inmediato: el no ser.13

Philipp Mainländer

Podemos concluir que la humanidad es el conjunto de individuos motivados por deseos egoístas, sujetos al movimiento de la política y ésta misma nos acerca a la muerte absoluta porque su propósito es imposible.

La ética inmanente nos puede ofrecer, “el mejor alimento del alimento de la vida”, de la mano del filósofo de lo inmanente, nos da la certeza de que no nos espera ninguna nueva condición, ni de dicha ni de castigo, sino que todas las condiciones desaparecerán por sí solas con la aniquilación de su ser más íntimo, mediante la propia mano.14

El Estado surge por el temor a la individualidad del otro, por el temor a que nos robaran o el temor a ser asesinados. El Estado para Mainlander tiene su origen en el miedo del egoísmo ajeno, esto provoca que formemos civilizaciones que se apoderan de nosotros y nos matan, porque ese es el curso de toda civilización consumar el suicidio de Dios.

Notas

[1] (Philipp Mainlander [1876]/2014 | Tomo I, Politik, 1.)

[2] (Philipp Mainländer [1876]/2011 p.79)

[3] (Philipp Mainländer [1876]/2011 p.79)

[4] (Philipp Mainlander [1876]/2014 | Tomo I, Ethik, 11.)

[5] (Philipp Mainländer [1876]/2011 p.80)

[6] (Philipp Mainländer [1876]/2011 p.81)

[7] (Philipp Mainlander [1876]/2014 | Tomo I, Ethik, 11.)

[8] (Max Weber 1919)

[9] (Max Weber [1919]/1975)

[10] (Philipp Mainländer [1876]/2011 p.82)

[11] (Philipp Mainländer [1876]/2011 p.82)

[12] (Philipp Mainländer [1876]/2011 p.88)

[13] (Philipp Mainländer [1876]/2011 p.94)

[14] (Philipp Mainlander [1876]/2014 | Tomo I, Ethik, 32.)

Bibliografía

Mainländer, P., & Jer, S. B. (2011). Filosofía de la redención. Fondo de Cultura Económica.

______ (1876). Die Philosophie der Erlösung. I

______ (1886). Die Philosophie der Erlösung II

______ (1989). Philosophie der Erlösung. Beltz Verlag.

______ (1996). Die Philosophie der Erlösung. Schriften, Band I/ Band II. Hrsg. Von W.H. Müller-Seyfarth. Hildesheim/Zürich/New York: Georg Olms Verlag & Horstmann, U.

______ (2019). Die Philosophie der Erlösung: II. Beltz Verlag.

______& Piro, L. (2014). Die Philosophie der Erlösung, Erster Band (German Edition) (1.a ed.).

Weber, M. (1975). El político y el científico. Alianza Editorial.

______ (1919). Politik Als Beruf. Tübingen.

______ (2016). La Politica Como Vocacion (Spanish Edition). Createspace Independent Publishing Platform.

Imagen | Unsplash

Cite este artículo: Aguiliuz, J. (2022, 27 de septiembre). Sobre la filosofía de la redención: Prolegómeno suicida (Parte 4 de 8). Filosofía en la Red. https://filosofiaenlared.com/2022/09/prolegomeno-suicida

Artículo de:

Jorge de Jesús García Aguiluz (autor invitado):
Estudiante de Filosofía y Comunicación; autor del libro «Lingua et Mortem: La fenomenología de la redención»

#filosofía, #política, #reflexión

por autores invitados

¿Te gustaría escribir para nosotros? Puedes hacerlo enviando textos de forma esporádica o unirte a nuestro equipo permanente de autores. Para más información, envíanos un mail: contacto[at]filosofiaenlared.com

error: Content is protected !!