Aunque Nietzsche, Schopenhauer y Mainländer formaron parte de los orígenes de su método, lejos de cualquier escuela o corriente filosófica, nadie hoy se atreve a cuestionar que estamos ante una de las figuras filosóficas más insólitas y vehementes.

Emil Mihai Cioran fue por definición un transgresor e iconoclasta que siempre se declaró -tiene más de 40 libros, 28 de los cuales fueron traducidos al español- gratamente desconcertado con la maldición del nacimiento y con el vicio de vivir. A partir de estos métodos construye una reflexión continua sobre el vacío y la desesperación, desenmascarando muchas ideas que están sistemáticamente arraigadas en la mente humana. Aborda en silencio los llamados temas intocables, preguntas que no deben cuestionarse y revela misterios. Ha desmitificado multitud de temas “sagrados” de forma reiterada, tejiendo un aura de pensador maldito, que le ha acompañado hasta el final de sus días.

Algo más que pesimismo

A pesar de su leyenda de personaje obstinado y luchador solitario, quienes lo conocieron, incluidos los que estuvieron muy cerca durante más de dos décadas, el filósofo español Fernando Savater escribió su tesis doctoral dedicada a él, deja entrever su ingenio desde su humor, su pasión por la lectura, la cocina y las mujeres, su soberbia, su amable paciencia, su hospitalidad, la divertida paradoja de su trato personal. Al día siguiente de la muerte del pensador, un Savater emocionado define:

Formidable era Cioran: catador de infamias, pesimista encantador, solista del himno de la destrucción, Drácula del pensamiento, humorista del nihilismo, apocalíptico de la predicción, elegante de la vehemencia.

Todo mi Cioran (Savater) pp. 103

Claramente, asociar pesimismo y tristeza con su gente y sus palabras es para simplificarlo. Leer su obra es adentrarse en una aventura llena de paradojas arrojadas de una forma muy inteligentemente y —a pesar de su filosofía— llenas de luz. Esto supone adentrarse en un viaje sobrio, disfrazado de fracaso. A pesar de su apariencia, no es un derrotista desesperado. Lo que expone Cioran es lo que todo el mundo piensa en algún momento de su vida, esto es, las grandes incógnitas que se plantean a cualquier ser humano que posibilitan la existencia. Aquellos que buscan en Cioran un ser desolado, pueden verse traicionados, pues, en él no solo se intuye el pesimismo más radical. En sus propias palabras:

Ten cuidado con el resentimiento de los solitarios que han dado la espalda al amor, la ambición y la sociedad. Un día se vengarán por haberlo dejado todo. El hecho de que la vida no tenga sentido es la razón de vivir, la única razón, realmente.

En las cimas de la desesperación (Cioran)

Así se puede interpretar que Cioran ha creado un gran “vacío” en el fondo de su demoledor mensaje porque según argumenta el mismo —sin embargo, y a pesar de todo— este tipo de vida merece la pena experimentarla.

Más que vivir

En un principio, podría parecer que Cioran es un escritor que a través de sus discursos, nos habla descaradamente de la desesperación, de la irracionalidad de la vida, de la ausencia de Dios, y estos postulados lo colocan oficialmente en el lado de lo inaceptable. Sin embargo, tras un gran rechazo inicial, la obra de este filósofo rumano se tendría muy en cuenta.

Dicen que el tiempo eventualmente traerá a todos de regreso a donde estaban, y Cioran, quien tiene miedo de escapar por vanidad, no es una excepción. Su destino, su importante aventura en la Tierra comenzó hace cien años, y sabemos que terminó una mañana de 1995. También, muchos de nosotros somos conscientes de la gran riqueza que representan sus obras y escritos que exprimieron la vida reflexiva de Cioran, y que a sus 84 años de existencia, tuvo tiempo -entre aburrimiento, pesimismo y lágrimas- de hacer la más clara afirmación sobre la soledad a la que se enfrenta el ser humano. El mismo constituye el más viviente reflejo de ello. Sus pensamientos pueden ser compartidos o no, pero este filósofo nos pone de manifiesto verdades. En mayor o menor medida, Emil Cioran nos inspira y, en el fondo, nos ayuda a seguir adelante con nuestra vida.

Notas

[1] Savater, F. (2018)Todo mi Cioran. Ariel

[2] Cioran, E. (2008) En las cimas de la desesperación. Tusquets

Imagen | Pixabay

Cite este artículo: González, M. (2022, 03 de octubre). El hastío vital de Emil Cioran. Filosofía en la Red. https://filosofiaenlared.com/2022/10/el-hastio-vital-de-emil-cioran
#filosofía, #Pesimismo, #reflexión

por Mercedes González García

Estudiante de la carrera de Filosofía y de Educación Primaria por la Universidad de León de Castilla y León, España. Apasionada de la Filosofía y de la búsqueda de respuestas de las grandes incógnitas que han planteado la raza humana por el simple hecho de existir.

error: Content is protected !!