Presentamos nuestra primera entrevista, en texto, con filósofos y filósofas destacados del mundo angloparlante. En esta ocasión, charlamos con Maryellen Stohlman-Vanderveen, editora en los temas de Investigación y Diversidad/Inclusión del Blog de la American Philosophical Association. Ella se graduó en el Smith College en 2019 como filósofa, con una especialización en psicología.

Actualmente, está cursando un máster en Filosofía y Políticas Públicas en la London School of Economics. Sus intereses de investigación incluyen la ingeniería conceptual, la ética normativa, la filosofía política y la filosofía de la tecnología. Maryellen fue becaria Fulbright 2019-20 en la República Checa y becaria junior del Morningside College en la Universidad China de Hong Kong, donde impartió cursos de introducción a la ética y de aprendizaje del servicio.

¿Cuál es tu primer recuerdo?
¿Dónde creciste?

Crecí en la costa sur de Massachusetts. Mi primer recuerdo es de una fiesta de Pascua en la que mi madre había colocado gominolas en los lados alternos de la escalera que llevaba al segundo piso de la casa. Recuerdo lo alta que parecía la escalera y lo emocionada que estaba por subirla y recoger los caramelos.

¿Cómo llegaste a la filosofía?

Llegué a la filosofía por casualidad. Hice un curso introductorio titulado “Pensar sobre el pensamiento” en mi primer semestre de universidad. No fue hasta un año más tarde, cuando hice dos cursos de filosofía, uno de Historia de la Filosofía Europea Moderna y otro llamado “El sentido de la vida”, cuando me enamoré realmente de esta disciplina y decidí especializarme en ella.

En “El sentido de la vida”, leímos muchos textos diferentes de varias tradiciones filosóficas. Entre ellos, el Bhagavad Gita, Martin Luther King, el Nuevo Testamento y Nietzsche. Este curso me abrió la mente a las diferentes formas que puede adoptar la filosofía. Por el contrario, mi curso de Filosofía Europea Moderna (impartido por el profesor Jeffry Ramsey) se centró en textos que se ajustaban a la definición más restringida y tradicional de la filosofía según una perspectiva occidental y pretendía enseñar a los estudiantes las convenciones de la escritura filosófica. Ambos cursos me abrieron los ojos a la variedad de perspectivas que se podían tener sobre cuestiones fundamentales de la naturaleza de nuestra realidad y existencia. También me encantó el estilo preciso de la escritura filosófica, y me enganchó al instante.

¿Qué opinan tus padres de
la decisión de dedicarse a la filosofía?

Creo que al principio mi madre estaba un poco preocupada por mi elección, pero cuando se enteró de las muchas aplicaciones profesionales de la filosofía, y se convenció de que no me quedaría sin trabajo después de graduarme, se sintió mejor con mi decisión y me apoyó mucho.

¿Cómo has evolucionado
filosóficamente?

Creo que mi mayor evolución ha sido la mejora de la capacidad de entender y dar sentido a las diferencias conceptuales. Gracias a mis estudios de filosofía, he desarrollado un vocabulario y unos conceptos para definir y discutir mejor mis propios puntos de vista, así como una capacidad para entender e identificar las nociones preconcebidas que subyacen a nuestras creencias y entendimientos. Esto ha sido muy importante en mi trabajo sobre ingeniería conceptual y es algo que espero aplicar a las cuestiones políticas en mi nuevo programa en la London School of Economics.

Eres filósofa y te has especializado en psicología,
¿cómo se combinan estas dos áreas?

Creo que la filosofía y la psicología se combinan con muchos de mis intereses de investigación. Las cuestiones de psicología y la naturaleza del lenguaje y la mente surgen en la ingeniería conceptual, la ética normativa y la filosofía de la tecnología. Siempre me ha fascinado el funcionamiento de la mente humana y la forma en que nuestros conceptos individuales interactúan para dar forma a nuestras estructuras sociales e interacciones con los demás. Creo que esto se refleja en mis trabajos anteriores sobre ingeniería conceptual y celos románticos.

En tu texto “Disrupting notions:
ameliorating romantic jealousy through compersion

hablas de la alteración de los celos románticos, haciendo uso de conceptos como el de “compersión”.
¿Qué puedes decirnos al respecto? ¿Cómo se consigue?

La premisa básica de mi argumento toma prestado el relato ameliorante de Sally Haslanger sobre la raza y el género, en el que sostiene que podemos cambiar los conceptos que no nos sirven adecuadamente, ya sea por deficiencias lingüísticas o empíricas o por razones relacionadas con la justicia. Argumento que los celos románticos como concepto han quedado inextricablemente ligados a nuestra definición de amor romántico y que esto tiene efectos negativos, como la reducción de la culpa por actos violentos atribuidos a motivaciones de celos, que deberían ser preocupaciones morales.

Sostengo que deberíamos cuestionar una tríada de nociones relacionadas, el llamado paradigma conceptual, sobre los celos románticos, a saber, que el amor romántico es o debería ser exclusivo, que los celos son una parte inherente de nuestras experiencias románticas y que los celos románticos refuerzan positivamente el amor romántico. Estas nociones, populares en las nociones occidentales de los celos, se refuerzan mutuamente y muestran cómo el paradigma que crean ha llevado a reducir las sentencias por actos de violencia doméstica atribuidos a los celos románticos. Me baso en el concepto de emoción “compersión”, que puede definirse como un sentimiento de placer en el placer que obtiene tu pareja de una experiencia con otra persona. Aunque este concepto ha sido popularizado por los movimientos poliamorosos modernos, la experiencia compartida entre tu pareja y otra persona no tiene que ser necesariamente sexual. Los celos románticos suelen surgir de encuentros no románticos (la estrecha relación de tu pareja con un colega, por ejemplo) y, por tanto, una práctica más amplia de la compersión puede ser algo beneficioso tanto para las parejas monógamas como para las poliamorosas.

A nivel individual, creo que las parejas románticas pueden practicar el ser más conscientes de los momentos en los que experimentan celos románticos y reflexionar sobre lo que causa estos sentimientos y cómo afecta a sus acciones hacia su pareja y hacia los demás. Ser consciente de lo que causa los sentimientos de celos y tratar de practicar activamente la compersión cuando surgen esos sentimientos puede cultivar una relación más compersiva y desafiar el paradigma más amplio.

Fuiste profesora de filosofía en Hong Kong…
¿Qué te parece interesante de la filosofía china?

Desgraciadamente, no tuve tantas oportunidades de estudiar filosofía china como me hubiera gustado durante mi estancia en Hong Kong. Las restricciones de la pandemia dificultaron la asistencia a conferencias o la posibilidad de salir de mi burbuja académica. Aun así, enseñé elementos del confucianismo como parte de nuestro curso introductorio. Al ser testigo de la influencia del pensamiento confuciano en la sociedad y notar algunas de las diferencias filosóficas y políticas entre mis estudiantes y yo, me interesé mucho en cómo nuestros sistemas de creencias filosóficas influyen en nuestras evaluaciones de diversas políticas gubernamentales.

De hecho, esta fue una de las cosas que me inspiró a cursar mi licenciatura en Filosofía y Política Pública en la London School of Economics. Tras observar la diferencia en las respuestas a la pandemia de primera mano entre la República Checa (donde vivía cuando estalló la pandemia), Estados Unidos y Hong Kong, me interesé por cómo los sistemas de creencias culturales afectan a nuestra capacidad de responder a las crisis sociales. La cultura china en su conjunto es mucho más colectivista, en contraste con el fuerte individualismo de Estados Unidos, y esto se puso de manifiesto en su capacidad para responder al virus sin el tipo de fricciones que experimentó Estados Unidos.

Sin embargo, una cosa especialmente interesante que observé fueron los puntos en común en torno a las dudas sobre las vacunas. Tanto en EE. UU. como en Hong Kong, había poblaciones que dudaban de la vacuna por motivos de salud o por dudas sobre su seguridad y eficacia, pero en ambos lugares también había grupos de personas que se oponían a la vacuna por motivos aparentemente políticos. Mientras que en EE. UU. eran principalmente los conservadores los que estaban en contra de la vacuna, algunos hongkoneses que apoyaban el movimiento de protesta de 2019 también se negaron inicialmente a vacunarse como rechazo a la coacción gubernamental.

¿Es difícil ser “occidental” en Asia?

No he pasado tiempo en Asia fuera de Hong Kong, así que solo puedo hablar de ese contexto específico, pero no diría que es difícil en absoluto ser “occidental” en Hong Kong. Incluso diría que ser “occidental” -sobre todo blanco y angloparlante- conlleva ciertos privilegios a nivel profesional. Hay muchas tiendas que resultan familiares a los europeos, como Marks & Spencer o Pret A Manger, así como muchos restaurantes que se adaptan al gusto occidental. Hong Kong es una ciudad muy internacional y es fácil que los expatriados se aíslen en la “burbuja de los expatriados”. Creo que los expatriados deben salir de esta burbuja y de sus zonas de confort para conectar con las comunidades locales. También creo que los expatriados deben ser conscientes de los privilegios que tienen y trabajar activamente para apoyar y elevar a los que no tienen ese mismo privilegio.

¿Cómo empezaste a colaborar con la APA?

Inicialmente, obtuve una membresía gratuita con la asociación a través de una beca que completé con el Instituto de Verano de Filosofía en Clave Inclusiva. Se trata de uno de los institutos de verano sobre la diversidad en la filosofía, cuyo objetivo es aumentar la inclusión y el acceso en la disciplina. Invitan a estudiantes universitarios que puedan estar interesados en una carrera en filosofía a participar en seminarios y talleres para ayudarles a prepararse para la escuela de posgrado (y decidir si es la opción correcta para ellos).

Empecé a trabajar con la APA unos años más tarde como editora voluntaria de la serie de reflexiones para graduados del Teaching Beat bajo la dirección de Sabrina M. MisirHirsharall. Siempre me ha gustado el periodismo y la escritura, y me apasiona la filosofía pública, así que me pareció una buena manera de combinar mis intereses. Después de trabajar en esta función durante unos meses, mi actual puesto de Investigación y Diversidad/Inclusión quedó disponible. Sabrina me animó a presentarme y tuve la suerte de entrar en el consejo de redacción.

¿Qué haces como editora de Diversidad/Inclusión e Investigación del Blog de la APA?

El blog de la APA está dividido en cuatro áreas principales o secciones: enseñanza, filosofía pública, diversidad e inclusión e investigación. Como editora de Diversidad/Inclusión e Investigación, solicito y edito artículos para estas dos secciones. Hay nueve series que se publican regularmente bajo estos temas, por lo que trabajo principalmente con los editores de las series para asegurarme de que los artículos se editan y publican de acuerdo con las directrices de la APA. También respondo a las propuestas que envían nuestros lectores y ayudo a supervisar la sección de comentarios del blog (siempre aceptamos propuestas y sugerencias de artículos, así que si los lectores de Filosofía en la Red tienen alguna propuesta, no tienen más que contactarme).

¿Por qué es importante hablar de
diversidad e inclusión en el mundo de la filosofía?

La filosofía es una de las disciplinas académicas menos diversas, y gran parte de ello tiene que ver con la forma en que la comunidad filosófica se ha controlado a sí misma y con la definición de la “verdadera” filosofía. Pero la filosofía impregna realmente todos los rincones de nuestras vidas y ¿quién puede decir que una forma de entender y dar sentido al mundo es intrínsecamente más valiosa que la visión de otro? La filosofía homogénea no solo perjudica al mundo en el que existe al privilegiar arbitrariamente ciertos puntos de vista por encima de otros, sino que también se perjudica a sí misma al limitar su compromiso con los puntos de vista contrastados.

¿Puede la filosofía académica adaptarse
a la rápida evolución del panorama mediático?
¿Cómo?

Creo que la filosofía académica puede adaptarse a la evolución del panorama mediático. La pregunta más interesante podría ser “¿cómo debería adaptarse la filosofía?”. Hay un aumento de contenido educativo fácilmente consumible disponible a través de canales de medios sociales como Instagram, TikTok o Twitter. Algunos filósofos ya han aprovechado esta tendencia y han creado bases de seguidores relativamente grandes.

Aunque no cabe duda de que tener un gran número de seguidores en Twitter es una ventaja para un académico, no estoy seguro de que deba ser el objetivo de los académicos tener un gran número de seguidores en las redes sociales (aunque algunos filósofos son realmente divertidos y/o perspicaces, por lo que los seguidores surgen de forma natural). Las redes sociales nos animan a destilar todo en bocados cortos y fáciles de digerir, y no todas las ideas son adecuadas para este formato. Algunos temas justifican un compromiso profundo y serio. Así que, aunque la filosofía académica puede adaptarse al cambiante panorama de los medios de comunicación, creo que es más importante que se centren en producir ideas y cuestiones que merezcan ser debatidas. Si lo hacen, las ideas se difundirán de forma natural a través de los medios de comunicación.

¿Te parece emocionante alguna
tendencia en la filosofía? ¿Desconcertante?

La ingeniería conceptual es una de las tendencias que más me entusiasman. Me parece estupendo que se preste más atención al poder que tenemos para cuestionar los conceptos heredados y, en última instancia, para determinar los nuestros.

Sin embargo, me parece desconcertante la ola general de cultura de la cancelación en el mundo académico. Especialmente en filosofía, creo que es importante que las ideas se ventilen en el tribunal de la opinión pública para que puedan ser discutidas plena y abiertamente. Solo entonces pueden ser evaluadas por sus méritos y aceptadas o rechazadas en consecuencia. Es peligroso que las sociedades estén tan divididas que los vecinos ya no puedan reunirse en torno a un terreno común. En última instancia, esto es el caldo de cultivo del resentimiento y el extremismo. Me preocupa que esta sea la dirección que ha tomado el mundo académico, y tal vez Estados Unidos en su conjunto.

¿Cómo mantienes el equilibrio
entre el trabajo y la vida privada?

El ejercicio físico y el tiempo con los amigos son las principales formas de mantener el equilibrio entre la vida laboral y la personal. Me gusta hacer ejercicio a primera hora de la mañana porque creo que me ayuda a centrarme en el día. También creo que hacer algo duro a primera hora hace que el resto del día sea más fácil. También es muy importante para mí dedicar tiempo a mis seres queridos. Aunque solo sea una llamada telefónica rápida con un amigo o familiar que esté en Estados Unidos mientras doy un paseo, conectar con los seres queridos siempre me hace sentir recargada.

¿Libros favoritos? ¿Películas?
¿Programas de televisión?

Tengo muchos favoritos. Desde que era joven, me gusta mucho leer a Stephen King. Me encanta la profundidad que aporta a sus personajes y escenas. La mayoría de los libros tienen lugar en Nueva Inglaterra, la zona en la que crecí, y siempre me impresiona su capacidad para captar elementos de la vida de un pueblo pequeño. Muchos de sus personajes, para bien y para mal, parecen personas a las que podría haber conocido. Hace poco terminé de leer Revival, que uno de mis alumnos me regaló antes de que me fuera de Hong Kong, y lo recomendaría a cualquiera que disfrute del suspense.

También intento leer algo de filosofía y libros más educativos. Actualmente, también estoy leyendo El amanecer de todo, pero creo que mi libro favorito de no ficción que he leído este año ha sido El atlas de la inteligencia artificial, de Kate Crawford. Hace un trabajo excelente al trazar las diferentes esferas de preocupaciones éticas en relación con el desarrollo de la IA hoy en día y al explicar por qué deberíamos preocuparnos por cómo y por qué se están desarrollando las tecnologías.

No veo tantas películas como me gustaría, pero tengo que recomendar “Everywhere, Everything, All at Once“. Desde el vestuario hasta el argumento y las sutiles referencias filosóficas, creo que esta película lo tiene todo y no podría recomendarla lo suficiente. Creo que nunca he reído y llorado al mismo tiempo tanto como lo hice durante esta película.

En cuanto a las series de televisión, estoy superemocionada esperando por la segunda temporada de Severence. Me pareció que la cuestión central de la trama -¿cómo sería separar nuestra conciencia en dos identidades, una que solo existe en el trabajo y otra que solo existe fuera? – y las implicaciones éticas de tal elección es fascinante. Además, la narración y la fotografía son muy convincentes.

Artículo original de:

Maryellen Stohlman-Vanderveen (American Philosophical Association):
Editora de investigación y de diversidad e inclusión del blog APA. Se graduó de Smith College en 2019 con una licenciatura en Filosofía y una especialización en Psicología. Actualmente, está cursando una Maestría en Filosofía y Políticas Públicas en la London School of Economics.

Miguel Ángel G. Calderón (CEO de Filosofía en la Red):
Mtroe. filosofía y valores, Lic. en psicología organizacional, Est. de filosofía; enfermero.

Traducido por:

Mercedes González García (Filosofía en la Red´s Translations Manager):
Estudiante de la carrera de Filosofía y de Educación Primaria por la Universidad de León de Castilla y León, España. Apasionada de la Filosofía y de la búsqueda de respuestas de las grandes incógnitas que han planteado la raza humana por el simple hecho de existir.

Imágenes | Cortesía de Maryellen Stohlman-Vanderveen

Cite este artículo (APA): García, M; González, M & Stohlman-Vanderveen, M. (2022, 29 de octubre). Platicamos con Maryellen Stohlman-Vanderveen, del blog de APA. Filosofía en la Red. https://filosofiaenlared.com/2022/10/platicamos-con-maryellen-stohlman-vanderveen-del-blog-de-apa/
#American Philosophical Association, #apa blog, #interview, #la entrevista

por filosofía en la red

coordina: mtroe. @miguelangelgc | plataforma de divulgación de filosofía | ISSN 2952-1106

error: Content is protected !!