Sobre la filosofía de la redención: Prolegómeno suicida. Parte 6 de 8

Tomando la catedra que adquirió de Kant, Batz le adjudica al humano la imposibilidad de conocer la cosa en sí, (el noumeno), esto mismo responde a la visión estética Mainländeriana. Al ser humano, lo coloca como un ente determinado por el espacio y contexto donde nació, coaccionado por un deseo inicial que se remonta a los orígenes del tiempo.

Y puesto que la unidad divina en absoluta libertad decidió suicidarse, -y como resultado fue esta multiplicidad-, nosotros al ser el resultado de esta primera decisión, nuestro único motivo para existir es cumplir los deseos de la divinidad en el nihil negativum , existimos sin libertad para cumplir la muerte de Dios.

Del albedrio, determinismo y necesidad

Mainländer afirma que, al estar enfrente de la cosa en sí, es imposible que hablemos de un objeto tal y como le percibimos ya que lo decodificamos atreves de nuestros filtros en la consciencia.

Es el engaño más grande, al cual se pueda estar atado, si uno cree que, tanto en el camino hacia el interior como en aquel hacia el exterior, fuésemos conociendo, y que frente al conocedor se encontrara algo conocido.1

Philipp Mainländer

Nuestra voluntad de vivir siempre se revela en la sensibilización estética, en nuestros impulsos salvajes o en la compasión por los otros. Todos queremos existir, existir siempre, a causa de que queremos la existencia: seguimos siendo.

[…] nos estremecemos con el beso de la belleza, nos enfurecemos y vociferamos con la pasión más salvaje o nos desvanecemos en la compasión, independientemente de si lanzamos gritos de júbilo al cielo o caemos en mortal aflicción- siempre somos voluntad de vivir.2

Philipp Mainländer

Y porque deseamos y queremos la existencia, seguimos en esa condición. La voluntad de vivir es el motivo más interno de nuestra esencia, aunque no con frecuencia en la superficie. Cuando un ser humano ya no quiere existir más se suicida en acción. «La mayoría sólo desea la muerte, pero en verdad no la quiere». 3

El libre albedrio humano, se puede presumir como una característica que emana y se demuestra en cada decisión, como si se tuviera un liberum arbitrium indifferentiae, una voluntad libre, porque puede desarrollar actividades que de manera egolatra le pueden llevar a tener satisfacción, pero Batz afirma que el humano no posee esa actitud. «[…] la voluntad nunca es libre y todo en el universo ocurre con necesidad».4

Todas las actividades que individualmente –por más que parezcan libres–, no lo son, puesto que nuestro cuerpo es uno determinado y nuestras decisiones dependen estrictamente de donde nacimos.

Pues mi espíritu es, por naturaleza, uno determinado, y su formación, cualquiera fuese su orientación, ocurrió con necesidad, pues pertenezco a esta familia, he nacido en esta ciudad, tuve estos profesores, cultivé estas relaciones sociales, tuve estas experiencias determinadas, etc. […] La voluntad en el ser humano no es libre porque esté asociada a un espíritu capaz de deliberar, sino que sólo tiene, por esta razón, un movimiento distinto al del animal.5

Philipp Mainländer

El ser humano al tener una razón parcial, puede a través de esta herramienta, recordar el pasado y avizorar el futuro. Su bien personal lo puede encaminar a decidirse por la renuncia de un deleite o a someterse a un sufrimiento. Es decir, forzarlo a acciones que no están acorde a su voluntad. El pensamiento de Mainländer cataloga a la libertad como inexistente. Antes del universo sí hubo libertad.

Es muy curioso que la libertad jamás haya sido definida como obrar conforme a la essentia, cuando habría sido, al parecer, la única definición correcta. Pues, lo contrario a la libertad, la imposición, se define con propiedad como tener que actuar contra la essentia. [..] Conforme al panteísmo, el individuo es una nada, una marioneta miserable, una simple herramienta en manos de una unidad simple oculta en el mundo.6

Philipp Mainländer

Todo lo que es, estaba en la unidad divina. De ésta se formó todo lo que es, todo ha participado, –en forma alegórica–, en la decisión de Dios de no ser. Todo ha tomado de la unidad simple, la decisión de abrazar el no ser. Nuestra supuesta libertad no es otra cosa que un remante del suicidio de Dios, la sabiduría divina determinó el destino del cosmos y con ello nuestros motivos,

El universo es el producto de una decisión libre de la unidad precósmica, que posee la necesidad de movimiento hacia el no ser, en el primer movimiento se determinó toda la trayectoria del ser hacia el no ser. Todo se entrelaza por necesidad para conseguir la meta del primer movimiento libre.

Notas

[1] (Philipp Mainländer [1876]/2011 p.113).

[2] (Philipp Mainländer [1876]/2011 p.113).

[3] (Philipp Mainländer [1876]/2011 p.116).

[4] (Philipp Mainländer [1876]/2011 p.117).

[5] (Philipp Mainländer [1876]/2011 pp.117 y 118).

[6] (Philipp Mainländer [1876]/2011 pp. 120 y121).

Bibliografía

Kant, I. (2011). Critica a la razón pura. Fondo de Cultura Económica.

Mainländer, P., & Jer, S. B. (2011). Filosofía de la redención. Fondo de Cultura Económica.

______ (1876). Die Philosophie der Erlösung. I

______ (1886). Die Philosophie der Erlösung II

______ (1989). Philosophie der Erlösung. Beltz Verlag.

______ (1996). Die Philosophie der Erlösung. Schriften, Band I/ Band II. Hrsg. Von     W.H. Müller-Seyfarth. Hildesheim/Zürich/New York: Georg Olms Verlag & Horstmann, U.

______ (2019). Die Philosophie der Erlösung: II. Beltz Verlag. & Piro, L. (2014). Die Philosophie der Erlösung, Erster Band (German Edition) (1.a ed.).

Imagen | Unsplash

Cite este artículo: Aguiliuz, J. (2022, 05 de octubre). Sobre la filosofía de la redención: Prolegómeno suicida (Parte 6 de 8). Filosofía en la Red. https://filosofiaenlared.com/2022/10/prolegomeno-suicida-redencion/

Artículo de:

Jorge de Jesús García Aguiluz (autor invitado):
Estudiante de Filosofía y Comunicación; autor del libro «Lingua et Mortem: La fenomenología de la redención»

#filosofía, #filosofía en la red, #Pesimismo, #reflexión

por autores invitados

¿Te gustaría escribir para nosotros? Puedes hacerlo enviando textos de forma esporádica o unirte a nuestro equipo permanente de autores. Para más información, envíanos un mail: contacto[at]filosofiaenlared.com

error: Content is protected !!