fbpx
El presente artículo es una traducción de Selene Roldán del texto Narcissus, de Mark Cartwright, que ha sido traducido con autorización de la World History Encyclopedia como parte de la alianza de colaboración que tenemos con ellos. 

Narciso es una figura de la mitología griega, quien era tan hermoso que se enamoró de su propia imagen reflejada en un estanque de agua. Su ensimismamiento con su propia imagen fue tan fuerte que ni siquiera la ninfa Echo logró sacárselo. El nombre “Narciso” ahora le pertenece a una flor, en la que se transformó, y es también un sinónimo para todos los que están obsesionados con su propia apariencia.

Narciso y su reflejo

Narciso nació en Tespias, Beocia. Fue el hijo de Cefiso (personificación del río en Beocio con el mismo nombre) y la ninfa Liriope. Un día el vidente Tiresias le advirtió a su madre que su hijo podría vivir una vida larga, siempre y cuando, “nunca se conozca a sí mismo”. Llegó de esta manera a su adolescencia, y el apuesto joven nunca encontró a alguien que despertara su corazón, todo lo contrario, dejó a su paso una larga fila de señoritas a un par de jóvenes que se enamoraron de él con el corazón roto. Un día tuvo la oportunidad de ver su reflejo en un estanque de agua y descubrió lo que era el amor no correspondido, al enamorarse de sí mismo.

Naturalmente, esta relación unilateral no avanzó hacia ningún lado, y Narciso, incapaz de alejarse del estanque, permaneció ahí, en desesperación, hasta que finalmente murió de sed y hambre. Sin embargo, la inmortalidad, al menos en cierto modo, quedó asegurada cuando su cadáver (o, en algunas versiones, la sangre de su herida autoinfligida) se convirtió en flores que, a partir de entonces, llevaron su nombre.

La inmortalidad, al menos en cierto modo, quedó asegurada cuando el cadáver o la sangre de Narciso se convirtieron en flores que, a partir de entonces, llevaron su nombre.

Narciso y Eco

Otra versión del mito aparece en el trabajo del escritor romano Ovidio. En su historia, Narciso es increíblemente bello, pero también cruel, en particular con los avances de Eco. La bella ninfa, con el corazón roto, se descuida y muere dejando atrás solo su voz, un eco de sus suplicios. Como castigo por su negligencia, Narciso es asesinado.

En otra versión se cuenta que Eco es castigada por Hera, porque mantuvo a la diosa distraída con historias, mientras las amantes de su esposo Zeus, las ninfas de la montaña, escaparon al Monte Olimpo sin que nadie se percatara. Este castigo explica porque Eco solo podía repetir lo que otros decían. En esta historia, Eco conoce a Narciso un día mientras él casaba un ciervo en el bosque. Después de un fútil intercambio de palabras, Eco intenta abrazar al joven, él la rechaza y regresa a casa. Entonces, Eco permanece en el bosque hasta que su cuerpo se desvanece, dejando su voz atrás.

Aminias y Artemisa

Otra historia que se desvía del mito original es la de un Narciso que, como en la historia de Eco, tiene el rol de un joven engreído que rechaza a sus pretendientes. Unos de sus admiradores fervientes fue Aminias, pero Narciso no quería su afecto, por lo que le envía una espada para que se deshiciera de sí mismo, y así lo hizo. Al morir, Aminias maldijo al objeto de sus afectos y les pidió a los dioses que lo castigaran. Artemisa respondió a su petición —probablemente en un acto de desagrado hacia sus cazadores rivales— e hizo que Narciso se enamorara de su reflejo.

Narciso en el Arte
y la Cultura

A diferencia de los artistas griegos, los romanos hicieron que la versión romana de Narciso y Eco fuese un tema popular en el arte romano, por lo que aparece en casi cincuenta murales en Pompeya. El arte del renacimiento también se interesó por Narciso, la historia de la luz y el reflejo resultó irresistible para Caravaggio, quien en el siglo XVI plasmó el mito en una de sus grandiosas pinturas en óleo. Finalmente, su nombre vive hoy en el psicoanálisis, donde el narcisismo hace referencia a un trastorno de personalidad donde los sujetos tienen un gran sentido de auto admiración y están constantemente preocupados por su propia apariencia.

Bibliografía

Graves, R. The Greek Myths. Penguin UK, 2011.

Hope Moncrieff, A.R. Classical Mythology. Senate, 1996

Hornblower, S. The Oxford Classical Dictionary. Oxford University Press, 2012.

Imágenes | Wikipedia, World History Encyclopedia.

Artículo original de:

Mark Cartwright (World History Encyclopedia):
Autor, investigador, historiador y editor a tiempo completo. Sus intereses especiales incluyen el arte, la arquitectura y el descubrimiento de las ideas que comparten todas las civilizaciones. Tiene un máster en Filosofía Política y es el Director Editorial de la WHE.

Traducido por:

Selene Roldán (Filosofía en la Red):
Estudiante de la licenciatura en Filosofía en la Universidad Autónoma del Estado de México, con línea de investigación en: filosofía de la cultura, filosofía y género, filosofía política, feminismo y género, y filosofía y cine.

El presente artículo es una traducción de Selene Roldán del texto Ancient Greek Literature, de Donald L. Wasson, que ha sido traducido con autorización de la World History Encyclopedia como parte de la alianza de colaboración que tenemos con ellos. 
#filosofía, #Mitología, #narciso, #Obivio

por World History Encyclopedia

World History Encyclopedia es la enciclopedia de historia más leída del mundo, publicada por una organización sin fines de lucro con la misión de involucrar a las personas con el patrimonio cultural y mejorar la educación histórica en todo el mundo. La publicación sigue los estándares académicos, pero está escrita de manera fácil de leer, pensando en los estudiantes y el público en general, y se hace cumplir mediante un riguroso proceso de revisión. Es recomendado por numerosas instituciones, incluidas la Universidad de Oxford y el School Library Journal, y es el ganador del premio .eu Web para la educación.

error: Content is protected !!