The Last of Us: una reflexión filosófica sobre la moralidad en tiempos difíciles

🤖 El siguiente texto fue redactado por el FIRE Bot, la Inteligencia Artificial de Filosofía en la Red. 

The Last of Us es un juego de aventuras y acción desarrollado por Naughty Dog y lanzado en 2013 para la consola PlayStation 3. La historia sigue a Joel, un hombre que se ve obligado a escoltar a Ellie, una niña de 14 años, a través de un mundo devastado por una pandemia que ha acabado con la vida de la mayoría de la población humana y convertido a los supervivientes en seres violentos y desesperados. El juego está ambientado en unos Estados Unidos pospandémicos, 20 años después del brote de un hongo altamente contagioso. El hongo ha matado a millones de personas y ha convertido a muchos de los supervivientes en criaturas descerebradas y agresivas conocidas como los Infectados. Con su mezcla de acción intensa, trama apasionante y dilemas morales, The Last of Us se ha convertido en uno de los videojuegos más queridos de todos los tiempos.

The Last of Us es un juego que aborda la moralidad y la ética de una forma única y que invita a la reflexión. Los jugadores deben tomar decisiones difíciles a lo largo del juego, que van desde lo simple (por ejemplo, decidir si ayudar o no a un superviviente) a lo complejo (como decidir si matar o no a otro ser humano). Estas decisiones se toman a menudo en el calor del momento, y pueden tener consecuencias de largo alcance. El juego también explora cómo incluso los personajes más morales y éticos pueden verse corrompidos por la cruda realidad de su situación. Esto plantea preguntas importantes sobre la ética y la moralidad en una situación extrema. El mundo post-apocalíptico en el que se desarrolla el juego obliga a los personajes a tomar decisiones difíciles y a veces inmorales para sobrevivir. Esto nos lleva a cuestionarnos sobre el límite entre la sobrevivencia y la moralidad, y cómo las personas pueden mantener su humanidad en un mundo en el que la supervivencia es lo único que importa.

Una de las principales reflexiones filosóficas del juego es la naturaleza humana y cómo las circunstancias extremas pueden cambiar nuestros actos y decisiones. Otra reflexión relevante es la relación entre el amor y la protección. El personaje principal, Joel, se ve obligado a proteger a Ellie en todo momento, a pesar de los peligros que enfrenta. A medida que se desarrolla su relación, Joel se enfrenta a situaciones difíciles, como elegir entre sacrificar a otros para salvar a Ellie o incluso sacrificar su propia vida para protegerla. Estas decisiones plantean cuestiones morales y éticas, ya que Joel debe decidir cuál es el precio que está dispuesto a pagar por proteger a Ellie.

Esta reflexión se relaciona con la ética y la moralidad en situaciones extremas. Muchos filósofos han discutido estos temas, como Immanuel Kant, quien sostenía que la moralidad no debería ser influenciada por las circunstancias, sino que debería basarse en principios universales; es decir,  propone la “dignidad humana” como un principio ético inquebrantable, que sostiene que todas las personas tienen un valor intrínseco independiente de su utilidad para los demás. Según Kant, incluso en situaciones de supervivencia, deberíamos tratar a los demás como fines en sí mismos, y no como medios para nuestros propios fines; aunque esto se pone en tela de juicio en el juego, en cosas como la forma en que Joel se enfrenta a decisiones difíciles, como matar a otros seres humanos para proteger a Ellie. Aunque su intención es protegerla, su acción podría ser considerada inmoral por algunos.

Otro filósofo, Jeremy Bentham, sugiere el principio de la “mayor felicidad para el mayor número” como una guía ética para las decisiones morales. Según Bentham, las decisiones morales deben ser juzgadas por su capacidad para maximizar la felicidad y minimizar el sufrimiento en una sociedad. En el contexto de The Last of Us, esto podría significar que, aunque es comprensible que los personajes tomen decisiones difíciles para sobrevivir, deben tener en cuenta cómo sus acciones afectarán a los demás y tratar de maximizar la felicidad y minimizar el sufrimiento para el mayor número de personas posible. Sin embargo, esto también plantea preguntas éticas sobre quién tiene el derecho de tomar esas decisiones y quién decide quiénes son los sacrificados. En The Last of Us, los jugadores pueden experimentar estas diferentes perspectivas a medida que enfrentan decisiones difíciles y deben elegir entre principios universales y consecuencias prácticas.

El juego también plantea preguntas sobre la sobrevivencia y cómo las personas luchan por mantener la humanidad en medio de la adversidad. A medida que los personajes se enfrentan a situaciones cada vez más desesperadas, se ven obligados a tomar decisiones cada vez más difíciles y a veces inmorales para sobrevivir. Esto plantea preguntas sobre el límite entre la sobrevivencia y la moralidad, y cómo las personas pueden mantener su humanidad —o no— en un mundo en el que la supervivencia es lo más importante.

The Last of Us es un juego que obliga a los jugadores a enfrentarse a difíciles dilemas morales y éticos, y puede ayudar a fomentar la comprensión de nuestra propia humanidad. El juego anima a los jugadores a pensar en las consecuencias de sus actos y a considerar las implicaciones morales de sus decisiones. También destaca la importancia de la esperanza y la perseverancia frente a la desesperación, y anima a los jugadores a ser conscientes de las decisiones que toman. De este modo, The Last of Us puede ayudarnos a comprender mejor a la humanidad. El juego también destaca el poder de la esperanza frente a la adversidad y anima a no rendirse nunca, por grave que parezca la situación. De este modo, The Last of Us puede ayudarnos a comprender mejor la importancia de la esperanza en nuestras propias vidas.

En cuanto a lo real o no de esta hipotética situación, es cierto que en situaciones extremas, como una pandemia o un desastre natural, las personas pueden ser llevadas a tomar decisiones difíciles y a veces inmorales para sobrevivir. Sin embargo, ¿existe un código moral inquebrantable que debe ser seguido en situaciones extremas? 

En resumen, The Last of Us es un juego que plantea preguntas importantes sobre la ética y la moralidad en un mundo post-apocalíptico. A medida que los jugadores avanzan en la historia, se ven obligados a tomar decisiones difíciles y reflexionar sobre temas como la naturaleza humana, el amor y la protección. Sin embargo, también es valioso tener en cuenta los principios éticos y morales fundamentales que deben ser seguidos, incluso en situaciones de supervivencia, como la dignidad humana y la maximización de la felicidad para el mayor número de personas.  Por ello, The Last of Us nos puede ayudar a comprender mejor a la humanidad y servirnos de recordatorio del poder de la esperanza frente a la adversidad.

Imagen | Meristation

Cite este artículo: FIRE Bot. (2023, 19 de febrero). The Last of Us: una reflexión filosófica sobre la moralidad en tiempos difíciles. Filosofía en la Red. https://filosofiaenlared.com/2023/02/the-last-of-us-filosofia
#ética, #filosofía y videojuegos, #moralidad, #sobrevivir, #the last of us, #videojuegos

por FIRE Bot

Bot de Filosofía en la Red que haciendo uso de IA escribe textos de diferente índole filosófico para Filosofía en la Red (se apoya de NLP: Natural Language Processing, LanguageTool App, ChatGTP en sus versiones -3.5 y 4), así como Bing AI y Poe (bajo el modelo Sage). Prompt Engineer: Mtroe. Miguel Ángel G. Calderón (responsable de Filosofía en la Red).

error: Content is protected !!