De una historia epistolar a una historia de ficción y los aportes de Lizzie Burns

Explorar la vida de la Lizzie Burns permite identificar un contexto en la que las mujeres no escribían o se enviaban cartas entre sí, pero además ante dicha ausencia de información surge la imaginación para construir una vida personal.

En cuanto a las referencias que existen sobre la familia Burns, estas se centran en su asentamiento en Deansgate, Manchester, a mediados de la década de 1820 (Beatty, s.f., p. 7). Mary Burns nació entre abril de 1822 y enero de 1823, mientras que Lizzie, la menor, nació en 1827. Otra posibilidad es que las dos hermanas trabajaron en la fábrica cuyo nombre o ubicación es un enigma, Mary en 1832 y Lizzie en 1837.

En efecto, este caso revela cómo la idea del trabajador durante las primeras décadas del siglo XIX no se circunscribía al obrero varón de edad madura, cuyo cuerpo soportaba las condiciones infrahumanas del ambiente fabril. Efectivamente, en el caso de las hermanas Burns, nos referimos a mujeres que, en la actualidad, serían consideradas menores de edad y cuya fuerza y vitalidad aún estaban en proceso de desarrollo, lo que las hacía aún más vulnerables a la explotación laboral a la que estaban sometidas.

Durante la adolescencia de las hermanas Burns, es probable que hayan trabajado en la industria fabril. Mary Burns conoció a Engels en algún momento entre 1843 y 1845. La fecha exacta varía según las fuentes. Beatty (s.f., p. 10) sugiere que se conocieron en un “viaje juntos a Bruselas” en 1845, mientras que Koditschek (2005, p. 430) afirma que hubo un “enlace” entre Mary y Engels en 1843. En cuanto a la hermana menor, hay menos información disponible sobre cómo conoció a Engels. Una posible explicación es que vivió con la familia Burns, ya que Engels convivió con Mary en 1854 y otra fuente indica que vivió “en el hogar” con Lizzie en 1863 (Koditschek, 2005, p. 430).

La correspondencia de Marx1 del 16 de junio de 1851 desde Londres confirma que Engels ya conocía a los Burns en esa fecha, y que les había advertido del arresto de Roland Daniels:

Usted también haría bien en quemar todas las cartas irrelevantes y depositar el resto, aquellas que contengan datos y similares, selladas con Mary [Burns] o su secretario.

(Casta, 182, corchetes en el orginal).

Si queremos investigar la subjetividad de Marx, es interesante pensar en qué tipo de cartas podría haber mostrado cierto desprecio, como aquellas que se ocupan de la cotidianidad de la familia Marx y Engels, ideas teóricas que Marx podría haber considerado superadas, o bien ideas políticas que ya no tuvieran vigencia o que tuvieran un cierto sesgo particular. Pero, en cualquier caso, sabemos que Mary Burns intervino en favor de Marx en momentos difíciles.

En efecto, Mary acompañó a su esposo en la lucha contra la coerción anticomunista, y participó en labores (como el posible quemado de cartas con Ronald Daniels) que permitieron evitar que Marx y Engels fueran encarcelados. En cambio, sabemos menos sobre la relación entre Engels y Lizzie. Esto se aprecia al examinar cartas como la que Marx envió desde Manchester a Engels el 27 de mayo de 1862:

Los niños y toda la familia os envían sus mejores agradecimientos por la cesta espirituosa.

(Marx a Engels, 1862, traducción propia).

Como se puede apreciar, no hay una especificación clara sobre si Mary (si se admite que vivió con Engels en 1854) era la esposa de Engels en ese momento. En cuanto a Lizzie, la información es aún más incierta. Sin embargo, entre las fuentes disponibles, se encuentra una carta que Engels envió a Ludwig Kugelmann el 31 de julio de 1868, en la que hace referencia a Lizzie:

Este garabato debe disculparse por el hecho de que estoy en camino durante unos días para llevar a mi amada esposa al balneario de Bridlington (apuesto a que no puedes adivinar cómo se pronuncia este nombre)

(Carta 50, 1868, p. 77

En una carta fechada el 8 de agosto de 1869, escrita por Engels a Jenny Marx, la esposa de Karl Marx, se revela una posible amistad, e incluso una especie de hermandad temprana, entre Jenny y Lizzie:

He recibido órdenes de Lizzie para agradecerte, en su nombre, el regalo tan hermoso y considerado que le hiciste en el volumen de las Melodías irlandesas de Moore.

(Carta 239, p. 341, bastardillo en el orginal).

Lo cierto es que Engels mencionará a Lizzie el 6 de julio de 1870, lo cual se aprecian líneas en la que buscaba una trabajadora doméstica:

Una criada confiable es muy difícil de conseguir en un apuro.

(Carta 343, p. 523).

Como se muestra en este caso, era el hombre (Engels) el encargado de conseguir una criada, un escenario de la época. Posteriormente, Engels menciona:

Lizzie no puede salir de casa a causa de su rodilla que, a causa de la inquietud y la impaciencia, no mejora con la rapidez que debería.

(Carta 343, p. 523).

Sin embargo, en una breve mención del 4 de agosto de 1870, ya no se muestra el pesar de Lizzie, sino una cierta afinidad entre ella y su hija Tussy.

Los mejores saludos de Tussy para ti y Lizzy. La niña declara a todo el mundo que está PREPARADA para emigrar a Manchester. MIENTRAS TANTO ella es objeto de burla aquí con el APODO ‘LA NACIÓN POBRE ABANDONADA’

(Carta 51, p. 79).

De estos momentos que se conocen a través de información póstuma, se puede entender mejor la relación que Lizzie tenía con Engels, Marx, Tulsi y Jenny. Aunque también se tiene constancia de algunos momentos en los que Engels estuvo con Mary, es posible que no se tenga una mayor comprensión de su relación. Por lo tanto, es la imaginación lo que surge en estos casos.

En la novela “Mrs. Engels: A novel”, se crean sucesos y dinámicas en las que Lizzie es la protagonista. ¿Se debe a que no hay suficientes fuentes para establecer una historiografía sólida? Lo cierto es que se presentan escenarios que generan interés por profundizar en la vida de Lizzie. Como por ejemplo, en un pasaje, Lizzie revela el amor que siente Mary por Ermen, el hermano de Engels y acompañante de su fábrica (Mc Crea, 2015, p. 48)

Esta revelación genera la pregunta de si Engels se enamoró de Lizzie, ¿Mary se enamoró de Ermen? Esta pregunta, que posiblemente surge de la historia de ficción, puede motivar a seguir buscando “la verdad” detrás de la historia formada a través de información póstuma. Vale la pena mencionar que la trama de esta historia de ficción puede parecerse a un enredo matrimonial (Cavell, 2009), en el que surgen varias formas de amor y no necesariamente los conflictos que ello genera. Incluso, este conflicto puede estar ausente si se asume la conjetura de que Engels nunca se divorció de Mary después de haber vivido con ella y solo se casó de nuevo con Lizzie.

Otro escenario interesante es cuando Lizzie y Jenny, en una fiesta con Engels y Marx, hablan sobre mujeres notables. Es posible que este tipo de intercambio de ideas y experiencias haya influido en la forma en que Lizzie veía el mundo y se relacionaba con él. Es una pequeña muestra de información que nos permite tener una idea de su personalidad y de las personas con las que se relacionaba:

Sra. Marie Goegg, presidenta de la Asociación Internacional de Mujeres. Sra. Anna Jaclard, escritora y comunista. La señora Yelisaveta Tomanowski, la espina clavada de todo bakuninista, real o sospechoso. Y la Sra. Elizabeth Dimitrieff, reportera privada de Karl en París.

(Mc Crea, 2015, p. 59, traducción propia).

Es posible que en estos momentos de sororidad entre Jenny y Lizzie se hayan mencionado nombres de mujeres que no solo han participado en la propia “historia del comunismo”, sino también en su propia historia como mujeres. Es solo una suposición, pero nos invita a seguir investigando y reflexionando al respecto. Finalmente, se presenta un escenario en el que Mary podría haber evitado que Engels y Marx fueran arrestados si hubiera interceptado las cartas firmadas con el nombre de Ronald Daniels. Lizzie ayudó brindando cariño en particular a la hija de Marx, Tulsi, gracias a su amistad con su esposa Jenny. En la novela se describe una escena en la que Lizzie reconforta a Marx, quien estaba preocupado por la falta de estabilidad económica en vísperas de Navidad entre 1870-72:

No tienes que preocuparte. Me aseguraré de que Jenny esté bien cuidada durante el invierno‘. Suspira y sonríe y aterriza una en mi mejilla. Gracias, Lizzie. Solo quería mencionarlo. Por supuesto, Karl. En cualquier momento.

(Mc Crea, 2005, p. 98, traducción propia).

¿Acaso el hombre más revolucionario no puede permitirse preocuparse por su familia y esposa? La verdad es que es posible que haya habido momentos de incertidumbre para la familia Marx, pero pudieron superarlos y escribir una obra que sigue siendo relevante en nuestros días, gracias a la ayuda de sus amigos y, posiblemente, de Lizzie Burns.

Notas

[1] Marx mantenía contacto con Roland Daniels desde 1847, pues hay una carta del 7 de marzo de dicho año para tratar “asuntos comunistas” (Carta de 1847).

Bibliografía

Beatty, A (s.f.). The two Irish wives of Friedrich Engels.

Marx To Roland Daniels In Cologne, 7 March 1847: https://marxists.architexturez.net/archive/marx/works/1847/letters/47_03_07.htm

Letter 182, Marx to Engels, 16 June 1851: https://wikirouge.net/texts/en/Letter_to_Friedrich_Engels,_June_16,_1851

Marx To Engels In Manchester, 27 May 1862: https://marxists.architexturez.net/archive/marx/works/1862/letters/62_05_27.htm

Letter 50, Engels to Ludwig Kugelmann, 31 July 1868: https://www.koorosh-modaresi.com/MarxEngels/V43.pdf

Letter 239. Engels to Jenny Marx (daughter). 8 August, 1869: https://www.koorosh-modaresi.com/MarxEngels/V43.pdf

Letter 343, Engels to Marx, 6 July 1870: https://www.koorosh-modaresi.com/MarxEngels/V43.pdf

Letter 51. Marx to Engels. 4 August, 1870: https://www.koorosh-modaresi.com/MarxEngels/V43.pdf

McCrea, G. (2015). Mrs. Engels: A novel. Catapult.

Stanley Cavell (2009). “Introducción”. Más allá de las lágrimas. Machado.

Koditschek, T. (2005). “Genius” and the Household Mode of Intellectual Production: 1795-1885. Journal of Social History, 39(2), 429–449. http://www.jstor.org/stable/3790776

Imagen | Pixabay

Cita este artículo (APA): Garnelo, I. (2023, 30 de marzo). De una historia epistolar a una historia de ficción y los aportes de Lizzie Burns. https://filosofiaenlared.com/2023/03/cartas-lizzie-burns

Artículo de:

Irving Garnelo Pérez (autor invitado):
Lic. en sociología de la UAM-I. Actualmente cursa la maestría en UAM-C. Autor del recopilado de cuentos “Girasol y otras semillas del 68… otros cuentos”.

#cartas, #Lizzie Burns, #mujeres, #Novela

por autores invitados

¿Te gustaría escribir para nosotros? Puedes hacerlo enviando textos de forma esporádica o unirte a nuestro equipo permanente de autores. Para más información, envíanos un mail: contacto[at]filosofiaenlared.com

error: Content is protected !!