fbpx

Han transcurrido ya 118 años, desde que Ayn Rand nació un 2 de febrero de 1905, famosa por sus novelas y ensayos que despertaron polémicas entre sus lectores y a su vez atrajo adeptos por su forma de pensar, pues a diferencia de otras mujeres Alissa Zinovievna, más conocida como Ayn Rand, se pasó su vida entera entre la crítica y creación de un sistema filosófico cuya base parte del egoísmo, fundamentado en el Objetivismo y Racionalismo.

Ayn Rand en vida se calificaba a sí misma como una romántica, rótulo que se demuestra con las proyecciones que plantea y defiende filosófica y éticamente de cómo debería ser la vida que posibilite la existencia humana. En ese sentido, el principio básico de su pensamiento parte del individualismo como un fin en sí mismo, siendo este contrario a ver al hombre como objeto de herramienta de otro o un medio para alcanzar el bienestar.

Un hombre egoísta debe actuar basado en la razón para determinar lo que beneficia su interés personal. […] Pensar y elegir sus metas en el contexto total de su conocimiento, valores y vida es beneficioso para él […] Ser productivo y vivir una vida conveniente también beneficia su interés personal, mientras que actuar sin pensar y vivir como un parásito o un animal no lo hace

Rand, La Virtud del Egoísmo, p. 82-83

A diferencia de filósofos anteriores, Rand, postulaba que la realidad existe de forma objetiva, aunque no exista la razón humana, independiente a las motivaciones o esperanzas de los hombres, por ejemplo. Pues no importa que tanto puedas desear el retroceder el tiempo, el tiempo no cambiará. Por lo tanto, la realidad existe por sí sola y supera al hombre. Aunque para vivir el hombre debe conocer el funcionamiento de la naturaleza para usarla a su favor (para el beneficio propio), ya que el propósito de la vida es la propia felicidad.

La existencia propia camina hacia la muerte, pensar en ella es también un motivo para continuar con la continuidad de la vida, siendo la felicidad solamente posible en un sistema político y social que lo procure, como lo es el capitalismo.

El capitalismo para Rand, es el único sistema que no suprime las libertades como las de pensar, poseer y actuar, en el que el hombre decide libremente sus valores mediante la razón, sin seguir religiones, promesas al otro, sacrificios por altruismo o sacrificar a otros. En consecuencia, la vida en sí misma es un acto de libertad sin someter a otros y disfrutar junto al otro de manera racional en la medida en que primero el deseo de uno mismo no olvide el funcionamiento de la naturaleza.

El legado de Ayn Rand en resumen, promueve la libertad, el racionalismo y critica el Estado y sistema económico, proponiendo el egoísmo como una forma de felicidad por medio de una ética objetiva.

Bibliografía

Rand, A. La Virtud del Egoísmo, Ecuación, 1961

Artículo de:

Yemi Vaneza Raurau Quispe (autora invitada):
Bachiller en Educación, en la especialidad de Ciencias Sociales; profesora, peruana.

Imagen | The Ayn Rand Institute (la imagen es usada solo con fines ilustrativos).

Cite este artículo: Raurau, Y. (2023, 08 de marzo). Alissa Zinovievna Rosenbaum - Ayn Rand: El Legado de su Filosofía. Filosofía en la Red. https://filosofiaenlared.com/2023/03/quien-fue-ayn-rand
#8m, #8m2023, #Any Rand, #día de la mujer, #egoísmo, #filósofas, #mujeres, #objetivismo

por autores invitados

¿Te gustaría escribir para nosotros? Puedes hacerlo enviando textos de forma esporádica o unirte a nuestro equipo permanente de autores. Para más información, envíanos un mail: contacto[at]filosofiaenlared.com

error: Content is protected !!