Al referir apuntes críticos, es dar cuenta que la antropóloga cultural, Gayle Rubin en su libro del año 1975, El tráfico de mujeres: notas sobre la economía política del sexo, brinda ciertos elementos de los cuales se puede teorizar sobre las consideraciones políticas que continúan vigentes. La sociedad en general a partir de los años 80´s atraviesa un replanteamiento de la posmodernidad, que diversos sociólogos y periodistas (Gabriel Careaga) analizan, cómo a partir de los años 60´s se gesta un movimiento —del cual Gayle Rubin participará activamente— que tiene como principal acto, la consolidación y el replantearse la posición que ocupa la mujer en la sociedad y la crítica a la legitimación de lo que se ha denominado patriarcado.

Gayle, en la obra citada, reconstruye una estructura de género a través de la historia. Considera oportuno pensar en El origen de la familia de Engels, el análisis de una conformación de las estructuras del patriarcado y que, hoy en día, dan cuenta del hombre como proveedor, protector, dador hacia la familia. Los pasos del Padre —desde la alusión psicoanalítica— los sigue el hijo, de allí que la autora, considere que esta política patriarcal es auto referencial.

En el origen histórico del género, se instalará lo que Rubin, considerará como una mercancía a la mujer que comienza en estas sociedades primitivas con rasgos parentales (Lévi-Strauss, 1969) hacia otras tribus y es allí donde probablemente surgirá el tabú del incesto y el intercambio de mujeres que, a través de la institución del matrimonio los hombres ofrecen ciertas donaciones (mujeres) como regalos.

La autora también se centra en la mirada psicoanalítica sobre la constitución del complejo de Edipo, en donde hace una de sus críticas fundamentales sobre cómo dicha teoría “recoge” a los niños y los introducen a sistemas sociales desde donde se circunscribe el inconsciente y por ende sus roles de género. El psicoanálisis tiene una mirada de Padre, este nos remite a la posición que ocupa el propio hombre. El varón no desea a una mujer sino el objeto de placer que representa la figuración de la misma. El deseo del analista no es más que intercambios de saberes que tienen ciertas finalidades y es hacer ver o “despertar” (Lacan, 1958), ¿de qué se despierta? Es una pregunta que hará Gayle Rubin para analizar los cuestionamientos hacia el psicoanálisis.

El psicoanálisis presenta, de manera implícita, su posicionamiento frente al feminismo como una teoría frustrada. Freud, en 1895, Estudios Sobre la Histeria consideraba que en general la mujer vivía bajo un deseo de insatisfacción permanente, lo cual Gayle, no comparte la premisa del estudio freudiano. El psicoanálisis parte de los estudios sobre la mujer, la configuración de la histeria, psicosis, etc. Que si bien, también estudia al hombre, es en él, en donde se instaura la relación de la mujer, a partir del varón. El hombre enferma buscando una cura a su enfermedad causada por la significación de una mujer. La mujer enferma a causa no solo del hombre sino de su misma condición (histérica) Esta categorización de enfermedad que se diferencia entre el varón y la mujer, Gayle, mencionará que desde allí parte el discurso de la legitimación sobre cómo se imponen ciertas enfermedades a la psique.

Consideraciones finales

La crítica que hace Gayle Rubin al psicoanálisis abre diversos enfoques sobre cómo hacer un análisis sobre la psique. Si bien los autores fundantes de la teoría psicoanalítica son indispensables para el abordaje de los objetos de estudio, no implica el quedarse con una de varias interpretaciones. Una explicación que realiza el psicoanálisis sobre la imagen alienada tendrá que ver con la configuración de identidad que no se conecta con el orden simbólico de la realidad. Cuando el niño crece, lucha contra el abandono original, negando la separación de su madre (objeto primario) que Freud llamará Huella de la vivencia de satisfacción (Freud, 1993) y que Lacan verá a ese objeto inalcanzable (objeto metonímico) causa de deseo. La antropóloga Rubin; tomará distancia de dicha explicación. No hay deseo “natural” sino hechos mediados por la cultura y la sociedad. La relación de las mujeres con lo que las rodea, son, en principio, una relación desde la libertad, sin imposiciones categoriales para ser un objeto más de análisis.

Bibliografía

Freud, S. (1993). Tres ensayos sobre teoría sexual (Vol. 7). Amorrortu Editores.

Lacan, J. (1958). El seminario, Libro 5. Paidós.

Lévi-Strauss, C. (1969). Las estrucuturas elementales del parentezco. Paidós.

Artículo de:

Eric Rodríguez Ochoa (autor invitado):
Docente, escritor e investigador de la Lic. en Psicología Crítica.

Imagen | Quatro cinco um (imagen utilizada con fines ilustrativos)

Cite este artículo: Rodríguez, E. (2023, 08 de marzo). Gayle Rubin: ¿hasta dónde es análisis el psicoanálisis? Filosofía en la Red. https://filosofiaenlared.com/2023/03/quien-fue-gayle-rubin
#género, #identidades, #política, #Psicoanálisis

por autores invitados

¿Te gustaría escribir para nosotros? Puedes hacerlo enviando textos de forma esporádica o unirte a nuestro equipo permanente de autores. Para más información, envíanos un mail: contacto[at]filosofiaenlared.com

error: Content is protected !!