Reflexiones sobre el “Análisis de la generación” de Aristóteles

dav

Veremos los aportes sobre el libro I, capítulo 7 “Análisis de la generación”, de la “Física” de Aristóteles. El objetivo de este artículo es analizar, relacionar conceptos e interpretar su contenido, para comprender el principio del devenir o del llegar a ser.

“Análisis de la generación”, de la “Física” de Aristóteles, esta obra es un tratado cuya composición son clases que datan alrededor del siglo IV a.c., y también sobre los principios que son tres, hay dos esenciales: materia y forma, y uno accidental: privación. El primer punto a revisar es el de la “generación”, en el capítulo se comienza aludiendo a que en primer lugar se hablará de generación en general, ya que primero se debe hablar de lo que es común y luego lo que es particular. Es necesario aclarar que aquí “generación” (Aristóteles, Física, VII, 189b-32, p.80) significa “génesis”, lo que equivale a “llegar a ser (de lo que no es)”, con esto Aristóteles pretende dar una física del ser. El llegar a ser puede comprenderse de dos modos: 1) génesis de una Ousía (entiéndase, génesis de una sustancia, sustancia primera, es decir, génesis de lo que es en sí) aquí la Ousía es lo que subyace; y 2) génesis particular, como en el caso de una modificación cualitativa, no en el sentido de “creación” sino como generación de una sustancia, génesis desde un cierto no ser, de no ser de algo determinado.

Aristóteles nos precisa sobre la cuestión “del llegar a ser” (generación) en su planteo en el parágrafo 190 a (Física, p.81), dos cuestiones en cuanto a ello, puede una cosa llegar a ser de otra, o que algo llega a ser de algo distinto, con esto refiere a lo que es simple o compuesto. Llama como “simple” al término inicial del llegar a ser, y que ha llegado a ser; “compuesto” es tanto aquel que llega a ser como lo que ha llegado a ser. Para comprenderlo mejor usaremos sus ejemplos que clarifican estos conceptos de lo simple y lo compuesto del llegar a ser mediante proposiciones u oraciones. Simple, nos dirá Aristóteles, sería el término “hombre”, “no-músico”, “músico”, pero cuando se dice “el hombre no-músico llega a ser músico” esto es compuesto.

Otra distinción que cabe mencionar es cuando algo simple llega a ser, en un caso permanece lo que llega a ser, es decir, el hombre, y en otro no permanece, lo no-músico, ya que el hombre permanece cuando llega a ser músico. Entonces se puede comprender que en todos los casos de llegar a ser “tiene que haber siempre algo subyacente” (Física, VII, 190 a-15) es lo que permanece. Es uno en número, pero no en forma, y por forma dirá Aristóteles que se entenderá lo mismo por “concepto”.

“Algo llega a ser de algo, y no algo llega a ser algo” (Física, VII, 190 a-20, p.82), ya que el músico llega a ser del no-músico, y no el músico llega a ser del músico, esto es, porque llegar a ser se puede decir en muchos sentidos. Aquí Aristóteles quiere referir a que se dice de muchas maneras, tanto de los cambios sustantivos como de los accidentales, y no se habla solo de llegar a ser, sino de llegar a ser algo particular, pero solo de las sustancias se dice que llegan a ser en sentido absoluto.

Esto quiere decir que cuando no se trata de sustancias tiene que haber un sujeto, se refiere al sustrato como materia de lo que llega a ser, ya que en el llegar a ser de cantidad o cualidad o una relación o un donde, siempre hay un sujeto de ese llegar a ser, porque como ya vimos anteriormente siempre hay algo subyacente de lo que procede lo que llega a ser, por ejemplo: las plantas proceden de la semilla.

¿Cuáles son los tipos de cambios en la materia que pueden darse en las cosas que llegan a ser? Pueden llegar a ser en algunos casos por transfiguración, por adición, por sustracción, por composición y por alteración. Recordemos que estas cosas proceden de un sustrato de una materia.

Hasta aquí podemos entender que lo que llega a ser es siempre compuesto, no solo se trata de algo que llega a ser algo, sino que algo llega a ser “esto”, es decir; o es el substrato, la materia, el sujeto o es lo opuesto. ¿Qué se entiende por opuesto? Es la carencia de figura o de forma o de orden. Retomando los ejemplos, se entenderá al opuesto como el no-músico y el sujeto, el hombre.

Las cosas que son por naturaleza tienen causas y principios de los que primariamente son y han llegado a ser y no por accidente, sino que cada una de esas cosas se dice que es según su sustancia, por lo tanto, todo llega a ser desde un sustrato, desde una materia y una forma. Aquí tenemos los dos principios esenciales.

Otro de los principios, el tercero, es la privación o también lo conocido como opuesto o contrario. Pero siempre es necesario un sustrato. Para explicar este último principio se tomará otro ejemplo. El llegar a ser se podría entender de diferentes modos en las expresiones que conducen a los tres principios, por ejemplo:

Materia: un hombre llega a ser culto

Forma: lo no culto llega a ser culto

Privación: un hombre no culto llega a ser culto

La privación como principio es una determinación negativa, es decir, es una determinación contraria que tendrá el sustrato o materia. La privación se define como contraposición, como lo que se opone. Aristóteles explica que los principios son, en un sentido, dos, o sea los dos términos de la contrariedad, pero en otro sentido son tres, ya que además de la contrariedad debe existir un sustrato en el que se den los dos términos de la contrariedad.

En conclusión, lo que Aristóteles trata en este capítulo como cuestión central es sobre los principios de la naturaleza, expone explicaciones en cuanto al devenir y los diversos sentidos en que debe entenderse cuando se habla de llegar a ser. A partir del análisis de diferentes expresiones nos conduce a los tres principios: materia, forma y privación. Es importante mencionar que a partir del concepto de privación se pueda diferenciar entre la generación de algo por sí y de la generación de algo en sentido relativo, es decir, en el sentido de que algo se genera a partir de algo que no es de una determinación contraria, pero siempre habrá un sustrato que subyace.

Así, Aristóteles, tras haber precisado explicaciones por medio del análisis del lenguaje lógico, de principios y causas del cambio, y del llegar a ser de las cosas naturales, poniendo de manifiesto distinciones dicotómicas, en conjunto al resto de la física que es análisis sobre los fenómenos físicos, es una manera de proceder a la búsqueda de principios para crear las bases y hablar de la posibilidad  de una ciencia de la naturaleza.

Bibliografía

Aristóteles. 1982. Física. Madrid: Gredos.

Lear, J. 1984. Aristóteles, El deseo de comprender. Madrid: Alianza. 

Imagen | Wikipedia

Cita este artículo (APA): Picón, L. (2023, 06 de marzo). Reflexiones sobre el “Análisis de la generación” de Aristóteles. https://filosofiaenlared.com/2023/03/reflexiones-sobre-el-analisis-de-la-generacion-de-aristoteles

Artículo de:

María Laura Picón (autora invitada):
Profesora de Filosofía, actualmente cursando la Lic. en Filosofía en UNSE (Universidad Nacional de Santiago del Estero, Argentina), bailarina de tango, dibujante y pintora abstracta, escribo.

#Aristoteles, #Devenir, #generación, #llegar a ser

por autores invitados

¿Te gustaría escribir para nosotros? Puedes hacerlo enviando textos de forma esporádica o unirte a nuestro equipo permanente de autores. Para más información, envíanos un mail: contacto[at]filosofiaenlared.com

error: Content is protected !!