Son muchos los autores y pensadores que ansían ver nuevos avances en la filosofía actual. Es por ello que, la aparición de nuevas propuestas e ideas siempre son bienvenidas dentro de la reflexión filosófica.

En este caso nos centraremos en uno de los pensadores actuales más importantes del panorama filosófico. Hablamos de Quenti Meillassoux. Filósofo francés que, junto a Grahan Harman, Ray Brassier y Hamilton, forma parte de la primera corriente filosófica del siglo XXI: realismo especulativo. Si bien estos cuatros pensadores difieren en sus propuestas, contienen un elemento común: la superación de toda filosofía de carácter idealista que pretenda privilegiar epistemológicamente al sujeto frente al objeto.

No obstante, frente a la gran extensión de la propuesta de Meillassoux, este artículo quedará dedicado a la crítica y explicación de lo que él mismo denomina como correlacionismo.

El objetivo
de Meillassoux

Meillassoux, en Después de la finitud (2015), pretende desarrollar una filosofía especulativa sin renegar de la idea de absoluto. Esto implica aceptar la caducidad de la metafísica, pero no por ello, alejarnos de una visión especulativa de la realidad bajo esa misma noción. Por ello, Meillasoux, frente a los intentos escépticos y deconstructivistas de alejar a la filosofía de las cuestiones heredadas por la metafísica tradicional, pretenderá continuar con estas cuestiones, pero desde la irrazón, lo que implica no renegar de la razón (sinrazón).

Sobre la correlación
y lo ancestral

Podemos denominar un acontecimiento ancestral como aquel acontecimiento anterior a la aparición de la vida humana. Partiendo de esta definición, se pregunta Meillassoux: ¿puede la filosofía llegar a ofrecer sentido a enunciados de acontecimientos ancestrales? ¿Son, por tanto, posibles estos acontecimientos antes de la existencia del hombre? ¿Implica esto que estos mismos acontecimientos puedan existir sin la condición sine quanon de la existencia del hombre? Como posible solución a estas cuestiones, presenta Meillassoux una filosofía crítica con las condiciones de posibilidad de acceso del hombre al mundo.

Nuestro autor afirma que, a partir de la filosofía kantiana toda posibilidad de aspirar a la cosa en sí queda esfumada. La consecuencia del idealismo trascendental kantiano implica el rechazo de una relación de identidad entre el objeto y la cosa. La objetividad queda, pues, bajo una relación entre lo intersubjetivo y lo histórico. No obstante, nuestro autor concibe la revolución kantiana como algo totalmente necesario para su época. El problema proviene de lo que se llega a desprender de estos estándares: una idea que el propio Meillassoux concibe como correlacionismo. Este término queda definido como la idea según la cual el ser humano no tiene acceso a lo real más allá de la relación (en este caso correlación) entre el ser y el pensamiento. Es decir, que la realidad solo podría ser pensada basándonos en la obligada relación establecida con una mente que pueda pensarla.

Es cierto que, los movimientos filosóficos con más peso en estas últimas décadas han obviado el intento de aspirar al noúmeno. La filosofía de carácter analítico elimina esta concepción con el objetivo de referirse a proposiciones referidas a hechos (de carácter fenoménico), pero no a la cosa en sí (entendida como la esencialidad). De igual forma, desde el otro extremo filosófico, la fenomenología trata de estudiar las condiciones de posibilidad de la inteligibilidad del mundo, pero siempre recurriendo al sujeto de conocimiento. Por ello, frente a la disputa entre analíticos y continentales, Meillassoux afirma que ambos movimientos, desde perspectivas diferentes, actúan bajo la misma lógica. Ambas caen en la lógica correlacional.

Por tanto, toda filosofía de carácter correlacionista sostiene la imposibilidad de poder acceder a un ser totalmente independiente del pensamiento. Bajo esta idea, el ser humano no podrá nunca acceder a nada que no esté correlacionado con el propio pensar. Todo queda ya concebido como relativo y dependiente de la conciencia, el lenguaje u otro elemento de carácter subjetivo, ya que el individuo queda incapacitado para acceder a algo independiente del pensamiento por no poder alejarse de la correlación entre ser y pensamiento.

Gran cantidad de corrientes antirrealistas (idealistas, trascendentales, fenomenológicas o posmodernas) quedan inmersas bajo esta lógica, que Meillassoux llama círculo correlacional. Por ello, este argumento pasa a considerarse como un obstáculo con el que todo realismo debe enfrentarse.

No obstante, volviendo al problema de lo ancestral, si es ilógico pensar lo que puede haber en un determinado momento o lugar cuando el ser humano no está, ¿tendría sentido la función de las ciencias de la datación cuando llegan a producir datos ancestrales? Para un correlacionista es imposible que los datos ancestrales puedan haber existido en sí e independientemente de nosotros. Estos han sido elaborados y formulados a partir del presente por la comunidad científica bajo ciertos experimentos que hacen posible la datación ancestral. Es decir, que los científicos, inmersos en la correlación entre ser y pensamiento, construyen esa ancestralidad. El pasado ancestral habría sido edificado bajo una proyección contemporánea de las experiencias de los científicos hacia ese mismo pasado. Por ello, ese pasado, antes de que los científicos lo reconstruyesen, no tenía existencia en absoluto, ni en sí.

Vemos, pues, que el intento de hablar sobre aspectos anteriores a la vida terrestre, como puede ser el comienzo del universo bajo la teoría del Big Bang o la creación del Sistema Solar daría como resultado, bajo la lógica correlacionista, a una mera contradicción. La ciencia, al intentar explicar el desarrollo de un acontecimiento pasado que no se ha producido nunca en la época en la que se ha descubierto o datado, actuaría bajo un puro sinsentido.

Se observa, pues, que el antirrealismo va contra la posibilidad de que toda ciencia pueda ofrecer datos absolutos y esenciales sobre acontecimientos ancestrales. Esto pone en jaque el sentido de la temporalidad en relación con los enunciados científicos.

La superación del círculo correlacional

Esta problemática es la que Meillassoux tratará de hacer frente, proponiendo la posibilidad de que el individuo y, por tanto, la ciencia, pueda pensar algo sin impedimento, cuando no hay pensamiento. Es decir, pensar un absoluto que no sea dependiente de la relatividad de nuestras categorías y percepciones mentales. Concebir, pues, cualquier cosa y poder llegar a una explicación de la misma sin necesidad de que existamos en el preciso momento en el que esa cosa se produce, para hacer posible que la ciencia vaya en busca de lo ancestral.

La propuesta de nuestro autor tratará, pues, de hacer viable la capacidad de capturar ese tiempo ancestral anterior a toda vida humana, con el objetivo de romper la lógica correlacionista y poder, así, liberar al pensamiento del círculo correlacional en el que se veía envuelto con las filosofías anteriores.

Con todo ello, se pretenderá ofrecer, bajo una gran influencia cartesiana, una visión matematizada del universo ancestral. No obstante, esto no implicaría que todas las teorías que traten de explicar lo ancestral del universo deban considerarse como verdaderas. Por el contrario, lo que se pretende es que puedan ser propuestas con todo el sentido del mundo. Otorgar a la ciencia la posibilidad de ofrecerlas sin necesidad de que posturas correlacionistas puedan usar argumentos que las desacrediten.

Bibliografía

Avanessian, A. (2019). Realismo Especulativo. Materia Oscura Editorial.

Meillassoux, Q. (2015). Después de la finitud. Caja Negra.

Imagen | Reflexiones Marginales

Artículo de:

Juan Carlos Ruiz Calahorro (autor invitado):
Originario de Jaén. Actualmente, cursa el grado en Filosofía por la UNED. Además, es graduado en Educación Primaria por la Universidad de Granada, con un máster oficial en Filosofía por la Universitat Oberta de Catalunya.

Cita este artículo (APA): Ruiz, J. (2023, 18 de abril). Sobre la correlación entre el ser y pensamiento. https://filosofiaenlared.com/2023/04/sobre-la-correlacion-entre-el-ser-y-pensamiento
#correlacionismo, #epistemologia, #Meillassoux, #Ontología, #pensamiento, #ser

por autores invitados

¿Te gustaría escribir para nosotros? Puedes hacerlo enviando textos de forma esporádica o unirte a nuestro equipo permanente de autores. Para más información, envíanos un mail: contacto[at]filosofiaenlared.com

error: Content is protected !!