México, de manos del catolicismo, es un credo en el que ocupamos el lugar número 2 en adeptos en el mundo1, por este motivo mucho de nuestro ideario cultural y prácticas está amalgamado con esta religión. 

Sin embargo, el tema que quiero abordar es uno al que le he dado seguimiento, y me gustaría compartir mi descubrimiento, tal cual lo fui descubriendo, sobre cómo algunos exorcismos se convierten en una excusa para abusar de personas con enfermedades mentales.

¿Son reales los exorcismos?

Mi Yo que adora las películas de terror quisiera decir que sí, aunque lo que sabemos hasta ahora es que para las religiones son un fenómeno que se trata con seriedad. Por ejemplo, en el Vaticano, podemos constatar cómo es que se imparten seminarios y talleres -algunos para la orden religiosa y otros abiertos al público- en los que se enseñan temas como2:

1) ¿Cómo diferenciar una enfermedad mental de una posesión?

2) ¿Cómo auxiliar a un exorcista cuando realice su rito?

Estos dos temas, extraídos de un artículo de la BBC, expone cómo es que 1) tal cual lo mencionan las películas, es sujeto de “investigación previa” la realización de un exorcismo avalado por el Vaticano, y 2) en los exorcismos, si bien se puede apoyar al exorcista, la labor de expulsar al demonio le corresponde exclusivamente al sacerdote exorcista.

¿Y cómo es en México?  

Cuando intenté investigar sobre el tema, puse en mi buscador “Exorcismos y México”; lo primero que apareció fue otra nota antes mencionada de la BBC, donde se le entrevistaba a Pedro Mendoza, quien es el coordinador de exorcistas de la arquidiócesis de México. En su entrevista afirmaba que los exorcismos han ido creciendo mucho, al punto que México ocupa el primer lugar en cursos de “Guía a exorcistas laicos”; este tema al principio suena contradictorio, aunque en realidad refiere a una formación destinada para quiénes no son sacerdotes exorcistas y puedan apoyar durante los cultos.

El profundo interés de México en uno de los temas más oscuros y místicos de la religión católica quedó evidenciado para mí. Sin embargo, deseaba obtener datos concretos sobre la frecuencia de tales prácticas en México. Fue entonces cuando me topé un impactante artículo en el “Diario de Querétaro” con el siguiente titular:

Hacen 20 exorcismos a la semana3

Diario de Querétaro

El artículo, de 2021, explica cómo es que la arquidiócesis de Querétaro vinculó el aumento de exorcismos a la pandemia, ya que esto ocasionó que los queretanos4 se acercaran a prácticas ocultistas, tales como la brujería, el vudú o la adoración de la santa muerte.

Es importante destacar que todo esto está relacionado con el Vaticano, por el hecho de que estamos hablando de la misma religión en la que su equipo de exorcistas ha adquirido conocimientos sobre salud emocional al tomar un curso para distinguir entre enfermedades mentales y posesiones reales. A pesar de esto, la arquidiócesis sostuvo que las señales graves de estar poseído son las siguientes:

Hay personas que presentan señales graves, como querer suicidarse o con euforia para matar a alguien.

Como mencioné anteriormente, esto ocurrió al comienzo de la pandemia. Ahora, después de aproximadamente dos años desde ese evento, hemos adquirido conocimientos significativos. Muchos de estos son previsibles, como el impacto del confinamiento causado por la pandemia, el cual ha resaltado la relevancia de la salud mental.

Vino a mi mente una nota de la Unicef donde explicaban5 cómo es que el enclaustramiento causó un aumento en diversos problemas relacionados con la salud mental, pues casos de ansiedad o depresión crecieron a raíz del encierro.

Tal vez –y lo digo con tanta ironía como puedo– muchos exorcizados en Querétaro no fueron diagnosticados correctamente, tal vez –con otro tanto de ironía– debieron canalizar a estas personas para recibir la atención de alguien que tiene deseos homicidas o suicidas.

¿Qué tan malo es?

Esto plantea razones sólidas para creer que la diócesis de Querétaro y, posiblemente, la de México en general, tienen dificultades serias para diferenciar entre enfermedades mentales y casos de posesión. ¿Podría esto implicar que los exorcismos a menudo son formas de violencia hacia personas con problemas mentales?

No, definitivamente necesitamos más pruebas al respecto. Sería importante investigar si existen casos en los que los exorcismos en México hayan causado daño a alguien. Realicé otra búsqueda rápida en redes y encontré un artículo en el Diario de México6:

Tras “exorcismo”, acusan a monjas de maltrato infantil en orfanato de la GAM7

Diario de México

En esta nota se informó sobre un caso de exorcismo a niños en la Ciudad de México. Después de escuchar gritos provenientes de una casa hogar, los vecinos alertaron a la policía para investigar. Sin embargo, las monjas se opusieron a permitirles la entrada, alegando que estaban llevando a cabo exorcismos. Sorprendentemente, esto fue suficiente para evitar que la policía iniciara una investigación.

Mientras investigaba este tema, encontré dos casos impactantes: uno involucraba a una directora de un jardín de niños que sometió a tortura física y psicológica8 a un alumno bajo la excusa de realizar exorcismos. El otro caso fue el asesinato de una menor de edad en California, quien fue estrangulada durante un exorcismo llevado a cabo por un sacerdote. Además, encontré un caso en Argentina9 donde una mujer fue abusada por su pastor mientras recibía un exorcismo.

Conclusiones

Termino esta nota con cierta insatisfacción, ya que no considero que el tema esté cerrado, al igual que otros que he abordado anteriormente. Es peculiar, a raíz de lo observado en Querétaro, resulta evidente que existe un considerable número de casos de exorcismos donde no se realiza un diagnóstico adecuado de los “poseídos”.

¿Cuántas personas que sufren de depresión, por ejemplo, no han recibido un adecuado tratamiento simplemente por expresar deseos suicidas? Me sorprendió no encontrar información directa sobre las graves consecuencias que estas prácticas han tenido en las personas.

Después de todo lo expuesto, surge la pregunta de qué nos queda. Aquí es necesario abordar diversos puntos, ya que este problema presenta múltiples deficiencias. Considero que el conflicto principal radica en la legitimidad de un enfoque que distinga entre posesiones y trastornos mentales. Es decir, el diagnóstico de trastornos mentales corresponde al ámbito de la psiquiatría, lo que plantea la pregunta de si los sacerdotes exorcistas son psiquiatras o si tienen algún tipo de capacitación en esta área.

En caso de ser los primeros, tendrían la capacidad de distinguir no solo entre enfermedades mentales, sino también entre casos auténticos de posesión. Encontré otra nota10 del año 2013 en la que el investigador Roberto Blancarte, especialista en religión por el Colegio de México, abogaba por respetar su experiencia en la identificación de trastornos mentales. Además, hallé una entrevista a José Medel, miembro del Colegio de Exorcistas de la Arquidiócesis de México, quien comentó que:

Si fueran los primeros, tendrían la capacidad de distinguir no solo entre enfermedades mentales, sino también entre casos legítimos de posesión. Encontré otra nota, de 2013, en la que el investigador Roberto Blancarte, especialista en religión por el Colegio de México, invitaba a respetar su experiencia en la identificación de trastornos mentales10. Además de esto, encontré una entrevista a José Medel , miembro del Colegio de Exorcistas de la Arquidiócesis de México, quien comentó que:

Podemos decir que, de cada mil casos de personas que llegan pensando que están poseídas, estamos hablando de que en todo caso serán 10 personas las que tienen una verdadera posesión11.

Se observa una aparente contradicción, ya que la arquidiócesis afirmaba llevar a cabo 20 exorcismos semanales, mientras que otro miembro de la iglesia proporcionó datos que indican un bajo número de exorcismos. El artículo también menciona que en México existen 50 sacerdotes exorcistas reconocidos por la iglesia católica. Además, se destaca que estos rituales suelen ser prolongados, requiriendo al menos varias semanas para completarse.

Si lo anterior es cierto, en Querétaro se realiza el seguimiento de 2000 personas a la semana para llevar a cabo los mencionados 20 exorcismos. Surge la pregunta entonces de si un solo exorcista sería capaz de llevar a cabo tal cantidad de tareas.

No creo que los exorcismos sean una excepción. Despiertan una gran curiosidad, pero quiero dejar claro que no pretendo emitir un juicio aquí. Sin embargo, es importante reconocer que la orden religiosa ha mostrado negligencia al no guiar adecuadamente a la población en el cuidado de su salud mental.

Por último, como un tema secundario que surgió al notar la frecuencia de los exorcismos, surge un problema relacionado con cómo la fe en ciertas prácticas puede conducir al maltrato de otras personas. Pareciera que algunos consideran que la creencia en sí les otorga permiso para, por ejemplo, asesinar niñas o abusar de mujeres.

Referencias

[1] (S/f). Misionerosdeguadalupe.org. Recuperado el 17 de abril de 2023, de https://misionerosdeguadalupe.org/mexico-segundo-pais/

[2] BBC News Mundo. (2018, abril 24). Esto es lo que enseña el Vaticano en su popular curso para exorcistas. BBC. https://www.bbc.com/mundo/noticias-43887255

[3] De La Garza, A. (2021, abril 13). Hacen 20 exorcismos a la semana. Diario de Querétaro | Noticias Locales, Policiacas, de México, Querétaro y el Mundo. https://www.diariodequeretaro.com.mx/local/hacen-20-exorcismos-a-la-semana-6592527.html

[4] Gentilicio de los oriundos de Querétaro, México.

[5] 6 efectos de la pandemia en la salud mental de adolescentes y jóvenes. (s/f). Unicef.org. Recuperado el 17 de abril de 2023, de https://www.unicef.org/lac/6-efectos-de-la-pandemia-en-la-salud-mental-de-adolescentes-y-jovenes

[6] Valenzuela, D. (2019, noviembre 15). Tras “exorcismo”, acusan a monjas de maltrato infantil en orfanato de la GAM. Diario de México. https://www.diariodemexico.com/mi-ciudad/tras-exorcismo-acusan-monjas-de-maltrato-infantil-en-orfanato-de-la-gam

[7] La zona residencial Gustavo A. Madero (GAM) es conocida por la basílica moderna y circular de Nuestra Señora de Guadalupe, un sitio de peregrinación católica en la espaciosa Plaza Mariana, que también cuenta con el Templo Expiatorio a Cristo Rey del siglo XVIII.

[8] Sinaloa, S. (2020, marzo 7). AUDIO: destituyen a directora de kínder por hacer “exorcismo” a menor. Noticias Chihuahua. https://noticiaschihuahua.mx/2020/03/06/audio-destituyen-a-directora-de-kinder-por-hacer-exorcismo-a-menor/

[9] DebateDigital. (2018, abril 15). Pastor abusa de una joven en un ritual de exorcismo. EL DEBATE. https://www.debate.com.mx/mundo/pastor-abusa-sexualmente-joven-familiar-exorcismo-diablo-poseida-20180415-0128.html

[10] Quo, |. Otra Fuente: (2013, noviembre 4). ¿Cuestión de fe o engaño?, la polémica práctica del exorcismo en México. Expansión. https://expansion.mx/salud/2013/11/04/entre-la-fe-y-el-engano-la-polemica-practica-del-exorcismo-en-mexico

[11] Suárez, A. (2021, septiembre 10). El exorcismo: ¿las posesiones demoniacas son obra de Dios? El Sol de México | Noticias, Deportes, Gossip, Columnas. https://www.elsoldemexico.com.mx/doble-via/cual-es-la-explicacion-religiosa-de-los-exorcismos-7201434.html

Imagen | Pixabay

Cite este artículo: Sánchez, F. (2023, 09 de junio). Exorcismos y salud mental en México. Filosofía en la Red. https://filosofiaenlared.com/2023/06/exorcismos-y-salud-mental-en-mexico
#enfermedades mentales, #exorcismos, #méxico, #posesión, #religión católica, #Vaticano

por Fernando Sánchez Alvarado

Estudiante de filosofía y matemáticas; escribe cuentos y prosas poéticas. Interesado en la filosofía trascendental. Para el CCH y el Colegio de Bachilleres elabora exposiciones de filosofía para adolescentes. Del lado de la literatura, es parte del Taller de poesía de la maestra Adriana Tafoya.

error: Content is protected !!