fbpx

¿Es posible hablar de humor artificial? A vueltas con la infinidad de debates surgidos sobre las posibilidades presentes y futuras de las IA, me e inmerso en una pequeña investigación con ChatGPT para observar sus habilidades y conocimientos con relación al humor. 

En primer lugar, ChatGPT se define de forma insistente como lo que realmente es: un modelo de lenguaje. Como tal, se le puede pedir no, ya que cuente, sino, incluso, que explique el porqué determinados chistes son tales. Esto vendría a ser el espíritu anticómico por antonomasia. Sin embargo, puede ser un buen medidor para observar hasta qué punto ChatGPT comprende aquello que entendemos por humor. A este respecto, ChatGPT daría mucho sobre lo que discutir, pero no quisiera centrarme en esta cuestión.

Los filtros “humorísticos” de ChatGPT

En este texto quiero abordar una cuestión muy concreta: el grosor y el peso de los filtros de esta inteligencia artificial en relación con el humor.

Al pedirle a ChatGPT que me dé un listado exhaustivo de chistes de humor negro, contesta que eso no sería apropiado, debido a que el humor negro puede resultar ofensivo para algunas personas. Aún más, al mencionar que “la muerte es consustancial a la vida”, la aplicación me avisa de que podría estar infringiendo las normas de uso de la misma.

Es bien cierto que se pueden vadear (parcialmente) los filtros de ChatGPT a través de peticiones indirectas o sustituyendo las palabras problemáticas. Sin embargo, la cuestión medular está en que si de forma directa se ve impedida esta IA para abordar determinadas cuestiones de modo humorístico, se entrevé que subyace el prejuicio de que el modo humorístico es en sí mismo potencialmente problemático. Y esto seguramente siga siendo así de mientras las IA no puedan cultivar el hábito humorístico, familiarizándose no con las expresiones, con su uso y su contexto.

El humor y la transgresión

A nivel estructural, el humor es imposible desligarlo de la transgresión: no hay humor sin el quebranto de una regla. No obstante, esto dista mucho de entender que el humor es necesariamente ofensivo. 

En un hilo reciente en Twitter expliqué1 de forma muy esquemática por qué a menudo el humor negro no pretende reírse de una situación, sino de algo que esconde dicha situación: una injusticia social, el camuflaje de lo inevitable (como la muerte, por ejemplo), etc. Así, el humor no se ensaña con nosotros, nos hace ver absurdos.

En cualquier caso, mientras una inteligencia artificial no pueda autónomamente procesar contenido humorístico, no solo no será inteligente (que aún falta mucho para poder decirlo de todos modos), sino que tampoco será muy interesante.

Notas

[1] Mesa, A. [@alexmesawork]. (2023, junio 8). “La fiebre por las posibilidades de #ChatGPT me ha llevado a pensar en que si es capaz de narrar historias…” [Tuit]. Twitter. https://twitter.com/alexmesawork/status/1641386090991960064

Imágenes | portada generada con DALL-E, captura de pantalla de una conversación con ChatGPT (abril 2023) con el autor.

Cita este artículo (APA): Mesa, A. (2023, 16 de junio). ¿Humor artificial? Una IA y sus filtros. Filosofía en la Red. https://filosofiaenlared.com/2023/06/humor-artificial-ia-y-sus-filtros

Artículo de:

Alejandro Mesa Villajos (autor invitado):
Doctor en Filosofía (UAB). Profesor asociado en el Departamento de Filosofía de la Universitat de Barcelona.

#ChatGPT, #humor, #Inteligencia Artificial, #tecnología y pensamiento

por autores invitados

¿Te gustaría escribir para nosotros? Puedes hacerlo enviando textos de forma esporádica o unirte a nuestro equipo permanente de autores. Para más información, envíanos un mail: contacto[at]filosofiaenlared.com

error: Content is protected !!