fbpx

Platicamos con Nathan Eckstrand, editor en jefe del blog de la APA

Disponible también inglés

Hoy tenemos el placer de hablar con Nathan Eckstrand, un destacado filósofo y editor en jefe del Blog de la Asociación Americana de Filosofía (APA). Nathan es actualmente profesor asistente visitante en la Universidad Estatal Sam Houston y ha tenido una notable carrera académica, habiendo enseñado en varias universidades y defendido una tesis sobre la relación entre el estado y el cambio radical.

Su trabajo se centra en la teoría de la revolución, la filosofía política y la teoría social, y ha publicado numerosos artículos sobre figuras filosóficas como Deleuze, Foucault, Fanon y Said. Su libro, Liberating Revolution, desarrolla una novedosa teoría del cambio revolucionario. Puedes aprender más acerca de su trabajo en su sitio web. Hoy, profundizaremos en su trabajo, su perspectiva sobre la filosofía y su papel en la APA.

¿Cuál es tu primer recuerdo relacionado con la filosofía?
¿Qué te atrajo de ella?

Aunque aún no conocía el término “filosofía“, recuerdo que recibí un libro como regalo de mis padres para mi décimo cumpleaños. Se llamaba The Book of Think, y trataba sobre cómo la comprensión podía resolver problemas que antes parecían insuperables. Recuerdo vagamente que me impresionó la idea de que nuevas teorías pudieran atravesar problemas arraigados. Eso, junto con el hecho de que mi familia en general está bien educada, me dio una apreciación temprana del pensamiento intelectual.

En la secundaria me sentí atraído por las humanidades, especialmente la escritura y el video. Consideré convertirme en autor o productor, pero nunca quise limitar los temas con los que trataba. Encontré cosas de valor en la mayoría de las disciplinas y probablemente idealicé la fantasía de poder contribuir a muchos proyectos (algo así como Da Vinci, que trabajó con ciencia, ingeniería, arte y más). En la universidad finalmente tomé un curso de filosofía, donde pudimos discutir grandes preguntas que habían estado en mi mente desde la escuela primaria (por ejemplo, ¿cuál es el sentido de la vida?). También descubrí que la filosofía se superpone con muchos campos, lo que inmediatamente atrajo mi atención dada mi inquietud anterior.

Supongo que he continuado en filosofía por muchas razones, pero una clave es que siento que el campo me da un lenguaje para comprender e interactuar con el mundo. Me ha ayudado a responder las “grandes preguntas” con las que los humanos a menudo luchan y me ha orientado hacia el mundo de tal manera que me siento mejor preparado para enfrentar sus desafíos.

¿Qué opinaron tus padres de tu decisión
de seguir la filosofía?

Siempre fueron muy solidarios. Ambos obtuvieron doctorados y trabajaron junto a académicos, aunque ellos estudiaron física y biología. También tengo varios tíos que estudiaron filosofía o saben bastante sobre el campo. La filosofía me ha ayudado a conectarme con ellos (lo cual no quiere decir que tuviéramos malas relaciones antes de que yo me convirtiera en filósofo).

Mi desarrollo también fue influenciado por los ambientes educativos que encontré. Participé en varios programas para alumnos superdotados y talentosos mientras crecía, y a menudo estuve rodeado de personas con alto rendimiento y competitivas. Estoy seguro de que influyó en mi impulso por tener éxito. Dicho esto, realmente aprecio cómo, en mi experiencia universitaria, mis profesores enfatizaron que la pasión por el aprendizaje es tan importante como el trabajo duro. Fue entonces cuando comencé a amar la filosofía.

¿Podrías explicar brevemente la función de la APA
y del blog de la APA?

La APA es una organización profesional cuyo objetivo es organizar y abogar por aquellos en el campo filosófico. No necesitas ser un doctor o profesor de filosofía para unirte. Las formas en que trabaja para los filósofos incluyen:

1) Organización de conferencias profesionales donde las personas pueden compartir sus investigaciones.

2) Creación de comités que abogan por grupos tradicionalmente desfavorecidos.

3) Iniciación de nuevas formas para que los filósofos se conecten entre sí.

4) Defensa de los intereses de los filósofos en los campus y en Washington, DC.

5) Mantenimiento de los estándares del campo.

El blog de la APA se estableció como una forma para que los filósofos se comuniquen entre sí, especialmente los miembros de la APA. Existe como una plataforma para que las personas compartan sus puntos de vista sobre temas como problemas filosóficos, cómo enseñar y dificultades para equilibrar el trabajo con la vida. Opera, dentro de la APA, como un comité separado, y tiene un pequeño presupuesto utilizado para pagar estipendios a algunas personas que gestionan el blog. Sin embargo, nadie involucrado con el blog hace esto como un trabajo a tiempo completo (aunque algunos les gustaría).

El blog ha cambiado mucho desde que comenzó. Todos en el blog han cambiado a un puesto diferente o se han ido en un momento u otro. Estamos trabajando para aumentar nuestra cobertura del campo filosófico. Por ejemplo, recientemente hemos introducido algunas series nuevas y hemos contratado editores de series para dirigirlas. Sin embargo, somos conscientes de que todos los que trabajan con nosotros lo hacen por amor al campo y como voluntarios, por lo que no queremos presionarlos demasiado.

¿Qué implica ser el editor en
jefe del blog de la APA?

Hay un puñado de cosas. En primer lugar, gestiono el correo electrónico y las cuentas de WordPress del blog. En segundo, respondo a todas las solicitudes enviadas a nosotros desde partes externas (excepto las ideas para publicaciones, que van a otros editores). En tercer lugar, me encargo de los planes para expandir o mejorar el blog. En cuarto, mantengo correspondencia con la sede de la APA. En quinto lugar, realizo búsquedas de empleo cuando la gente se retira del blog. En sexto, dirijo las reuniones mensuales del consejo editorial; y en séptimo lugar, si surgen publicaciones controvertidas o sensibles, desarrollo un plan para manejar la reacción hacia ellas. En ocasiones, también he editado algunas publicaciones cuando no encajaban en las categorías que otros editores manejaban o cuando los otros editores estaban demasiado ocupados para asumir otra publicación.

La mayoría de mis decisiones se discuten con los otros miembros del personal del blog o la sede de la APA, en parte porque mi estilo de liderazgo es más de liderazgo servicial que cualquier otra cosa. Quiero que las personas en el blog sientan cierta autonomía sobre su trabajo y tengan voz en cómo funciona el blog.

¿Cómo ha influenciado tu trabajo como editor en jefe
tu perspectiva sobre la filosofía?

La principal forma es ayudándome a darme cuenta de la diversidad del campo. Hay tantas preguntas fascinantes que se están estudiando que normalmente no encontraría si no fuera por mi trabajo en el blog. Me anima el nivel de pensamiento que los filósofos aportan a tantos aspectos de nuestras vidas y sociedad, y desearía poder pasar tiempo aprendiendo sobre todo su trabajo. Desafortunadamente, con la excepción de mi área de especialización, tengo que conformarme con aprender sobre el otro trabajo a través de resúmenes cortos.

También he aprendido cuán contenciosos pueden ser algunos debates. Siendo el campo diverso, las personas tienen respuestas muy diferentes a las mismas preguntas. En ocasiones, el blog ha publicado algunos debates que, aunque respetuosos, me han ayudado a ver puntos de desacuerdo que no habría pensado que eran controvertidos.

¿Cómo ves actualmente a la filosofía en sus dos ramas:
divulgación y académica?

Supongo que las veo como necesariamente interconectadas y no me gusta la división que creamos entre ellas, aunque puede ser útil. Lo que quiero decir con esto es que la divulgación requiere investigación académica y viceversa. Para diseminar conocimiento de manera efectiva, debemos saber qué es el conocimiento; eso es epistemología. Los profesores necesitan pensar en cómo se relacionan con sus estudiantes, lo que es ética. Los profesores de filosofía deben entender el papel sociopolítico de la universidad, lo que es política.

Por el contrario, la investigación inevitablemente tiene un aspecto educativo, ya que un concepto que solo una persona puede entender no sirve para ningún propósito social útil. Todo estudio académico es, en parte, divulgación y educación. Además, la investigación a menudo ocurre en contextos donde también se da la educación, como en conferencias y la lectura de libros/artículos. Sin divulgación, la academia se detendría.

¿Cuánto sabes sobre filosofía en español
y cómo ves su desarrollo e impacto?

Lamentablemente, no sé mucho y me encantaría aprender más. Como estudié filosofía social y política y escribí mi tesis sobre la revolución, cualquier conocimiento que tenga de la filosofía en español se centra en cómo los revolucionarios en América Latina utilizaron el marxismo, la teoría poscolonial, la teoría racial y ramas similares de la filosofía para abogar por el cambio. El resto de mi limitado conocimiento proviene de las pocas lecturas sociológicas y antropológicas que he hecho sobre países de habla hispana.

Espero liderar un estudio en el extranjero a Brasil y Uruguay, lo que me daría la oportunidad de aprender más. El viaje se centraría en la teoría racial, en particular cómo se formaron las razas y los problemas con intentar desarrollar categorías raciales consistentes. Armé el programa de estudio en el extranjero hace aproximadamente un año y lo propuse a los estudiantes el año pasado. Desafortunadamente, no se inscribieron suficientes estudiantes para hacer que el viaje fuera financieramente viable. Voy a intentarlo de nuevo este próximo año.

¿Podrías contarnos sobre tu trabajo
e investigación actuales?

Mi trabajo actual implica llevar ideas de la teoría de sistemas al estudio de la filosofía social y política. Me intriga la idea de cómo sería una teoría de la política inspirada en la complejidad. Esto significa una teoría que planifique fenómenos como emergencia, resiliencia, adaptación, interconectividad e imprevisibilidad (todos rasgos distintivos del estudio de los sistemas complejos). Mi hipótesis de trabajo es que el pensamiento de sistemas nos obliga a renunciar a las nociones de fundamentos políticos simples porque el mundo es demasiado complejo. En cambio, necesitamos pensar en política de la forma en que los pensadores de sistemas piensan en redes complejas. Esto significa incorporar el holismo, trazar cómo operan las redes en el mundo político y luego evaluar qué sucede cuando se visualiza el sistema a nivel social. Los estudios muestran que los sistemas simples, cuando ocurren a gran escala, rara vez muestran los mismos patrones que observamos cuando los estudiamos a pequeña escala.

Por supuesto, esta es una pregunta difícil de responder, y la escala de modelado por computadora en este momento solo puede mapear una fracción de la complejidad que observamos en la sociedad. En este momento estoy intentando definir patrones comunes que ocurren en los estudios de sistemas complejos, comparando esos patrones con mi conocimiento de la teoría política y pensando en cómo esos patrones podrían formar parte de una nueva teoría. El documento en el que estoy trabajando actualmente se enfoca en los mecanismos adaptativos que se encuentran en los sistemas complejos.

¿Cómo se relaciona tu trabajo actual con tu tesis doctoral
sobre la relación entre el estado y el cambio radical?

Fue en mi tesis donde encontré por primera vez la teoría de sistemas. Recuerdo bien el momento, ya que acababa de comenzar el capítulo 4 de mi tesis (capítulo 5 en mi libro). Estaba buscando una forma de argumentar que el cambio puede entenderse fuera de las perspectivas proporcionadas por filósofos continentales como Badiou, Foucault y Deleuze. Me gustaban todas sus teorías, pero no creía que ninguna de ellas capturara el tipo de cambio que tiene la revolución. Como a menudo hago cuando visito a mis padres, mi madre y yo salimos a tomar café para discutir sobre lo que cada uno estaba pensando. En ese momento, ella estaba trabajando en la teoría de sistemas aplicada a enfermedades infecciosas y leyendo a algunos pensadores de sistemas para informar su trabajo. La forma en que describió la teoría de sistemas me pareció novedosa y, al regresar a casa, comencé a explorar si su comprensión del cambio podría, al dialogar con los otros pensadores con los que estaba trabajando, ayudarme a describir lo que buscaba.

Terminé citando a muchos pensadores de sistemas en mi tesis y libro. Las ideas que aprendí han seguido informando mi trabajo desde que me gradué. Aunque ya no me enfoco exclusivamente en la Revolución, he continuado trabajando con la idea de que la filosofía social y política necesita interactuar con la teoría de sistemas, especialmente las descripciones de complejidad de la teoría de sistemas. También sostengo que todas las teorías políticas deberían abandonar la idea de que existe un Estado perfecto, o el mejor (una idea también encontrada en mi trabajo sobre la Revolución). Los Estados siempre cambiarán y se transformarán, ya que la sociedad humana es demasiado compleja para que un sistema simple funcione a la perfección. Dicho esto, a menudo encuentro inspiración para mis ideas en el trabajo de los anarquistas, marxistas, teóricos poscoloniales y teorías radicales de la democracia (por ejemplo, recientemente he estado leyendo sobre la democracia policéntrica).

¿Podrías explicar tu principal proyecto de investigación
en este momento y por qué es importante?

Mi proyecto de investigación actual ya se ha cubierto arriba, así que me centraré en su importancia. Todos vivimos en un mundo complejo y tenemos que lidiar constantemente con la complejidad. Desafortunadamente, no somos muy buenos en hacer esto. Aunque tiendo a estar de acuerdo más a menudo que no con el lado izquierdo del espectro político, encuentro a los izquierdistas tan problemáticos como los demás cuando se trata de abrazar la complejidad. A menudo, este “rechazo” de la complejidad ocurre cuando las personas usan réplicas de una frase para “recordarse” a sí mismas que el mundo, en su esencia, es simple.

Te daré un ejemplo de las noticias. Recientemente, Joe Biden aprobó un proyecto de ley sobre el límite de la deuda que la gente de la izquierda está criticando porque no hace lo suficiente para ayudar a los necesitados. Tan cierto como esto es, muchos atribuyen esto a cómo el Partido Demócrata y Joe Biden están, en esencia, solo interesados en ayudar a los ricos. Prefiero leer este problema en términos sistémicos. No conozco a Biden, pero dudo que odie ayudar a los pobres. Creo que preferiría hacer más por ellos, pero tiene que navegar por la compleja red de relaciones en Washington, DC. Aquellos que argumentan que “las elites demócratas solo quieren ayudar a los ricos” están ignorando la compleja realidad de legislar a nivel nacional. La derecha, a la mayoría de quienes tampoco les gusta este proyecto de ley, están haciendo lo mismo al usar la línea de que “las dádivas del gobierno llevarán a América a la ruina financiera”, cuando los economistas en gran medida dicen que tal visión es demasiado simplista para algo tan complejo como la economía. (Dicho esto, en la medida en que el proyecto de ley es problemático, y en la medida en que tanto Biden como los republicanos no están siendo honestos sobre los desafíos que enfrentan, apoyo a aquellos que critican el proyecto de ley.)

En resumen, todos necesitamos aprender a reconocer cuando nuestra comprensión es inadecuada para explicar lo que realmente está sucediendo, y esto a menudo es el caso cuando usamos respuestas cortas como las mencionadas anteriormente.

¿Cómo ves la relación entre la filosofía y
la política en el mundo actual?

La filosofía tiene un papel integral en la política. Como una vez me dijo un antiguo amigo y colega, el papel de la filosofía es “traer pensamiento“. Esto significa desafiar las visiones simplistas y alentar a otros a adoptar perspectivas alternativas mediante el cuestionamiento de suposiciones, la enseñanza de habilidades como la argumentación y el análisis de la razonabilidad de los argumentos. Demasiadas personas en la sociedad se aferran al dogma cuando deberían interactuar abiertamente con diferentes ideas.

Por supuesto, esto podría aplicarse a cualquier aspecto de la vida de uno; no solo a la política. Cuando se trata específicamente de política, creo que los filósofos necesitan usar los métodos anteriores para ayudar a la sociedad a cambiarse a sí misma para mejorar. Lo que quiero decir con esto es que, al practicar las habilidades mencionadas, las personas serán más capaces de pensar de manera diferente e imaginar nuevas posibilidades. Si definimos la política en términos amplios como el estudio o la práctica de la organización social, entonces cuantas más personas sean capaces de cambiarse a sí mismas, más podremos mejorar a nosotros mismos, nuestras relaciones con los demás y la sociedad en su conjunto. Esto no significa necesariamente hacer que todos estén de acuerdo (después de todo, los filósofos nunca han estado completamente de acuerdo en nada). Más bien, el acto de interactuar con aquellos que son diferentes a ti te mejorará independientemente del acuerdo.

La relación tampoco debería ser unidireccional. La política también debería influir en la filosofía. Deleuze dijo una vez que la filosofía debería “pensar en el ahora“, y muchos en la Escuela de Frankfurt argumentan que el principal propósito de la filosofía no es desarrollar teorías, sino practicar la crítica. De esta manera, la filosofía nunca debería llevarse a cabo sin prestar atención a las formas actuales de organización social. Se debería escuchar a las voces de fuera de la filosofía, ya que probablemente proporcionarán una visión que los filósofos no pueden obtener por sí mismos.

¿Cómo ha influenciado tu formación en diferentes
universidades a tu enfoque filosófico?

Me enseñaron muchos de los mismos pensadores y escuelas filosóficas en todas las escuelas a las que fui. La mayor parte de mi formación fue en la tradición Continental, aunque cada escuela también tenía un fuerte programa en la historia de la filosofía. Profesores específicos en cada escuela tenían conocimiento de pensadores que los profesores de mis otras escuelas no tenían, pero en cuanto al contenido, no veo mucha diferencia.

Asistí a una institución de pregrado de artes liberales y cuáquera, a una universidad jesuita de tamaño medio para mi maestría, y a una universidad de tamaño más pequeño para mi doctorado. Cada escuela y cada departamento tenían diferentes prácticas y relaciones diferentes que definían cómo los estudiantes se relacionaban entre sí y cómo los profesores se relacionaban con los estudiantes.

Es difícil describir con precisión las diferencias entre las escuelas en una entrevista, así que solo diré que he aprendido lecciones importantes sobre el valor de la comunidad y la importancia de los mentores en cada lugar. Intento desempeñar un papel similar para mis estudiantes y otros en mi vida.

¿Qué desafíos y oportunidades ves
en la enseñanza de la filosofía hoy en día?

Hay bastantes, pero puedo describir uno clave de cada uno. En cuanto a las oportunidades, podemos ver a lo largo del mundo una insatisfacción con el estado actual de las cosas. Esto es, posiblemente, una causa tanto del resurgimiento del extremismo de derechas como del ascenso de políticas más progresistas en algunas áreas, ya que la insatisfacción da lugar a una búsqueda de alternativas al orden dominante. Los filósofos están en una buena posición para señalar alternativas nuevas y diferentes, discutiendo los argumentos a favor de ellas. También pueden recordar a las personas los problemas con las alternativas previamente probadas (por ejemplo, el fascismo).

Un desafío que veo proviene de los crecientes niveles de desigualdad en la sociedad. Cada vez menos personas pueden permitirse centrarse en disciplinas de humanidades como la filosofía debido a su falta de recursos. En su lugar, necesitan estudiar educación vocacional para poder conseguir un trabajo y pagar sus cuentas. Muchas personas que he conocido están interesadas en los temas que se investigan en la educación superior, pero su situación les impide perseguir ese interés. Es una razón por la que me gustaría ver más filosofía pública, ya que si las personas se encuentran incapaces de buscar la filosofía por sí mismas, me gustaría que los filósofos las encuentren.

¿Cómo te mantienes al día con la nueva investigación
y las tendencias en filosofía?

A menudo, cuando tengo una idea para un proyecto, me sumerjo en la investigación sobre el (los) tema(s) sobre los que estoy escribiendo. La investigación que hago para mis proyectos es la forma en que me familiarizo más con las nuevas teorías y tendencias.

Aparte de eso, estoy suscrito a algunos sitios filosóficos y listas de distribución que comparten nuevas investigaciones en filosofía. Y en ocasiones busco un nuevo artículo sobre un tema que me interesa solo para ver qué están diciendo las personas.

Finalmente, asistir a conferencias ayuda, aunque debido a la pandemia y algunos proyectos en curso, hace un tiempo que no voy a ninguna.

¿Qué consejo les darías a los jóvenes filósofos que
están comenzando su carrera académica?

Creo que lo principal es leer sobre cómo funciona el campo al que te diriges, y luego decidir si quieres entrar en él con los ojos abiertos. Recomiendo The Chronicle of Higher Education para aprender sobre la academia, y sitios como el Blog de la APA, Daily Nous, y el propio sitio web de la APA para aprender sobre filosofía.

Encuentro gratificante el trabajo filosófico que hago, pero los altos niveles de competencia en la academia pueden ser estresantes. A menudo necesito tomar descansos deliberados para evitar sentirme abrumado. También me frustran continuamente las jerarquías de la academia que recompensan a los pensadores establecidos mientras dificultan el inicio de una carrera a los jóvenes académicos.

Esto no quiere decir que la academia no tenga sus ventajas. Amo a las personas que conozco en el campo, disfruto de mi trabajo de escritura y enseñanza, y valoro la libertad que tengo. No quisiera intercambiar esas cosas. La mayoría de los problemas que veo tienen que ver con los sistemas en funcionamiento en la academia y las formas en que el dinero y las oportunidades circulan dentro de ellos. Apoyo a cualquiera que quiera seguir una carrera en filosofía, pero no quiero que estén bajo la impresión de que el campo es algo que no es.

Tengo la esperanza de que a medida que más personas de mi generación ocupen los pasillos de la academia, veremos algún movimiento en la dirección de disminuir las jerarquías y la competencia. La tendencia del ‘abandono silencioso‘ que muchos millennials defienden puede ser una señal de que estamos listos para cambiar el campo para que sea más inclusivo y emocionalmente disfrutable.

¿Cómo ves el futuro de la filosofía,
especialmente en relación con los desafíos globales actuales?

Esta es una pregunta importante, pero una que no me siento equipado para responder. Volviendo a mis estudios de complejidad, una de las características de los sistemas complejos es que son impredecibles. Con esto en mente, todo lo que puedo decir sobre el futuro es que veo muchas posibilidades, algunas buenas y otras malas. Espero que las buenas se hagan realidad, pero me resisto a hacer predicciones que no siento que pueda justificar.

Mi esperanza es que la filosofía continúe explorando nuevos territorios e impulsando nuestros intentos en curso de comprender las diversas y profundamente conmovedoras experiencias que la vida ofrece. Me gustaría que nos ayudara a trascender las condiciones que producen nuestros desafíos actuales. Y en una nota personal, me gustaría que continuara sorprendiéndome con su visión de la naturaleza de nuestra existencia.

¿Cuál es tu visión para el futuro del blog
de la APA bajo tu liderazgo?

Estamos ampliando continuamente nuestra cobertura al incorporar nuevos editores de series. También esperamos hacer uso de diferentes plataformas de redes sociales para atraer nuevos lectores. Hay planes para publicar algunos videos. Y en la medida en que el tiempo lo permita, me gustaría ver nuestro contenido difundido haciendo alianzas con otras publicaciones.

Dado que el Blog es un trabajo colectivo de los miembros de la APA, espero que ellos nos ayuden a desarrollar nuestra visión también. Siempre es fascinante escuchar qué ideas tienen los miembros para los artículos y las series.

¿Cómo mantienes un equilibrio entre
el trabajo y la vida personal?

En general, tomo las cosas como vienen y continuamente me chequeo para asegurarme de que estoy haciendo lo que soy capaz, no demasiado o demasiado poco. Dicho esto, tengo un par de reglas prácticas, que cambio según sea necesario:

a) Solo hago el mínimo trabajo necesario durante los fines de semana. Utilizo los fines de semana para pasar tiempo con personas que me gustan haciendo actividades que disfruto.

b) Me reservo tiempo al final del día para relajarme. Usualmente, cocino y veo televisión. A veces juego a juegos de mesa en mi ordenador.

c) Si me siento demasiado estresado al final del día, medito.

d) Hablo con amigos y familiares sobre lo que me frustra, usando lo que dicen tanto como un alivio del estrés como una fuente de consejo.

¿Libros favoritos? ¿Películas? ¿Programas de televisión?

Estos cambian anualmente. Valoro la diversidad de voces que se encuentran en los medios, y continuamente descubro nuevas obras que suben a la cima de mi lista.

Dicho esto, aquí hay algunos medios que he disfrutado recientemente:

Libros: The Neuroscience of Memory de Sherrie All, es una obra de no ficción que encontré útil, mientras que Conversations on Violence: An Anthology de Brad Evans y Adrian Parr, fue el trabajo filosófico más reciente que leí. En cuanto a ficción, he disfrutado de la obra de Jasper Fforde y Dan Simmons, especialmente Thursday Next Chronicles y Hyperion Cantos.

Películas: Me gustó la reciente película de D&D y la película de terror The Menu. Everything Everywhere All At Once fue provocadora y divertida.

Programas de TV: Acabo de terminar Better Call Saul y lo recomiendo. Los próximos programas en mi lista, de los que he visto todas las temporadas excepto la última, son Ted Lasso, Barry y Succession.

Artículo original de:

Miguel Ángel G. Calderón (CEO de Filosofía en la Red):
Mtroe. filosofía y valores, Lic. en psicología organizacional, Est. de filosofía; enfermero.

Nathan Eckstrand (Editor en jefe del blog de la APA):
Profesor Asistente Visitante en la Sam Houston State University. Su tesis doctoral “The Event of Revolution: Theorizing the Relationship between the State and Radical Change” estudia los conceptos de revolución desde la Edad Moderna hasta nuestros días.

Imágenes | Cortesía de Nathan Eckstrand

Cite este artículo (APA): Eckstrand, N & García, M (2023, 27 de junio). Platicamos con Nathan Eckstrand, editor en jefe del blog de la APA. Filosofía en la Red. https://filosofiaenlared.com/2023/06/entrevista-con-nathan-eckstrand
#American Philosophical Association, #apa, #la entrevista, #Nathan Eckstrand

por filosofía en la red

coordina: mtroe. @miguelangelgc | plataforma de divulgación de filosofía | ISSN 2952-1106

error: Content is protected !!