El amor es una construcción social, encarnada de demandas y condiciones, igual que una deuda, en la que entregan tiempo y energía esperando recibir igual o más en el mejor de los casos, una relación de dependencia en la que se pervierte el sexo como si se tratase de un premio o una transacción. En ese sentido, el amor pasional es un aparente convenio social que disfraza el esclavismo al que se somete un hombre ingenuo.

La esencia del amor no reside en la completa entrega de los amantes, sino en la habilidad de cautivar al otro mediante encantos particulares. Según Nietzsche1, el amor se asemeja a las cadenas que atan a un esclavo. Los actos de amor son valorados no tanto por su naturaleza intrínseca, sino por su utilidad.

La esclavitud como necesaria para la felicidad

El amor es uno de los temas centrales en la vida del hombre, por tanto, reflexionar el amor como un sentimiento que disfraza la esclavitud y que augura felicidad, implica romper con paradigmas que muestran al amor como el sentimiento más bello, puro y altruista. Por ende, se identifica que el problema inicial, parte de la concepción subjetiva, donde se la concibe como un proceso complejo necesario para experimentar los diferentes grados de felicidad.

Progresa con las experiencias, demandas satisfechas, pues no hay amor si no se conoce al ser esclavizado y no se puede esclavizar si no se desarrolla la capacidad de amar. Por lo que, el amor es un proceso individual y libre de sometimientos, en el que cada quien escoge que rol tendrá, el de esclavo o amo, que se desarrolla en la medida de su capacidad de madurez y tolerancia.

Cabe resaltar, que en medio de tanta desolación, el amor esclavista aparece como un amor infantil que sigue el principio de: “amo porque me aman”; es decir, te amaré si me amas. Mientras que el amor maduro obedece al principio de: “me ama porque amo”; es decir, reconoce que le ama porque satisface sus demandas y las de su pareja. El amor inmaduro dice: “te amo porque te necesito” (Te complazco en todo, pero no me dejes). El amor maduro dice: “te necesito porque te amo” (te doy lo que quieras porque me gusta hacerlo).

Bajo una perspectiva más objetiva, el amor es imprescindible, pues no es una función vital que acentúe la existencia del hombre y mucho menos que asegure la felicidad. Aunque sí influye en los estados de ánimo. En la praxis, es un proceso agotador en el que todo amante ingenuo estará siempre a la espera de recibir el amor de su pareja de modo altruista y sin condiciones, algo que no sucederá sin dar algo a cambio, como otorgar los derechos sobre su tiempo, una condición casi imprescindible, pues se ve casi a diario en casados y solteros como algo normal. Un ejercicio que a largo plazo se vuelve intolerable o detestable si la comunicación y el encantamiento se acaba.

Conclusión

El amor es esclavista, aunque no lo parezca, ya que no hay otro sentimiento que conlleve a tener un contrato social, legal y hasta económico con otra persona, como el matrimonio, donde los amantes hacen una lista de promesas y compromisos respecto a la fidelidad, estar juntos en todo momento hasta que la muerte los separe, como si anularan sus libertades de ser, creer y hacer, tan cercano a la relación de esclavos y amos. Para los que aún son solteros comienzan a notar cierta infelicidad en la medida que piensan dejar a sus parejas o continuar con la relación, o descubren que son presas de la relación y temen quedarse solos e infelices.

Para entender la relación de amor y esclavitud, cabe remarcar que el amor esclavista funciona como un sistema de recompensas y castigos para obtener conductas deseables, con base en los deseos y el egoísmo propio del ser humano igual a una relación de subordinación entre amo y esclavo, por lo que sería mucho más enriquecedor comprender e indagar el condicionamiento operante previo a establecer una relación afectuosa, de lo contrario se tendría una relación esclavizante, cuya recompensa sería el sexo y la separación como castigo.

Notas

[1] Nietzsche, F. (1986). Humano, Demasiado Humano. (pp 46, 51) Editores Mexicanos Unidos

Artículo de:

Yemi Vaneza Raurau Quispe (autora invitada):
Bachiller en Educación, en la especialidad de Ciencias Sociales; profesora, peruana.

Imagen | Pexels

Cite este artículo: Raurau, Y. (2023, 13 de julio). Amor y esclavismo. Filosofía en la Red. https://filosofiaenlared.com/2023/07/amor-y-esclavismo
#amor, #amor esclavista, #amor romantico, #definición de amor, #tipo de amor

por autores invitados

¿Te gustaría escribir para nosotros? Puedes hacerlo enviando textos de forma esporádica o unirte a nuestro equipo permanente de autores. Para más información, envíanos un mail: contacto[at]filosofiaenlared.com

error: Content is protected !!