Las teorías de la conspiración en la modernidad reflexiva

Podemos definir a las teorías de la conspiración como intentos de explicar las causas últimas de eventos y circunstancias social y políticamente significativos apelando a tramas secretas entre dos o más actores poderosos. Aunque comúnmente se piensa dirigido a los gobiernos, pueden acusar a cualquier grupo percibido como poderoso y malévolo.

Históricamente, las teorías de la conspiración han estado relacionadas con discursos políticos, vinculándose con revoluciones, genocidios, prejuicios, e incluso con ataques terroristas. De un modo más actual, podemos ver que han guiado a la gente a rechazar la medicina convencional al punto de que muchas enfermedades, que en su momento fueron erradicadas, actualmente están resurgiendo1. También han llevado a rechazar el consenso científico, por ejemplo, en relación con el cambio climático o al poner en cuestión la efectividad de las vacunas contra el COVID-19

Tomando en cuenta su gran presencia en el mundo moderno, cabe preguntarse ¿por qué se cree en estas teorías? Aun cuando podríamos decir que no tienen un sustento.

El presente artículo intenta explicar desde las ideas del sociólogo Anthony Giddens por qué algunas personas creen en estas teorías.

El carácter reflexivo
de la modernidad

La idea de reflexividad describe el modo en que las sociedades y los individuos se convierten en autoconscientes y reflexionan acerca de sus acciones y decisiones y aunque tradicionalmente la gente se basaba en normas, autoridades y tradiciones para guiar su comportamiento, en la modernidad reflexiva se cuestionan y reevalúan estas creencias y prácticas establecidas. Los individuos son cada vez más conscientes de las consecuencias potenciales de sus acciones, por lo cual, toman la responsabilidad de darle forma a sus propias vidas y sociedades.

En este contexto, el conocimiento científico y experto toma gran importancia, al ser esencial para la toma de decisiones y acciones en el mundo moderno, reflejando la transición de autoridades tradicionales a una aproximación más crítica e individualizada del conocimiento.

Sociedades modernas
y premodernas

Para entender un poco más a fondo esta distinción entre sociedades modernas y premodernas, recordemos que para Giddens uno de los contextos de confianza en las sociedades premodernas corresponde a las cosmologías religiosas, que responden a los riesgos provocados por influencias mágicas malignas, pero a su vez, fungen como ambientes de confianza que forman un marco de referencia dentro del cual los acontecimientos y situaciones pueden explicarse y responderse. En este sentido, generan un ambiente de fiabilidad en los acontecimientos sociales y naturales contribuyendo al enlace espacio-temporal que en las sociedades modernas se ve afectado por los desanclajes. 2

Giddens entiende por desanclaje el despegar las relaciones sociales de sus contextos locales, reestructurándolas en intervalos espaciotemporales indefinidos. En contraste con las formas premodernas en las que esas relaciones estaban ancladas a un contexto específico (dando así enlace espacio-temporal).

Desanclajes y sistemas expertos

Giddens hace la distinción de dos tipos de mecanismos de desanclaje: por señales simbólicas y por el establecimiento de sistemas expertos (a ambos, en conjunto, Giddens se refiere como sistemas abstractos)3 . Este último mecanismo es el que nos interesa más para los fines del presente artículo.

Con sistemas expertos, Giddens hace referencia a sistemas de logros técnicos o de experiencia profesional que organizan grandes áreas del entorno material y social en el que vivimos. Los sistemas expertos, al igual que las señales simbólicas, desvinculan al ofrecer “garantías” a las expectativas a través del distanciado tiempo-espacio.4 Estas garantías se dan mediante la fiabilidad que se tiene en ellos, es decir, el creer en la autenticidad del conocimiento experto que aplican, algo que normalmente los individuos no pueden verificar por sí mismos.

A diferencia de las cosmologías religiosas, que proporcionaban un enlace espacio-temporal y un marco en el cual se podían explicar los acontecimientos, podemos decir que los individuos en la modernidad reflexiva confían en los sistemas expertos para dar coherencia a sus decisiones y actitudes. Y es aquí que podemos ver esa transición de la confianza depositada en las autoridades tradicionales a la individualización del conocimiento.

Fiabilidad y
seguridad ontológica

Siguiendo por esta línea, está la noción de seguridad ontológica que, para Giddens, en la modernidad reflexiva está basada en la confianza y fiabilidad que depositan los agentes en los sistemas abstractos.5 Recordando que la seguridad ontológica hace referencia a la confianza que la mayoría de los seres humanos depositan en la continuidad de la autoidentidad y en la permanencia de sus entornos sociales o materiales de acción.6

Teorías de la conspiración y
desconfianza en los sistemas expertos

En gran parte de las teorías de la conspiración podemos encontrar una desconfianza en los sistemas expertos, por dar algunos ejemplos: quienes creen que la tierra es plana desconfían de la ciencia convencional como sistema experto; quienes creen que las vacunas contra el COVID-19 tienen microchips que van a controlar a las personas, desconfían no solo de la ciencia convencional, sino también de los gobiernos.  

Siguiendo a Giddens:

Respecto a los sistemas abstractos, desconfianza significa escepticismo, o mantener una actitud abiertamente negativa hacia las pretensiones de validez que incorpora el sistema. (…) En su más profundo sentido, la antítesis de la confianza es un estado mental que se puede resumir mejor como ansiedad o miedo existencial.

Giddens (1994)

¿Qué sucede entonces cuando los sistemas expertos no les dan a los individuos la confianza que les provee de una seguridad ontológica?

Pensamiento mágico-religioso
en las teorías de la conspiración

Para intentar abordar esta cuestión más a fondo, me interesa retomar la perspectiva de Hugo Pérez-Hernáiz acerca de las teorías de la conspiración. De acuerdo con este autor, las teorías de la conspiración pueden entenderse como una respuesta secularizada al problema religioso de la teodicea (intentos de explicar la mal dada la existencia de un Dios omnisciente, omnibenevolente y omnipotente). Su carácter secular se debe a que a partir de la ilustración el hombre debería ser capaz de llegar a un bien común, sin embargo, el mal continúa siendo un obstáculo para las pretensiones humanas. En el mundo moderno la sociedad tomaría el lugar de ese Dios, de modo que, el suponer la existencia de una gran conspiración podría explicar la presencia del mal.7

La cualidad
de la ausencia

Continuando en esta línea, Pérez-Hernáiz hace referencia a lo que él denomina la cualidad de la “ausencia”, que se relaciona con la tendencia de las teorías de la conspiración a aborrecer la casualidad y las consecuencias no esperadas de la acción. Para quien cree en estas teorías, todo evento debe tener una explicación y de toda motivación se desprende una consecuencia registrable, de modo que las “ausencias” de explicación aparente abren la posibilidad de conectar eso que no se explica a simple vista con la conspiración.8

Aquí se puede ver una correspondencia con la idea de Giddens acerca de cómo las cosmologías religiosas proporcionan un enlace espacio temporal. En este caso, se buscaría romper con los desanclajes dándole sentido a acontecimientos sociales, que no se explican de forma evidente, mediante una teoría de la conspiración, evitando así las casualidades y las consecuencias no esperadas de la acción.

Conclusiones

Por un lado, podemos ver que existe una desconfianza en los sistemas expertos que deberían proporcionar seguridad ontológica, pero a la vez, el creer en una teoría de la conspiración proporciona un marco de seguridad para darle coherencia al mundo a partir de esa desconfianza, de modo que se compensa la necesidad de seguridad. Surge, sin embargo, a partir de esa creencia, un nuevo sistema experto que le da solidez a su forma de ver el mundo.

Esto resulta, a mi parecer, en una mezcla entre lo que Giddens observa como premoderno y moderno, pues, aunque el creer en teorías conspirativas podría parecer de tipo mágico-religioso, en realidad se encuentra secularizado al sostenerse en una pretensión de sistema experto que puede llegar a utilizar discursos que en apariencia son científicos, pero que generalmente corresponden a pseudociencias o información falsa.

Notas

[1] Douglas et al., (2019), Understanding Conspiracy Theories, Advances in Political Psychology, Vol. 40, Suppl. 1, 2019, International Society of Political Psychology, pp. 3, 4.

[2] Giddens, A. (1994), Consecuencias de la modernidad, España, Alianza Editorial, pp. 100, 101

[3] p. 32

[4] pp. 37, 38

[5] p. 110

[6] pp. 91, 92

[7] Pérez-Hernáiz, H. (2011), La sociedad iluminada: las teorías de la conspiración como respuesta secularizada al problema del mal en el mundo, Intersticios. Revista Sociológica de Pensamiento Crítico, Vol.5 (1) 2011, pp. 115-122, p. 120

[8] Pérez-Hernáiz, H. (2009), Teorías de la conspiración. Entre la magia, el sentido común y la ciencia, Prisma Social, núm. 2, junio, 2009, pp. 1-17, p. 9

Bibliografía

Douglas, K. et al., (2019), Understanding Conspiracy Theories, Advances in Political Psychology, Vol. 40, Suppl. 1, 2019, International Society of Political Psychology. Understanding Conspiracy Theories – Douglas – 2019 – Political Psychology – Wiley Online Library

Giddens, A. (1994), Consecuencias de la modernidad, España, Alianza Editorial.

Pérez-Hernáiz, H. (2011), La sociedad iluminada: las teorías de la conspiración como respuesta secularizada al problema del mal en el mundo, Intersticios. Revista Sociológica de Pensamiento Crítico, Vol.5 (1) 2011, pp. 115-122. La sociedad iluminada: Las Teorías de la Conspiración como Respuesta Secularizada al Problema del Mal en el Mundo – Dialnet (unirioja.es)

Pérez-Hernáiz, H. (2009), Teorías de la conspiración. Entre la magia, el sentido común y la ciencia, Prisma Social, núm. 2, junio, 2009, pp. 1-17. redalyc.org/pdf/3537/353744575012.pdf

Imagen | Pexels

Cite este artículo: Nava, A. (2023, 14 de agosto). Las teorías de la conspiración en la modernidad reflexiva. Filosofía en la Red. https://filosofiaenlared.com/2023/08/las-teorias-de-la-conspiracion-en-la-modernidad-reflexiva
#modernidad, #reflexividad, #sociología, #Teorías de la conspiración

por Alejandra Nava Hernández

Tesista de sociología en la UNAM. Interesada en los estudios CTS, sociología de la ciencia y de la religión.

error: Content is protected !!