Este ensayo suscribe a una comparación entre la canción Estación del metro Balderas1 de Rockdirgo González del álbum Hurbanistorias y su cover Metro balderas2 de la banda El Tri, del álbum Simplemente.

Aunque el escrito menciona brevemente la controversia generada por la segunda canción, su propósito principal es ofrecer reflexiones surgidas al confrontar estas dos maneras de crear música y los escenarios socio-históricos de la Ciudad de México a los que aluden.

El año 1982 emerge como un hito fundamental en la historia reciente de México, no solo por marcar el final del sexenio del presidente José Guillermo Abel López Portillo y Pacheco3, sino también por ser un año en el que se intentó nacionalizar la banca durante la última fase de su mandato y en el que el fenómeno de la sucesión presidencial, aún presente hoy día, empezó a tomar forma. Pronto se revelaría que Miguel de la Madrid Hurtado sería quien asumiría la banda presidencial el 1 de diciembre de ese mismo año.

En paralelo, 1982 también fue significativo en el ámbito cultural. Un joven que había abandonado la carrera de Psicología en la Universidad Veracruzana para mudarse a la Ciudad de México en 1975 compone “Estación Metro Balderas“, una canción que eventualmente se convertiría en icónica. Aunque la pista fue creada en ese año, no fue hasta 1984, con el lanzamiento de su disco “Hurbanistorias“, que la canción de Rodrigo González se haría ampliamente conocida y reconocida (González, 2019; Castrejón, 2019).

El año 1984 se destaca por varias razones en la historia mexicana, siendo, por supuesto, el año previo al devastador terremoto de 19854 y la muerte de Rodrigo González. Este periodo cobra relevancia por varias razones. La experiencia del terremoto en 1985 puso de manifiesto las debilidades del proyecto revolucionario liderado por el Partido Revolucionario Institucional (PRI)5. A solo tres años de la candidatura presidencial de 1988, el terremoto desentrañó una serie de contradicciones: por un lado, el discurso oficial, que buscaba preservar el poder político, y por el otro, una realidad de viviendas y propiedades devastadas que impulsó una acción ciudadana ante la inoperancia gubernamental. En otras palabras, 1985 evidenció el enfrentamiento entre la ciudadanía y las esferas de poder vinculadas al entonces presidente al partido gobernante.

Así, 1984 se presenta como un año en el que estas contradicciones aún no eran evidentes y en el que prevalecía cierta estabilidad, dado que la disputa por el poder ya había transcurrido y el PRI emergía victorioso, manteniendo su vigencia en el poder. De hecho, el partido aún no se había dividido, y la Corriente Democrática6 no se formaría hasta después del terremoto de 1985. Es por ello que 1984 se percibe como un año de relativa calma antes de que los eventos subsiguientes revelaran las fracturas y tensiones subyacentes en el panorama político y social de la nación.

El año 1984 se erige como un momento de certeza en el escenario político mexicano, transcurriendo ya la celebración de la candidatura presidencial, y otorgando un margen temporal para prepararse hacia la próxima en 1988. Aunque ya se manifestaban cuestionamientos, el PRI aún no se fracturaba, mantenía una unidad y centralización en la figura presidencial, e inauguraba un nuevo sexenio. Mientras partidos y cuadros políticos, como el Partido Mexicano de los Trabajadores (PTM) —que logró su registro en agosto de 1984—, emergían, el PRI aún contaba con militantes ansiosos por perpetuar los postulados revolucionarios y nacionalistas (Icaza, 1984). Existía una cohesión entre estos principios y la tecnocracia emergente, que perseguía la liberalización económica y la fortificación de relaciones comerciales con Estados Unidos. En una metáfora tectónica, las placas de la política aún no se rozaban lo suficiente como para generar fricciones y fisuras. Al concluir 1984, el PRI sentía confianza en continuar liderando el proyecto de nación, mientras que los opositores observaban atentamente al adversario que enfrentarían en la próxima competencia electoral, acercándose gradualmente.

Probablemente, llegamos a la noción crucial de este ensayo: que 1984 es el año de las certezas políticas, tanto para los oponentes como para los afines al partido oficial. Sin embargo, gradualmente esas certezas comenzarían a disiparse hacia finales de ese año e inicios de 1985. A nivel social, había certeza respecto a que la disputa por el poder, cíclicamente sexenal, había concluido con la característica tragicomedia que la definía. Se rumora que este milieu integrado permeó la producción musical, ejemplificado en la canción “Estación Metro Balderas” que, si bien habla de la pérdida de un amor en esa estación, es pertinente considerar su lapsus temporal:

Hace cuatro años que a mi novia perdí. En esas muchedumbres que se forman aquí.

(Gonzales en Lyrics on Demand, s.f.)

Se podría inferir que, en el contexto mexicano, esperar seis años para elegir al presidente de la República no asegura la consecución de un objetivo; más bien, se confirma la pérdida: ya sea del apoyo a un candidato, a un partido o, en otros términos, se tiene la certeza de que una lucha ha concluido y otra comienza con el fin del sexenio. En el caso de la canción de Rodrigo González, se confirma a lo largo de cuatro años la pérdida de su novia en los subterráneos de la ciudad de hierro.

Otra conjetura es que la certeza que emanaba en 1984 terminaría siendo problematizada. Sin embargo, esa coherencia que emerge en el seno de la sociedad mexicana y, en particular, de la Ciudad de México, impregna la canción de Rodrigo, sugiriendo que se manifiesta en estrofas como las siguientes:

Ya lo dijo Freud, no recuerdo en qué lado. ‘Solo es la experiencia que he experimentado’.

(González en Lyrics on Demand, s.f.).

Esta estrofa no solo revela la habilidad de Rodrigo González para integrar su aproximación al psicoanálisis en la historia de un amor perdido en medio de la multitud en la estación, sino que también, en cierto modo, representa una armonía vinculada al año 1984, un período donde las discordias aún no se habían manifestado, ya que todo parecía inmutable. Será el cataclísmico terremoto del 19 de septiembre de 1985 el que desvele estas desarmonías.

En la segunda parte de este texto, así como se destaca esta coherencia en la canción de Rodrigo González, que se alinea con la confianza nacional en la continuidad gubernamental del PRI, se explorará cómo la canción de El Tri7 se erige como una antítesis que emana de una sociedad y un panorama político fragmentados.

Notas

[1] Privado 80´s (2017, enero 05). *ESTACIÓN DEL METRO BALDERAS* – ROCKDRIGO GONZÁLEZ – 1984 (REMASTERIZADO) [Video]. YouTube. https://www.youtube.com/watch?v=aQeLYWin6e0

[2] El Tri (2017, diciembre 03). Metro balderas [Video]. YouTube. https://www.youtube.com/watch?v=xj93RbMJr0A

[3] El sexenio de José Guillermo Abel López Portillo y Pacheco, que tuvo lugar de 1976 a 1982, está marcado por una serie de eventos y políticas que jugaron un papel crucial en la historia económica y política de México. López Portillo, inicialmente celebrado por su promesa de administrar la abundancia derivada del auge petrolero en el país, enfrentó finalmente críticas severas debido a la crisis económica que se desarrolló durante su mandato. La administración intentó nacionalizar la banca y controlar la fuga de capitales en un esfuerzo por estabilizar la economía, decisiones que generaron tensiones tanto a nivel nacional como internacional. En el plano internacional, la nacionalización de la banca y otras políticas económicas adoptadas durante su mandato, se vieron en algunos sectores como proteccionistas y generaron una desconfianza en los mercados internacionales y en el sector privado mexicano. Además, la deuda externa del país se disparó, y la inflación y la devaluación del peso mexicano crearon una inestabilidad económica que tuvo profundas repercusiones en las administraciones subsecuentes. Este periodo en la historia mexicana es fundamental para entender las decisiones económicas y políticas que se tomarían en las décadas siguientes.

[4] Ver: https://es.wikipedia.org/wiki/Terremoto_de_M%C3%A9xico_de_1985

[5] Partido Revolucionario Institucional (PRI): El PRI es un partido político mexicano que fue fundado en 1929, originalmente bajo el nombre de Partido Nacional Revolucionario (PNR), y más tarde se renombró como Partido de la Revolución Mexicana (PRM) antes de adoptar su nombre actual en 1946. A lo largo de gran parte del siglo XX, el PRI fue la fuerza política dominante en México, manteniendo la presidencia del país de manera ininterrumpida durante 71 años, desde 1929 hasta 2000. Durante este período, el PRI se caracterizó por su capacidad para adaptarse y absorber diversas corrientes ideológicas y políticas, lo que le permitió mantener un control sólido sobre la política mexicana. La ideología del partido ha sido descrita en diversos momentos como nacionalista, populista, y progresista, y ha evolucionado a lo largo del tiempo para adaptarse a las cambiantes circunstancias y desafíos políticos. Pese a su prolongado control sobre la política mexicana, el PRI ha sido objeto de críticas y controversias, especialmente en relación con acusaciones de corrupción, manipulación electoral y autoritarismo durante su periodo de hegemonía política.

[6] Surgida en los años 80 dentro del Partido Revolucionario Institucional (PRI) de México, la Corriente Democrática, encabezada por figuras como Cuauhtémoc Cárdenas y Porfirio Muñoz Ledo, abogaba por mayor democracia y reformas internas. Su oposición a las prácticas autoritarias del PRI eventualmente condujo a su separación y a la fundación del Partido de la Revolución Democrática (PRD) en 1989, alterando significativamente el escenario político mexicano.

[7] Banda mexicana de rock, fundada en 1968 como “Three Souls in My Mind” y liderada por Alex Lora. Conocida por letras críticas hacia la política y sociedad mexicanas, cambió su nombre a “El Tri” en 1985, reflejando una actitud subversiva y un compromiso con la identidad mexicana en su música.

Bibliografía

Castrejón (2019, septiembre). El Profeta del Nopal. ADN Cultura. https://www.adncultura.org/rockdrigo-gonzalez-el-profeta-del-nopal

González, J. (2019, septiembre). Fue en la estación del Metro Balderas: Esta es la curiosa historia detrás de esta canción. Sopitas. https://www.sopitas.com/musica/rockdrigo-gonzalez-alex-lora-estacion-metro-balderas/

Icaza,  I. (1984, agosto). El PMT registrado, ¿y ahora qué? En G. S. Hernández y M. E. V. Osorno (Eds.). Insurgencia Popular Forma es fondo (140-143). Lugar Tres Seis Cero.

Lyrics on demand (s.f.). Letras de Rockdrigo González. Letra de Metro Balderas. https://www.lyricsondemand.com/letras/r/rockdrigogonzlezletras/metrobalderasletras.html

Imagen | Wikipedia

Artículo de:

Irving Garnelo Pérez (autor invitado):
Lic. en sociología de la UAM-I. Actualmente cursa la maestría en UAM-C. Autor del recopilado de cuentos “Girasol y otras semillas del 68… otros cuentos”.

Cita este artículo (APA): Garnelo, I. (2023, 23 de octubre). Estación y Balderas. Parte 1 de 2. Filosofía en la Red. https://filosofiaenlared.com/2023/10/historia-cancion-metro-balderas
#armónico, #méxico, #música, #política, #reflexión, #sociedad

por autores invitados

¿Te gustaría escribir para nosotros? Puedes hacerlo enviando textos de forma esporádica o unirte a nuestro equipo permanente de autores. Para más información, envíanos un mail: contacto[at]filosofiaenlared.com

error: Content is protected !!