El LSD y sus efectos psíquicos: la transmigración de medicamento a droga

Aviso importante para los lectores:

Este artículo ofrece una perspectiva sobre el LSD y sus efectos potenciales desde un punto de vista filosófico y descriptivo. Es importante enfatizar que la información aquí presentada constituye una opinión y no debe interpretarse como asesoramiento o información médica. El uso de sustancias psicoactivas como el LSD conlleva riesgos significativos para la salud y su legalidad varía según la jurisdicción.

Para obtener información médica precisa y asesoramiento profesional sobre el LSD o cualquier sustancia relacionada, se recomienda encarecidamente consultar a un experto médico calificado. Este artículo no pretende promover el uso del LSD ni de otras sustancias psicoactivas. Su propósito es meramente informativo y reflexivo, enfocado en el análisis filosófico y cultural de sus efectos y percepciones.

La responsabilidad del uso de cualquier información proporcionada en este texto recae únicamente en el lector. El autor y el sitio web no asumen responsabilidad alguna por las consecuencias que puedan derivarse del uso o interpretación de esta información.

El LSD, papelito o tripi (papel secante) es un tipo de droga alucinógena o en muchos de los casos, psicodélica (desveladores de la mente). El LSD es la dietilamina del ácido lisérgico (LSD-25) o lisérgica (denominación comúnmente internacional); esta sustancia no se encuentra como tal en la naturaleza, ya que es fruto de la semisíntesis o de la síntesis química completa. Fue descubierta (1938) por el químico de Sandoz, Albert Hofmann, mientras estudiaba sustancias derivadas del cornezuelo (hongo parásito) del centeno, como la ergotamina o la ergometría. 

Hemos escuchado mencionar la reacción de la ayahuasca (yage), la cual es una bebida indígena, usada como medicina tradicional en algunos países sudamericanos. Por lo tanto, tiene una serie de efectos alucinógenos y algunas reacciones físicas, como vómito, diarrea, náuseas, etc., aunque su principal objetivo es un encuentro o limpieza espiritual, de forma que el cerebro entra en una “trascendencia” por medio del sueño donde comienza a percibir y experimentar su realidad de manera más psíquica o mística. A menudo podría cuestionarse si es posible llevar a cabo algún tipo de viaje astral, probablemente como método o forma de obtener otros planos de la realidad.

A diferencia del LSD, tras su descubrimiento se pensó que mediante su uso se podría lograr un rápido y adecuado acceso a la conciencia oculta del individuo.

Consiguientemente, la investigación con LSD se redujo drásticamente en la segunda mitad del siglo XX, paradójicamente de forma paralela al desarrollo de sistemas de investigación más modernos y adecuados: a pesar del tiempo que ha pasado desde su descubrimiento, se sabe relativamente poco sobre cómo actúa la sustancia en el cerebro. Debido al desconocimiento que todavía existe sobre como funciona el propio cerebro humano. Al día de hoy, aún estamos lejos de conocer con exactitud los procesos que se producen en nuestro cerebro para generar, por ejemplo, la conciencia de uno mismo o del mundo donde vivimos1

Claro está que bajo los efectos del LSD se mantiene un cierto sentido de la realidad, reconociendo el sujeto que lo que ocurre es fruto de la sustancia, y que a comparación de las llamadas “alucinaciones verdaderas”, por ejemplo, presentes en la esquizofrenia, donde los enfermos viven como absolutamente real lo visto u oído, perdiendo totalmente el sentido de la realidad en sí.2 ¿Pero quién nos asegura a nosotros que estos “enfermos” han perdido su realidad en sí y no es su propia y única realidad, que los mantiene lejos de las otras realidades posibles? 

Los efectos del LSD

Se pueden nombrar como “efectos agudos”que se dividen de la siguiente manera3:

Efectos sobre las percepciones 

Tras el consumo del LSD aparecen cambios en la percepción, sobre todo visual y auditiva. Donde hay una manifestación típicamente de cambio en la forma, color y brillo de los objetos y distorsiones de la imagen corporal. Estos efectos pueden desembocar en la aparición de alucinaciones en las que no existe un objeto de referencia. 

Efectos psicológicos

Las alteraciones de la esfera psicológica pueden desembocar en una sensación de separación de la mente, y el cuerpo, y de fusión del yo con el exterior, además en ocasiones aparece ansiedad, angustia, y miedo, a causa de estos efectos generaría una reacción comúnmente conocida como “mal viaje“.

Efectos somáticos

Se produce una gran dilatación pupilar (midriasis), que persiste durante toda la experiencia y que puede provocar molestia al observar la luz (fotofobia) provocando algún tipo de lesión en las retinas. También produce temblor, hiperreflexia (aumento de los reflejos) y puede ocasionar una franca, descoordinación motora o ataxia, que puede llegar a impedir cualquier tipo de movimiento coordinado. 

Efectos crónicos

El consumo de LSD puede conllevar la aparición de problemas psiquiátricos. Entre las reacciones subagudas destaca el “Flashback”, también conocido como “Trastorno, perceptivo persistente por alucinógenos” que se caracteriza por recurrencia de algunos aspectos de la experiencia con LSD, es decir, revivir posteriormente la experiencia o parte de ella sin estar bajo los efectos de la sustancia, estos pueden aparecer tras un periodo de abstinencia prolongada o entre periodos ingesta regular.

Datos curiosos

> En los cambios más profundos, se pueden desembocar verdaderas alucinaciones, que al contrario de las ilusiones, son el resultado de una percepción sensorial alterada, pero no es necesaria la presencia de un objeto externo, por lo que se genera una imagen completamente irreal.

> Al finalizar el viaje suele aparecer un cierto grado de cansancio físico y psicológico, con la consiguiente necesidad de descanso. 

> Los efectos de la LSD varían enormemente en función de las características del entorno bajo el que se produce la experiencia. Los efectos pueden cambiar según condiciones como la luz, el sonido, los olores, los objetos o el medio natural o artificial donde se realice la experiencia.

> Tan importante o más que la dosis es el contexto donde se realice la experiencia, el lugar, la compañía, situación personal, etc. 

> Estos efectos pueden desembocar en la aparición de alucinaciones en las que no existe un objeto de referencia. 

> Se puede decir que el LSD y el resto de alucinógenos interaccionan con los sistemas responsables del análisis de las sensaciones, de su interpretación y de la posterior generación del pensamiento consciente de las mismas. 

Y por último, como dato más importante, los alucinógenos pueden ser herramientas que permitan conocer los procesos que ponen relación a la mente con el entorno y que eventualmente nos acerque al más grande de los misterios: la relación entre el cerebro y eso que algunos llaman mente, y otros, alma. 

Tomando en cuenta lo mencionado, hice una división entre cerebro, percepción y conciencia y con cada una de ellas, saque los posibles cambios bajo el consumo del LSD: 

Cerebro: desarrolla una serie de alteraciones corporales (somáticas), emocionales y mentales. 

Percepción: ocasiona una alteración de cambios perceptivos de la realidad, también crea una ilusión de que tenemos contacto directo con los objetos del mundo físico y así mismo podemos distorsionar estos objetos, alterando de forma progresiva según el ambiente. 

Conciencia: dependiendo del tipo de estado o nivel de conciencia que tenga el individuo, así misma será la experiencia, de tal modo que puede haber un evento con un “yo” consciente de lo vivido o en diferentes casos sería hacerse “uno con la unidad” como lo mencionaba Jacobo Grinberg en una de sus tertulias.5

Notas

[1] IV1. Introducción (pág. 71) información extraída de: LSD – COLECTIVO INTERZONA – 9788487302237, s. f.).

[2] IV2. La LSD es un alucinógeno (pág. 74) información extraída de: LSD – COLECTIVO INTERZONA – 9788487302237, s. f.).

[3] IV3. Efectos de la LSD (pág. 75) información extraída de: LSD – COLECTIVO INTERZONA – 9788487302237, s. f.).

[4] Jacobo Grinberg hace una gran mención sobre lo que es la conciencia y como entrar en ciertas etapas de ella, así mismo hay otros grandes investigadores que hacen de esta tertulia un espacio de conocimiento: https://www.youtube.com/watch?v=pXPWHtgJOf4&t=451s

Imagen | Pixabay

Cita este artículo (APA): Duque, J. (2023, 28 de noviembre). El LSD y sus efectos psíquicos: la transmigración de medicamento a droga. Filosofía en la Red. https://filosofiaenlared.com/2023/11/el-lsd-y-sus-efectos-psiquicos
#alucinogenos, #Conciencia, #LSD, #percepción, #realidad
error: Content is protected !!