fbpx

Entre el empirismo y el racionalismo existen claras diferencias, mientras que en el empirismo la experiencia es la fuente del conocimiento, en el racionalismo, es la razón. Ambas se mueven por la pregunta sobre el origen del conocimiento humano y esto plantea otra pregunta, ¿es posible que el conocimiento científico trate este tipo de cuestiones?

El filósofo David Hume defendía el movimiento empirista y sobre ello planteó diferentes cuestiones.  La primera consiste en que nuestras ideas son copias de nuestras impresiones y habla sobre ello en su libro “Investigación sobre el conocimiento humano”. Su tesis explica que por muy ilimitado que pueda parecer la libertad de nuestro pensamiento, si observamos más detenidamente veremos que esta, se encuentra entre límites muy estrechos y que el poder creador del espíritu es una facultad de asociar. Todo lo que tenemos en la mente procede de datos sensibles, están las impresiones y siguiendo la teoría psicológica, nuestra mente tiene una capacidad de combinar imágenes y estas impresiones o percepciones están directamente conectadas con lo real y pueden distinguirse en “percepciones fuertes“; que son las impresiones, y se consideran las que golpean al espíritu con fuerza, y las “percepciones débiles“; que son las ideas. El asociacionismo es una crítica a esta teoría, defiende que nuestra mente asocia ideas, copias o representaciones de la realidad, y sin estas asociaciones, no nos podríamos desenvolver en el ambiente, por lo que son bastante útiles, y la mente humana no sería creativa, sino solo asociativa. El inductivismo de Popper viene de esta teoría del empirismo de Hume, por lo que ambos se encuentran en la misma línea.

Otro tema que trata Hume es la causalidad, cuya tesis es: “Estamos determinados solo por la costumbre a suponer que el futuro es conformable al pasado1; el término de costumbre es muy importante, ya que lo relacionamos con el hábito y de otro modo con la experiencia, un claro ejemplo es el del juego del billar, al lanzar la bola, nuestra visión se anticipará al hábito del efecto, y sabremos que esta chocará con otra y se producirá una relación de causa y efecto, pero realmente no podemos percibir la conexión necesaria, en este caso la fuerza o energía que requiere la bola, sino que solo llegamos a percibir sus cualidades sensibles y como se pregunta Hume:

¿Qué razón tenemos para pensar que las mismas fuerzas hayan de estar siempre conectadas con las mismas cualidades sensibles?2

Ninguna. Esto da lugar a pensar que nos guiamos por la costumbre y que esta supone que el futuro conforma al pasado, cosa que nunca podría llevar a cabo la razón. El criterio de verdad del empirismo, que pertenece a la filosofía pragmática, es el utilitarismo, el cual considera que las conexiones que habíamos nombrado con anterioridad, nos facilitan la vida.

La siguiente cuestión que plantea es “de la repetición de un hecho no se puede inferir ninguna ley3”, por ejemplo, si nos ofrecen un pan que por el aspecto físico es similar al pan que solemos comer, veremos claramente que se trata del mismo alimento y repetiremos sin dudar la experiencia, esta experiencia pasada, nos da información de manera cierta y directa sobre objetos y períodos de tiempo precisos en los que tuvo lugar el conocimiento, la mente extrae una consecuencia que ha dado paso a una inferencia, la cual requiere una explicación.

El racionalismo defiende la existencia de un conocimiento anterior a la experiencia, por lo que el ser humano tiene diferentes capacidades con independencia de la experiencia que se obtiene a través de la sensibilidad. Su tesis afirma la existencia de ideas innatas. El innatismo consiste en defender que en la mente hay ideas a priori del conocimiento humano, estos conocimientos también abarcan ideas como la de dios o el infinito. La percepción del origen del conocimiento humano, según los racionalistas, puede ser intelectual, el cual es innato y a priori, o sensible, el cual se adquiere a través del cuerpo y a posteriori. Algunos de los pensadores que seguían esta corriente defendiendo lo racional del conocimiento son Platón y Descartes. Un ejemplo de comparación entre estas dos corrientes de pensamiento es el método pedagógico, que puede ser analítico; concibe la mente como un papel en blanco y el cual correspondería a los empiristas, ya que van de lo simple a lo complejo, y puede ser también sintético; el cual parte de lo complejo.

En conclusión, en el racionalismo la fuente de conocimiento es la razón, y en el empirismo la experiencia es la fuente del conocimiento, además, esta supone dejar preguntas que la metafísica en blanco, como el origen del mundo, o por ejemplo, la existencia de dios. En el empirismo hemos hablado de un filósofo seguidor de este movimiento, el cual trata tres cuestiones: las ideas e impresiones; “nuestras ideas son las copias de nuestras impresiones, la causalidad; “la creencia en la causalidad está fundada en la costumbre”, además en esta teoría de causalidad eficiente no somos capaces de captarla, y por último, el razonamiento inductivo; “de la repetición de un hecho no se puede inferir ninguna ley”.

Notas

[1] Hume, D. (2004) Investigación sobre el conocimiento humano. Alianza editorial.

[2] Ibídem.

[3] Ibídem.

Bibliografía

Descartes, R. (2011) Meditaciones metafísicas. Alianza editorial.

Imagen | Dall-E

Cita este artículo (APA): Postigo, M. (2024, 09 de enero). La experiencia contra la razón. Filosofía en la Red. https://filosofiaenlared.com/2024/01/la-experiencia-contra-la-razon

¡Apóyanos a seguir llevando la filosofía a la red!

La manera más fácil e importante: seguirnos en redes sociales, pero sobre todo: leer y compartir nuestro contenido. Recuerda: filosofiaenlared.com publica artículos inéditos todos los días.

Pero además, puedes hacerlo mediante…

Στοά:el newsletter de Filosofía en la Red. Aunque es de distribución gratuita, contamos con una pequeña sección de suscriptores de pago que tienen acceso anticipado a algunos de nuestros contenidos, entre otras cosas. Tu aporte nos fortalece enormemente.

También puedes hacerte miembro de Filosofía en la Red desde Patreon en donde podrás ver el mismo tipo de contenido que en Στοά.

Así mismo, puedes adquirir nuestras publicaciones en físico por medio de Amazon (Revistas y Anuarios, con distribución internacional) o, si vives en Norteamérica, tenemos playeras de Filosofía en la Red.

O si lo prefieres, puedes hacer una donación por la cantidad que prefieras. Tu apoyo económico nos ayuda enormemente a seguir con la labor.

¡Gracias por estar y formar parte de la comunidad Filosofía en la Red!

#Conocimiento, #David Hume, #dicotomía, #empirismo, #Hume, #Racionalismo

por Maria Lucio

Estudiante de Derecho en la Universidad Complutense de Madrid. Interesada también en filosofía, literatura y arte.

error: Content is protected !!