fbpx

Tendencias para 2024: ¿cómo debemos actuar las y los filósofos?

Editar Filosofía en la Red trae consigo algunas cosas, entre ellas, es el estar pendiente de los trendings para, basándome en ellos, poder calendarizar el contenido que se publica día con día en la plataforma. Hacer una reflexión, no sobre el año que acaba, sino, en un intento profético, en lo que posiblemente vivamos, parece algo de lo más interesante y curioso. Al mismo tiempo, enfatizar que las siguientes líneas no son ningún intento de profecías ni mucho menos, sino simplemente una reflexión entorno hacia el cómo veo –y creo– que se conducirá el año 2024.

Todas estas tendencias, por supuesto, no serán planteadas sin más. La intención no es solo presentar lo que creo que puede suceder a lo largo del 2024, sino principalmente exponer cómo la filosofía –y quiénes nos decimos inmersos e inmersas en ella– podemos o debemos actuar frente a esto.

Inteligencia artificial

Si 2023 fue “el año” de la inteligencia artificial, su sucesor no se quedará atrás. Aunque no creo que se genere tanto ruido como 2022-2023, este año será, para mí, el año de la consolidación. Cada vez estamos más acostumbrados a las inteligencias artificiales, y pese a sus detractores y opiniones encontradas, 2024 creo puede ser un año clave para sentar las bases del futuro.

Una de estas claves debería de ser su legislación. Desafortunadamente para la sociedad, Internet y la tecnología en general, avanzan más rápido que las leyes, pero la Unión Europea –espero– creo, pueden encabezar y liderar la lucha contra las tecnológicas en su afán de potencializar las IA´s sin un marco ético y moral de por medio.

La inteligencia artificial generativa llegó para quedarse. Es imposible e infructuoso querer ir contra la corriente, pero lo que sí debe de cuidarse y vigilarse es cómo será utilizada, las consecuencias que pueda traer para los humanos, y en dónde deberían de estar sus límites.

Y es aquí en donde entra la filosofía, y las humanidades en general. El mundo tecnológico necesita filósofos y filósofas, gente que cuestione las prácticas y el hambre desesperada por tener “la mejor IA“. Se requiere de textos, de opiniones, de discursos, de debates que pongan entre juicio lo que se está haciendo y, más que nada, el hacia dónde estamos yendo. Mucho se dice que la inteligencia artificial traerá consigo nuevos empleos y nuevas oportunidades, pero ¿para quiénes? No todas las personas tienen-tendrán acceso a una formación centrada en tecnología, en matemáticas, en programación. Y si no tienen esas oportunidades, ¿cómo podrán competir en un mundo que apuesta por lo instantáneo y lo rápido, por lo que puede hacer una IA?

Esa es nuestra labor: hacer ruido y pugnar porque el avance, que debe de llegar, sea moral para todas y todos.

Automatizaciones

Aunque va ligado al punto anterior, quise separarlo, ya que técnicamente son dos cosas diferentes. Las automatizaciones son aquellas cosas que hacen la vida mucho más fácil, y que no necesariamente requieren de redes neuronales. Desde que se prenda el foco de tu sala de estar al momento de que tu casa inteligente detecta que llegas, hasta enviar ese correo electrónico a tu jefe muy temprano en la mañana, aunque no te hayas despertado. Todo eso son las automatizaciones que cada vez, de la mano de los asistentes como Siri o Alexa, van ganando popularidad y alcance.

Pero así como para ti es cómodo que la cafetera inicie su proceso 10 minutos antes de que te despiertes, así de cómodo es para tu jefe automatizar cosas que tú puedes hacer, pero que un ordenador programado lo hace más rápido y eficiente. Y a eso nos enfrentaremos cada vez más todas y todos, independientemente de la profesión que desempeñes.

Si bien se dice que a los trabajos físicos es más difícil que llegue la automatización, vemos cómo día con día hay robots en todos lados1. Es una línea muy delgada: por un lado, se critica o cuestiona, pero por otro, desde la perspectiva del empresario, es válido que este busque las formas de reducir costos y aumentar la productividad. ¿Cómo pelear contra eso?

Antes de noviembre de 2022 sucumbiera con la llegada de ChatGPT2, los “creativos” de letras y arte se sentían un poco en lo limítrofe hacia la invasión de máquinas a sus profesiones, pero los LLM3 y Dall-E –entre otros– demostraron que todo lo que un humano puede crear, tarde que temprano una máquina puede replicar. Debatible, claro está, de si es algo original o no, pero en términos prácticos, hemos visto la “invasión” de texto generado por IA en múltiples páginas y servicios, así como de imágenes que reducen la dependencia a los bancos de imágenes como Unsplash y demás.

Todo, por ende, puede ser automatizado y, aunque no muchos lo quieran aceptar, la IA puede propiciar cientos de despidos4. Pero aquí, nuevamente, entramos aquellos que apostamos por la filosofía, por una filosofía no de torres de marfil, sino de la “buena“, de aquella que busca incomodar y hacer mella.

¿Es válido que todo se automatice? ¿Debe de existir un límite? ¿Dónde ponerlo? En Filosofía en la Red, por ejemplo, tenemos al FIRE Bot, nuestro bot que genera contenido filosófico; así mismo, justo en la recta final de dos mil veintitrés lanzamos resumIA, una sección nueva, hecha con IA, que ofrecerá resúmenes a nuestros textos, buscando ofrecer un primer acercamiento, más simple y accesible.

Pero no por ello renunciamos a los humanos. Una cosa es que nos apoyemos del FIRE Bot para generar contenido –material que es revisado, editado y corregido– y otra que optemos cien por ciento por él. Y aquí, en este simple ejemplo, creo que puede estar el meollo del asunto, como se dice: encontrar un punto medio. Como decía en el punto anterior, no podemos ir contra el avance tecnológico, y les guste o no a los puristas, los humanos tendremos que convivir con robots-bots, etc., pero lograr una buena, sana y ética convivencia es labor de las y los filósofos.

Como personas que cuestionamos todo, debemos de plantear cuestionamientos y críticas al camino sin retorno que parece estamos tomando. Nuestra labor en 2024 se debe de enfocar no en hacer una cruzada contra la IA y la automatización, pero sí contra los modelos que buscan simplemente deshacerse de los humanos. Debemos de luchar por la convivencia y no por el desplazamiento.

Realidad virtual-aumentada

La realidad virtual y aumentada son cosas que no ha terminado de cuajar. Hace algunos años muchos soñamos –y creímos– en un futuro idílico con las Google Glass5; pero ha sido durante los últimos años, gracias a Meta, con los Meta Quest; a Sony, con su PlayStation VR; o a Microsoft, con los HoloLens, que la realidad virtual y aumentada no ha quedado en el olvido, aunque sí ha quedado convertido en algo de nicho.

Pero 2024 va a modificar esto debido a Apple. No creo que llegue a una masificación –al menos de momento– pero lo que nadie puede negar es el hecho de que las Apple Vision Pro6 pondrán, de nuevo y con más fuerza, la idea de un mundo virtual sobre la mesa.

Aquí, nuevamente, entramos los críticos, los inconformes, los que cuestionamos todo. ¿De verdad estamos preparados –mentalmente– para un mundo al estilo Ready Player One7? ¿Realmente queremos algo así? Personalmente, no lo creo. Necesitamos más contacto humano, más realidad. Y si los y las filósofas no lo decimos, no lo denunciamos, podemos ser cómplices del levantamiento de una sociedad virtual.

Monopolios

Este año estuvo marcado por dos intentos de compras de mega-corporaciones: Microsoft buscando complar a Blizzard8; y Adobe queriendo comprar Figma9. Ambas compras se vieron sometidas a las investigaciones de la Comisión Europea, la CMA (Autoridad de Competencia y Mercados de Reino Unido) y la Comisión Federal de Comercio (FTC) de Estados Unidos. La primera logró cerrarse en octubre de 2023, tras 20 meses de pugnas en tribunales; la segunda compra se cayó10.

2024 será un año en donde alguna de las Big-Tech buscará comprar. Ya hay muy poco margen para la innovación, y cuando esta se acaba, lo mejor es “comprarla”. Afortunadamente, estamos viviendo una era en donde los intentos de compra se están mirando con lupa en pro de evitar la consolidación de monopolios. Eso es bueno, y aquí las humanidades juegan un papel crucial: poner en tela de juicio todo, alzar la voz y opinar sobre aquello que en el horizonte se vea como un intento de control. Y este intento de monopolización no solo aplica a lo tecnológico, debemos de mirar con detalle cada evento, cada intento de compra, cada paso que dan “las grandes” compañías, en todos los frentes. Es clave que el poder esté distribuido.

Guerra

Un tema espinoso. De esos que sabemos que se debe de hablar, pero que nadie quiere hacerlo. Ya hemos visto el paso de los meses en Rusia y Ucrania, y este año fuimos testigos del reavivamiento del conflicto en Gaza. Ambos eventos –si bien no los únicos conflictos bélicos en el mundo11– lograron ser trending cuando iniciaron, escandalizaron a cientos de espectadores (sí, ahora vemos las guerras, como si de un show se tratara), generaron reacciones y protestas, pero… meses después forman parte del día a día, las noticias no las cubren como antes y lo que generó impacto en un primer momento se ha convertido en parte de la cartelera. Tristemente, creo, la guerra, en esos dos frentes –y en los ya existentes-, seguirán, y nosotros, los que vemos los telediarios, seremos parte del público cautivo que se acostumbra a ver y escuchar que hoy han muerto unos cientos más de seres humanos en esos lejanos lugares.

Está en nosotros, aquellos que escupimos a la cara de los demás que nos dedicamos a las humanidades, tener voz, mantenerla, alzarla, cuestionar, criticar. En un mundo que cada vez apesta más a mierda, con una humanidad que se empeña en destruirse, nosotros y nosotras, las y los filósofos, debemos de hablar y protestar. En la guerra siempre pierden todos y todas. Nadie gana. Protestar, hablar, escribir y actuar debería ser nuestra consigna en este año que inicia. No permitamos que las personas, ni nosotros, nos acostumbremos a la guerra. Esta apesta, siempre, y desde las humanidades, deberíamos hacerlo siempre patente.

“Amor mundial”

Contrastando un poco lo anterior, de julio a agosto el mundo se unirá como suele hacerlo cada dos años. En esta ocasión el freno y la unidad no será por un mundial de fútbol, sino por los Juegos Olímpicos de París. Pan y circo. Por 18 días el mundo no hablará de otra cosa que no sea lo que sucederá en Francia. Los problemas globales pasarán a ser un ápice para darle luz a una “justa mundial”. ¿Realmente debemos gastar tanto en ello? ¿Necesitamos “unirnos” con unos juegos? Pero, sobre todo, esta unidad, ¿es auténtica?

El planeta está polarizado. Hay naciones en guerra, hay conflictos políticos, acabamos de salir de una pandemia. Ante tanta asquerosidad lo que menos necesitamos es ese pan y circo que dan los eventos masivos. Pero sucederán, y eso nos conducirá a miles de artículos, opiniones y reflexiones que hablarán de Grecia, del espíritu olímpico, de los deportes.

Aquí la filosofía tiene una ventana importante: aprovechar que Grecia se pondrá un poco de moda para hablar de todo lo que trajeron los griegos, entre ello, la filosofía. Ojalá que sepamos aprovechar esas oportunidades de exposición para sembrar la semilla filosófica.

Política mexicana

Como apartado final, algo muy personal, o más bien, algo que no impacta a todo el mundo. Este año son las elecciones presidenciales del país en el que vivo: México; al mismo tiempo, a finales del año, tomará posesión el nuevo líder del ejecutivo, que en esta ocasión será –muy altamente probable– una mujer. No se me da muy bien hablar de política –en el sentido popular de lo que por política se entiende– pero más allá de lo que implica que una mujer en un país machista asuma la presidencia, hay muchos matices de por medio: el partido político de la virtual ganadora, el mismo que del actual presidente, un grupo populista y de extrema “izquierda“, que poco o nada han dejado al país.

El pulso político mexicano, e incluso latinoamericano, es sin duda interesante. Será un año complejo y delicado en muchos sentidos para México. Tiempos convulsos para una sociedad que no siento esté preparada para ello.

Antes de indagar sobre lo que pudiera aportar la filosofía, un aporte curioso: mucho se ha hablado de lo que implicará que México tenga una presidenta, y de que esto habla de una sociedad avanzada, pero México ha hecho cosas increíbles antes; por ejemplo: en 1867 los mexicanos eligieron como presidente a un indígena, Benito Juárez, siendo con esto el primer indígena en América Latina en ocupar dicho cargo12.

Dado un panorama tan intenso, retomo. ¿Qué puede aportar la filosofía a las elecciones presidenciales?: pensamiento crítico. Aunque el juego electoral mexicano parece más un montaje que una competición, con dos candidatas13, pero con una señalada por el poder para ser la sucesora, las campañas son más un protocolo que una realidad. Aunque, a pesar de eso, la reflexión crítica, el cuestionamiento ácido, las preguntas incómodas deben de ser la punta de lanza de nuestras voces. No permitamos que la gente se aborregue. El deber de las y los filósofos está en incomodar en quiénes quieren ocupar puestos públicos, nuestra misión debería de ser el plantear los escenarios pertinentes para realmente sacar la verdadera identidad de, en este caso, las políticas que buscan la silla presidencial.

Sea que quede la que todo México va a quedar –por mandato presidencial-, los y las filósofas debemos de, en este año electoral, hacer lo que mejor sabemos hacer las personas que nos dedicamos a la filosofía: no parar en nuestros eternos porqués.

Conclusiones

Espero que este ejercicio imaginativo te haya gustado. No sé qué tan acertado esté con mis suposiciones del año 2024, pero ojalá que las preguntas y planteamientos aquí formulados te inviten a hacerte los tuyos. Este año, como todos, estará lleno de retos y dificultades, pero desde la filosofía podemos hacer ruido y generar planteamientos que logren incomodar y replantearse cosas.

Notas

[1] EL PAÍS. (2023, 23 de octubre). AMAZON incorpora en sus almacenes a robots humanoides que trabajan junto a sus empleados | EL PAÍS [Video]. YouTube. https://www.youtube.com/watch?v=V3zOqrrtbrA

[2] Edwards, B (2023, 1 de diciembre). Año uno de ChatGPT: así ha cambiado el mundo desde la llegada del chatbot de OpenAI. WIRED. https://es.wired.com/articulos/ano-uno-de-chatgpt-asi-ha-cambiado-el-mundo-desde-la-llegada-del-chatbot-de-openai

[3] Un modelo de lenguaje colosal​ o LLM, también llamado modelo de lenguaje de gran tamaño, es un modelo de lenguaje que consta de una red neuronal con muchos parámetros, entrenados en grandes cantidades de texto sin etiquetar mediante aprendizaje autosupervisado o aprendizaje semisupervisado.​

[4] Edwards, B (2023, 6 de septiembre). Gizmodo en Español sustituye escritores por inteligencia artificial. WIRED. https://es.wired.com/articulos/una-ia-me-quito-el-trabajo-literalmente-gizmodo-sustituye-al-personal-en-espanol-por-la-inteligencia-artificial

[5] Marquez, J. (2023, 19 de marzo). Qué fue de las Google Glass, las gafas inteligentes que causaron furor y acabaron siendo olvidadas. Xataka. https://www.xataka.com/realidad-virtual-aumentada/que-fue-google-glass-gafas-inteligentes-que-empezaron-siendo-furor-acabaron-siendo-olvidadas

[6] Ver: https://www.apple.com/apple-vision-pro/

[7] Ver: https://youtu.be/QxVvk-OuJb0?si=N5scLdKiUgrwCY2D

[8] Novedades sobre Microsoft y Activision Blizzard – Centro de noticias. (2022, 18 de enero). https://news.microsoft.com/es-es/2022/01/18/novedades-sobre-microsoft-y-activision-blizzard/

[9] Marquez, J. (2023, 28 de noviembre). Adobe acordó comprar Figma por 20.000 millones. La operación se ha topado con dos obstáculos: la CMA y la Comisión Europea. Xataka. https://www.xataka.com/empresas-y-economia/adobe-acordo-comprar-figma-20-000-millones-operacion-se-ha-topado-dos-obstaculos-cma-comision-europea

[10] Lacort, J. (2023, 19 de diciembre). Adobe renuncia a comprar Figma. La presión regulatoria evita la que iba a ser una de las mayores ventas de la industria. Xataka. https://www.xataka.com/empresas-y-economia/adobe-descarta-compra-figma-presion-regulatoria-anula-mayores-compras-tecnologicas-historia

[11] Senra, R. (2023, 29 de noviembre). Qué otras guerras hay ahora en el mundo (además de Gaza y Ucrania) y cuáles son los efectos colaterales de que atraigan menos atención. BBC News Mundo. https://www.bbc.com/mundo/articles/cprpn7re7dxo

[12] Benito Juárez, el primer presidente indígena de América Latina. (n.d.). http://legislaturaqueretaro.gob.mx/benito-juarez-el-primer-presidente-indigena-de-america-latina/

[13] Cruz, J. (2023, 11 de septiembre). Claudia Sheinbaum y Xóchitl Gálvez: quiénes son las candidatas que competirán por ser la primera presidenta de México. Newtral. https://www.newtral.es/candidatas-elecciones-presidenciales-mexico/20230908/

Imagen | Dall-E

Cita este artículo (APA): García, M. (2024, 01 de enero). Tendencias para 2024: ¿cómo debemos actuar las y los filósofos? Filosofía en la Red. https://filosofiaenlared.com/2024/01/tendencias-2024

¡Apóyanos a seguir llevando la filosofía a la red!

La manera más fácil e importante: seguirnos en redes sociales, pero sobre todo: leer y compartir nuestro contenido. Recuerda: filosofiaenlared.com publica artículos inéditos todos los días.

Pero además, puedes hacerlo mediante…

Στοά:el newsletter de Filosofía en la Red. Aunque es de distribución gratuita, contamos con una pequeña sección de suscriptores de pago que tienen acceso anticipado a algunos de nuestros contenidos, entre otras cosas. Tu aporte nos fortalece enormemente.

También puedes hacerte miembro de Filosofía en la Red desde Patreon en donde podrás ver el mismo tipo de contenido que en Στοά.

Así mismo, puedes adquirir nuestras publicaciones en físico por medio de Amazon (Revistas y Anuarios, con distribución internacional) o, si vives en Norteamérica, tenemos playeras de Filosofía en la Red.

O si lo prefieres, puedes hacer una donación por la cantidad que prefieras.

¡Gracias por estar y formar parte de la comunidad Filosofía en la Red!

#2024, #automatizaciones, #entre bits, #IA, #monopolios, #realidad aumentada, #realidad virtual, #reflexiones, #tendencias

por Miguel Ángel

ceo de filosofía en la red, drando. en Filosofía, mtro. filosofía y valores, lic. en psicología organizacional, PTB en enfermería; catedrático de licenciatura en la Universidad Santander (México)

error: Content is protected !!