Una mañana como cualquier otra, al abrir los ojos, Gregorio Samsa se percató de un acontecimiento que cambiaría su destino: se había convertido en un terrible insecto. Así como nos narra Franz Kafka en “La Metamorfosis (1915)”, en la literatura encontramos diversos ejemplos que nos hablan de los sueños y su vínculo con la realidad misma. El mundo onírico resulta una fuente inagotable de análisis de diversas ramas del conocimiento y dentro de la filosofía podemos encontrar diversos ejemplos, sin embargo, en el presente artículo nos centraremos en el pensamiento de María Zambrano, específicamente en su obra “El sueño creador (1965)”.

En el vasto universo de la filosofía, hay voces que resuenan más allá de las páginas de los libros, trascendiendo el tiempo y el espacio para nutrir nuestras reflexiones y provocar nuevas formas de entender el mundo. Entre esas voces, la de María Zambrano destaca como una luminaria en el firmamento de la filosofía contemporánea española. Profunda, poética y profundamente reflexiva, Zambrano no solo abordó cuestiones filosóficas fundamentales, sino que lo hizo con una perspectiva única, influenciada por su contexto histórico y su propia experiencia vital. En el corazón de su pensamiento yace una noción fascinante: el sueño creador.

Para Zambrano, el sueño creador no es simplemente un fenómeno nocturno que experimentamos mientras dormimos, sino un acto vital de imaginación y resistencia que trasciende las limitaciones de la realidad concreta, pues Zambrano menciona “que lo que aparece y es aceptado como real se percibe como estando ya ahí antes de ser permitido1”.

Es importante tener en cuenta que los sueños tienen una relación estrecha con la realidad y la conciencia que se tiene de ella. Por eso mismo, la autora señala que soñar es ya un despertar2. Esta afirmación, en apariencia paradójica, arroja luz sobre la naturaleza de la vigilia y la atención, sugiriendo que ciertos estados de conciencia pueden ser entendidos como sueños, y que solo al trascenderlos alcanzamos un verdadero despertar.

La atención, esa facultad que delineamos como aquello que define los contornos del yo, se convierte en el foco central de esta reflexión. Es a través de ella que nuestra psique se vuelve total y perfectamente consciente de todo lo que nos rodea. Sin embargo, Zambrano nos advierte sobre los peligros de una atención ejercida de forma continua y sin interrupciones. Nos sumerge en una pasividad que nos absorbe por completo, limitando nuestra visión del tiempo a un perpetuo presente sin pasado ni futuro.

La atención se convierte así en el horizonte de nuestra conciencia, determinando lo que podemos ver y comprender en el presente. Pasado y futuro se desvanecen en este punto fijo, dejándonos atrapados en un estado estático y seguro de sí mismo. Esta visión cartesiana del estar consciente nos sumerge en una especie de letargo, donde la actividad constante nos impide despertar a una realidad más profunda.

Sin embargo, Zambrano nos ofrece una salida de esta prisión del presente. Nos invita a considerar la posibilidad de trascender la atención constante y adentrarnos en lo que ella llama “el regazo materno del Ser“. Aquí, la vida se detiene y se absolutiza, permitiéndonos experimentar la plenitud del ser en lugar de simplemente “vivir” de manera superficial.

El tiempo, esa realidad mediadora entre el estar consciente y la posesión del Ser, cobra una nueva dimensión en esta reflexión. Se convierte en un camino para el hombre, lleno de vacíos y desafíos que nos llevan hacia el despertar del ser. Este despertar, aunque paradójico y misterioso, nos ofrece la posibilidad de experimentar la vida en su estado puro y bienaventurado.

No obstante, esta búsqueda del despertar no está exenta de dificultades. El hombre se encuentra constantemente saltando entre el estar y el ser, sin poder detenerse en ninguno de los dos sin perder su libertad. Se ve sometido a un forzado nomadismo, siempre en busca de una realidad más profunda y significativa.

En este contexto, surge la pregunta inevitable: ¿es posible escapar al tiempo sin prescindir de él? ¿Podemos encontrar un sentido trascendente en medio de esta danza perpetua entre el estar y el ser? Ortega y Gasset nos advierten sobre los peligros de deslizarnos en la vida sin un propósito definido, señalando que la verdadera vida solo puede ser alcanzada a través de la creación consciente de nuestra propia órbita.

En última instancia, esta reflexión nos lleva a considerar el ideal inalcanzable de un despertar constante y una vida plenamente consciente. Aunque puede parecer un objetivo lejano, María Zambrano nos recuerda que al ser humano le está exigido despertar, a pesar de los desafíos y obstáculos que se interponen en nuestro camino. Es en la búsqueda misma que encontramos la verdadera esencia de nuestra existencia, y es en el despertar constante que encontramos la promesa de una vida más plena y significativa.

Porque toda la vida es un sueño y los sueños, sueños son.

Pedro Calderón de la Barca

Notas

[1] Zambrano, M. (2011) El sueño creador. Madrid: Alianza Editorial, pp. 59

[2] Ibídem, pp. 87

Imagen | Unsplash

Cita este artículo (APA): Garza, M. (2024, 27 de abril). El sueño: entre el tiempo y la realidad. Filosofía en la Red. https://filosofiaenlared.com/2024/04/realidad-y-tiempo

¡Apóyanos a seguir llevando la filosofía a la red!

La manera más fácil e importante: seguirnos en redes sociales, pero sobre todo: leer y compartir nuestro contenido. Recuerda: filosofiaenlared.com publica artículos inéditos todos los días.

Pero además, puedes hacerlo mediante…

Στοά:el newsletter de Filosofía en la Red. Aunque es de distribución gratuita, contamos con una pequeña sección de suscriptores de pago que tienen acceso anticipado a algunos de nuestros contenidos, entre otras cosas. Tu aporte nos fortalece enormemente.

Así mismo, puedes adquirir nuestras publicaciones en físico por medio de Amazon (Revistas y Anuarios, con distribución internacional) o, si vives en Norteamérica, tenemos playeras de Filosofía en la Red.

O si lo prefieres, puedes hacer una donación por la cantidad que prefieras. Tu apoyo económico nos ayuda enormemente a seguir con la labor.

¡Gracias por estar y formar parte de la comunidad Filosofía en la Red!

#filósofas, #María Zambrano, #realidad, #sueño, #tiempo
error: Content is protected !!