Artículo publicado originalmente el 20 de mayo del 2016 en la versión anterior de Filosofía en la Red. Artículo reescrito y adaptado a los estándares actuales de la Plataforma.

En la mayoría, por no decir todos, de los compendios sobre la historia de la filosofía, no se suele incluir a la filosofía oriental dentro de la misma. Además, en toda la reflexión occidental sobre la misma, se ha seguido al idealismo para dividir las distintas etapas, doctrinas y autores. No discutiré ese último punto. Lo que sí voy a sostener es que la razón por la que usualmente no se incluye la filosofía oriental en la historia de la filosofía: es porque, definido claramente, no existe la filosofía oriental. Me explico.

No tengo duda alguna de que existen filósofos orientales en la actualidad (chinos, rusos, japoneses, indios, vietnamitas, árabes…) con temas y propuestas interesantes qué ofrecer, que además llegan a ser estudiadas y debatidas en muchas facultades de filosofía. Oriente siempre ha llamado la atención a los que estamos “del otro lado“. Tampoco dudo que existieron figuras notables que podemos identificar como grandes pensadores: Confucio, Lao Tzu o Mozi me parecen ejemplos paradigmáticos. Esto es algo parecido a lo que para mí es el hecho de que no existe la filosofía latinoamericana. Hay filósofos en Latinoamérica, importantes, interesantes e irrelevantes también. Hubo en otros tiempos pensadores también.

Sin embargo, la filosofía es una disciplina que sabemos bien nació en occidente, más en específico en Grecia. La razón por la que la historia de la filosofía que se muestra en los cursos no suele incluir a pensadores orientales, es porque estos:

1) Están desconectados por completo del desarrollo cultural e histórico de occidente. Las ideas de Confucio o de Lao Tzu son de enorme importancia para entender la historia de China, pero irrelevantes para comprender cómo se llegaron a formar los grandes sistemas filosóficos de la historia, como los de Platón, Aristóteles, Tomás de Aquino, Kant, Marx, etc. La historia de estos sistemas filosóficos, en cambio, sí se encuentran íntimamente ligadas. No podríamos comprender de qué habla Kant sin antes saber qué dicen Hume, Leibniz, Descartes y Spinoza. A su vez, no entenderíamos bien a estos sin ver quiénes están detrás.

2) Podemos otorgarles la categoría de “grandes pensadores” a personajes como Confucio, Lao Tzu, Mozi, Charvaka, Buda, etc. También podemos reconocer que estos se plantean problemas importantes con una innegable conexión entre sus preguntas y las problemáticas de la realidad (social y natural). Sin embargo, no es posible hablar de sistemas filosóficos elaborados por estos pensadores. Su obra se encuentra mezclada con la de pupilos y partidarios de ellos, al igual que buena parte de esta es indistinguible del misticismo y la religión. La historia de la filosofía es en realidad la historia de los sistemas filosóficos.

3) La filosofía en su historia se caracterizó por ser una disciplina que, si bien apela a la reflexión y la contemplación, también hace uso de la razón. Antes de la “independización” de las ciencias, la filosofía buscaba brindar tanto respuestas a cuestiones éticas, metafísicas y gnoseológicas, como cosmológicas, biológicas y naturalistas. Luego de su división en el camino de la madurez científica, la filosofía se ocupó —y se ocupa hasta nuestros días— del estudio de los fundamentos y problemas generales de las distintas partes que componen los sistemas sociales y culturales. Los problemas ontológicos, éticos, gnoseológicos, epistemológicos, axiológicos, semánticos y lógicos, se examinan hoy día a la luz de sistemas filosóficos acorde con el conocimiento científico actual. Nada de eso se observa en cualquier propuesta moderna basada en las ideas de cualquier místico oriental, que es lo que son justamente los que suelen ser llamados “filósofos orientales“: en realidad fueron místicos, que como todo místico de épocas antiguas, cuestionaba sobre problemas importantes, pero sus propuestas eran insuficientes o desconectadas de estos.

Para mí, estas son las principales razones por las que no existe la filosofía oriental como tal. Existe el misticismo y las religiones de oriente; también existen filósofos en la actualidad (lo mismo que en cualquier parte del mundo), y también existieron pensadores notables y —hasta cierto punto— admirables en la historia de oriente, los cuales dieron forma en gran medida a las culturas de aquella parte del globo.

Ahora bien, si definimos la filosofía de forma trivial como sinónimo de pensamiento, como “amor a la sabiduría“, entonces sí podríamos afirmar que existe las filosofías orientales. Pero si somos más precisos y la definimos en conjunto con su historia, entonces la debemos valorar como la disciplina que se ocupa del estudio de los sistemas filosóficos que se sucedieron en la historia hasta la formación de las disciplinas filosóficas modernas; si, por el contrario, la definimos como disciplina académica, esta se ocupa del estudio de los fundamentos y problemas generales de las manifestaciones culturales (ciencia, arte, política, religión…).

Así, a modo de conclusión, podemos asegurar entonces que la historia del pensamiento de oriente antiguo es una parte de la historia de la humanidad separada de la historia de la filosofía y de la filosofía moderna.

Imagen | Unsplash

Artículo de:

Daniel Galarza Santiago (colaboración):
Lic. en Filosofía (Universidad de Guadalajara), con especialidad en filosofía de la ciencia. Creador de los blogs “El escéptico de Jalisco” y “La pipa de Russell”.

¡Apóyanos a seguir llevando la filosofía a la red!

La manera más fácil e importante: seguirnos en redes sociales, pero sobre todo: leer y compartir nuestro contenido. Recuerda: filosofiaenlared.com publica artículos inéditos todos los días.

Pero además, puedes hacerlo mediante…

Στοά:el newsletter de Filosofía en la Red. Aunque es de distribución gratuita, contamos con una pequeña sección de suscriptores de pago que tienen acceso anticipado a algunos de nuestros contenidos, entre otras cosas. Tu aporte nos fortalece enormemente.

Así mismo, puedes adquirir nuestras publicaciones en físico por medio de Amazon (Revistas y Anuarios, con distribución internacional) o, si vives en Norteamérica, tenemos playeras de Filosofía en la Red.

O si lo prefieres, puedes hacer una donación por la cantidad que prefieras. Tu apoyo económico nos ayuda enormemente a seguir con la labor.

¡Gracias por estar y formar parte de la comunidad Filosofía en la Red!

#filosofía oriental, #Historia de la filosofía, #misticismo, #pensamiento oriental

por archivo

Artículos publicados en la versión anterior de Filosofía en la Red (previo al 11 de septiembre del 2020). Se publican como parte del proceso de rescate de textos.

error: Content is protected !!